#EntrevistaUB | Mangan desde Miami: la energía de Viniloversus

Desde un estudio de grabación en Miami, Orlando Martinez, baterista de Viniloversus, nos da algunas señas de lo que será el nuevo disco y camino de la banda. También nos revela un poco de lo que ha estado creando durante esta pausa de más de dos años. El tiempo alejado de los escenarios, lo ha invertido en su propia marca de arte llamada "Ikorma", la cual lleva junto a su padre Iñaki Martinez

En un sitio privé de La Sabana, estado Vargas, conocí a Mangan. Entonces era un chamito que jugaba con baquetas en una banda de garage que tenía un sonido muy adolescente. Fue una Semana Santa de pecados capitales, un poco antes del Nuevas Bandas que impulsó a Viniloversus hacia la escena musical.

Por la misma época, yo jugaba a leer tarot e invocar espíritus, pues había mucho tiempo libre para perder. Lo traigo a colación porque recuerdo perfectamente el momento en el que Mangan me pidió que leyera su mano. Muy rutinaria pase mi vista por las líneas que predicen la longitud y calidad de vida, el amor, la descendencia y personalidad. Fue una simple lectura, si es que era eso lo que hacía. Por lo que quedé «ponchada» cuando el baterista preguntó que si no veía la V de Viniloversus en su mano. Era verdad, estaba ahí y en su mirada decidida.

Más de 10 años después y a través de un teléfono, vuelvo a presenciar esa confianza de Mangan por lo que vendrá, por lo que quiere lograr, esa seguridad en sus capacidades y determinación en su labor como baterista y artista plástico.

En una entrevista de personalidad, a propósito del próximo disco y gira de Viniloversus, Orlando Martínez (Mangan) asegura que cada día se levanta a dar lo mejor de sí, porque ha decidido dedicarse a su pasión: el arte.

Confiesa que no se siente avergonzado de las oportunidades que le ha brindado la vida, que sobre ellas ha construido la relación con su banda y su propia marca de obras de arte. Asegura que no se ve haciendo otra cosa que no sea arte, en sus diferentes manifestaciones, y que siempre y en cualquier circunstancia trabajará por sus sueños.

—¿Qué has estado haciendo en estos dos años de descanso?

—Durante estos años de descanso estuve desarrollando mi proyecto como artista plástico. Un proyecto que se llama Ikorma que tengo en conjunto con mi padre, quien ha sido toda su vida artista plástico. Bueno, durante estos dos años, me tomé el tiempo de hacer varias exposiciones, sumarle mucho a la obra. Inclusive aprender muchísimo y ponerme a experimentar con la plástica. Antes, con «Vinilo», no tenía el tiempo, como lo tuve en estos dos años. Fue una experiencia bien chévere porque tuvimos la oportunidad de hacer cosas divertidas como tener exposiciones en Maracaibo y aquí en Miami., donde estamos residenciados ahorita.

—Cuéntanos un poco más de esas exposiciones y últimos proyectos que tuviste con Ikorma

—Estuve exponiendo un concepto llamado Musicons. Es una búsqueda de unir la plástica con la música. Creamos estas series que en su primera edición las presentamos en el Maczul (Museo de Arte Contemporáneo del Zulia). Participamos Rodrigo Solo, todo el proyecto de solista de Rodrigo (Gonsalves), y la parte de la plástica Ikorma.

Musicons es un concepto en que un artista plástico pinta un rostro o retratos de figuras de la música. En la mitad de la sala están los retratos y en la otra mitad hay un pequeño concierto, tocando canciones de los ídolos pintados. En este caso habían muchos venezolanos como Cayayo Troconis, pero también estaba John Lennon o Jannis Joplin. Entonces, se llama Musicons porque son íconos musicales.

El año pasado tuvimos la oportunidad de presentarlos allá en Maracaibo. Si Dios quiere, este año se va a estar presentado en Madrid con unos artistas de allá y una banda. Es un concepto que me pareció a mí la manera más chévere de expresar lo que yo amo…. Y lo que amamos.

Marley ikorma

—¿Quién fue el productor de ese evento?

—El productor general fui yo con mi manager Alberto Cabello. Pero es una idea que nació del colectivo Ikorma, que somos mi papá y yo, y de otras personas que trabajan con nosotros. Rodrigo, por ejemplo, también nos ayudó muchísimo a conceptualizar la exposición y formó parte de todo.

—Después de estos dos años de creación, ¿qué sientes más cercano a ti: la música o la plástica?

Lo que pasa es que no los veo por separado. Yo me considero un artista y dentro del arte cabe todo. Con la banda, bastante tiempo atrás, hemos hecho videos de nosotros, hemos hecho piezas audio-visuales. Siempre he dibujado y hago música.Para mí todo es lo mismo. Sin embargo, obvio, no puedes comparar la adrenalina que genera estar montado en una tarima que hacer una pieza de arte. En ese sentido, son dos mundos bastante separados. Sobretodo porque uno está en una banda de Rock n’ Roll.

 

—¿De qué vives actualmente? ¿Crees que puedas vivir de la música o el arte?

Mangan 1

Yo me dediqué a ser artista desde hace muchísimos años. He tenido la dicha de que mucha gente ha creído y me ha apoyado. Ha habido momentos difíciles y momentos más fáciles. Pero para mí, esto es lo que sé hacer. Yo soy una persona creativa que por medio de la composición puedo expresarme, ya sea visual, sea con música o de cualquier manera.

«Siento que tengo un mensaje y esta es la manera más fácil de llevarlo. Mi filosofía es que uno tiene que perseguir lo que le guste y debe perseguir sus sueños para realmente ser feliz. Estoy agradecido de poder estar ahora en donde estoy, casi 10 años después de haber ganado el Nuevas Bandas. Solamente espero lo mejor y claro que sí voy a hacer siempre arte, es lo que amo y no me veo haciendo ninguna otra cosa».

—¿Cómo han recibido los críticos de arte a Ikorma?

Ese es un mundo bastante difícil y la verdad es que yo no sería la persona para responder esa pregunta. Habría que preguntarle a ellos. Cada opinión es muy particular, pero te puedo decir que la gente que a mí me importa, y por la que hago el arte, pues les ha gustado mucho. Tomando a ellos en cuenta ha tenido una aceptación bastante chévere.

Es una proyecto joven que está naciendo y que se sigue construyendo. Pronto vamos a dar buenas noticias, porque vamos a estrenar una página bien divertida. En unos meses probablemente estará al aire. No puedo revelar mucho todavía.Venimos con muchas cosas y estamos muy agradecidos de estar aquí.

IkormaLab

—¿Cuál fue tu formación en la plástica?

Formalmente no tuve una educación en esto. Sin embargo, he tenido una educación pues mis dos abuelos trabajan muy bien la madera. Uno torneaba, otro tallaba. Mi abuelo también fue pintor y mi papá –que es la otra cara de Ikorma, porque el concepto es un artista a cuatro manos– sí estudió por muchísimos años arte con el profesor Miguel Renaunt. De una u otra manera mi papá fue siempre mi maestro. Yo muchas cosas las aprendí con él.

Para mí el arte es muy natural. Estuve acostumbrado siempre ha tener en la casa pinceles y acceso a materiales. Yo digo que Ikorma es un arte mío, inspirado en el arte de mi papá y transformado por él, porque es un constante cambio de ideas. Desde chiquito, mi artista favorito y que más me ha influenciado es mi papá

Ikorma 1

—Sobre su nueva ciudad de residencia ¿Cómo los ha recibido Miami?

A Vinilo no los ha tratado, porque apenas anunciamos que volvimos y ahora estamos empezando. En este momento que hablo contigo se están grabando las guitarras de lo nuevo que viene por ahí.

Me tendrías que llamar como en 2 meses. Pero aquí nos hemos conseguido a varios amigos y estamos trabajando con ellos, como lo son Carlos Imperatori y Rudy Pagliuca, que han trabajado ya en nuestros primeros tres discos. Estamos muy felices y tratando de abrirnos nuevos horizontes, realmente.

Mangan baterista

Viniloversus se estará presentando el próximo 15 de abril en el local nocturno Twelve, en la ciudad de Miami. Será el primer show de una serie de conciertos para Estados Unidos y Venezuela que todavía están por confirmarse. También trabajan en un cuarto disco de estudio, bajo la producción de Carlos Imperatori y Rudi Pagliuca. Actualmente se concentran en que este trabajo conquiste al mercado norteamericano.

Este reencuentro de la banda sucede luego de más de dos años desde su último concierto en le EA Fest de Maracay, el 15 de diciembre de 2013. Entonces no se anunció ninguna separación, pero se conoció sobre algunos proyectos personales que cada uno de sus integrantes emprendió, como el lanzamiento de «Rodrigo Solo» o el desarrollo de Ikorma por parte de Mangan. Hoy se plantean la vuelta a los escenarios, quizás para celebrar los 12 años de la banda, o los 10 años de haberse alzado como mejor agrupación en el Festival Nuevas Bandas.

Mangan asegura que vienen con un montón de ideas y sonidos nuevos, pero revela pocas ideas concretas sobre el proyecto:

—¿Me puedes adelantar el nombre del sencillo o algo del disco?

No te puedo decir nada porque saldrá por el canal de Vinilo a su debido tiempo.

—Hay quiénes los tildan de «sifrinos» (acomodados), y dicen que ganaron -hace 10 años- el festival Nuevas Bandas por tener plata ¿Qué le puedes decir a esa gente, o qué opinas al respecto? 

No es por defender un punto. Si lo dicen que lo digan. Yo, la verdad, es que no me voy a apenar y mentir de la situación. Yo estoy más bien agradecido de lo que me ha tocado vivir y todos los días me paro, doy lo mejor de mí mismo y eso es lo único que cuenta. Las situaciones de vida son diferentes para todos y siempre va a haber gente que va a estar mucho más arriba que yo y siempre habrá gente que lamentablemente estará más abajo que yo. Esa es la vida. Lo que pasa es que en un país tan dividido como Venezuela, que en los últimos años hemos tenido tan malos gobernantes y tal desastre, pues bueno, hay muchos demonios que realmente no suman sino restan. Hay que sumar y ya, todo lo que reste no hay que pararle mucho.

—¿Crees que en su momento, una banda de adolescentes que no hubiera podido comprar la mejor guitarra, la mejor batería o el mejor bajo, hubiera también podido ganar el Nuevas Bandas?

Sin duda.

—Hoy en día sabrás que la industria musical de Venezuela ha mermado ¿Qué pudieras recomendar a los muchachos que quieran tener una banda como lo es Vinilo, O’Kills o la Vida Boheme?

El otro día nos hicieron esta pregunta, lo estábamos conversando entre nosotros y Adrian dio una respuesta que creo es bastante acertada. Hace 10 años cuando ganamos el Nuevas Bandas las cosas estaban igual. No había nada. Fue sencillamente las ganas de hacer algo que volvió a activar la escena y que logró ese gran boom de muchas cosas. Cuando nosotros empezamos, tampoco había nada. Quizás Papashanti que había dejado de tocar desde hacía un rato y había tenido un follow up. Pero nosotros hicimos lo que toda banda de Rock n’ Roll hace. Empezar a tocar en los bares, ir para todos los lugares y eso fue creciendo. Obviamente, rodearnos de las personas más profesionales que creíamos y sencillamente buscar consejo de quienes nosotros pensábamos que podían llevar nuestro arte al mejor nivel. Es lo mismo que hacemos hoy en día. No ha cambiado nada realmente.

—¿Antes de estar en Viniloversus conocías bares de Rock en Caracas? ¿Cuáles frecuentabas?

Me mataste, ni me acuerdo. Lo que pasa es que yo arranqué con Vinilo desde antes de poder entrar a bares. No es que estaba por bares ahí todo el tiempo sino que digamos que nosotros creábamos nuestros espacios. Me acuerdo que armábamos shows en piscinas, casas de amigos. Era más una movida under. Ya cuando empezamos a tocar fuimos conociendo los bares de rock.

—¿Si vinieras a Caracas mañana a qué bar quisieras ir para escuchar buen rock?

Siempre me gusta mucho La Quinta. Me parece un bar chévere. Conozco a la gente, siempre nos han tratado súper bien. Me gustaría que el Moulin Rouge estuviera en una zona menos peligrosa y que no se hubiese vuelto todo tan complicado con la inseguridad, porque creo que el Molino es uno de los bares más cool y Rock n’ Roll de toda Venezuela.

—¿Influencias, tu oído ha evolucionado en sus gustos con el tiempo?

Desde siempre he sido amante de los Beatles. Mi mamá me enseñó todo su repertorio, ella es una gran fanática de John Lennon. Compartimos eso. Creo que ella me influenció muchísimo porque inconscientemente me metió la música en la mente. Siempre estuve escuchando música con ella. Pero lo que a mí me gusta de la música es que siempre hay material nuevo y siempre estará evolucionando.

«Si me entrevistan dentro de 20 años diré lo mismo. Aunque te puedo decir que estoy escuchando ahorita. Estamos escuchamos una banda que se llama The London Souls tuvimos la oportunidad de verlos aquí. Se estuvieron presentando en un festival aquí pequeño y los conocimos, súper cool. Son de Nueva York y tocan Rock n’ Roll. Te pudiese decir también de una banda inglesa que se llama Royal Blood. Durísimo, solo bajo y batería y la parten. Escuchando muchos géneros, también ampliando. Por ejemplo, aquí somos fanáticos de Jungle, una banda que es muy dancing y que no tiene que ver mucho con el Rock n’ Roll ni nada, pero tiene un trabajo vocal impresionante. Eso es algo en que nos hemos enfocado. En ponerle un poco más de trabajo vocal al nuevo material de «Vinilo».

—¿Vas a cantar tú?

Sí. Si Dios Quiere.

—¿Habrá canciones en inglés en este nuevo disco?

Todavía estamos trabajando. Hay muchas canciones, por supuesto en español, y en inglés pudiese ser, pero no sé. Ya se verá. Todavía estamos con la música.

—¿Cómo te preparas para el 15 de abril en Twelve?

Súper chévere. Ahí estaremos estrenando un par de canciones de lo nuevo y vamos a ver qué tal. Será la primera ventana para mostrar el material nuevo.

—¿Ya tienen otros eventos, cómo está el calendario?

Estamos confirmando. Ojalá se confirme Venezuela.

—¿Qué opinas de la revista UB. La comprabas de chamo, cuando era Urbebikini?

-Yo la verdad es que no la compraba mucho, pero siempre que la veía por ahí me la vacilaba porque siempre había unos culos divinos.

—¿Alguna chica UB favorita?

No tengo ni idea.

—¿Actriz porno favorita?

—Yo soy malísimo con los nombres. Esta prueba me la tienes que hacer con las fotos.

—Identificas formas, no sustantivos.

Total. Concepto de artista (risas)

—¿El baterista de una banda corona tanto como el frontman?

No…. No no no. Depende pues, hay bandas en que la estrella es el baterista. Pero lo normal es que el frontman es mucho más estrella y muchos más reconocido en todos lados.

— A veces definen a cada uno de los músicos de la banda según estereotipos. Si el frontman es la estrella, los bajistas son incomprendidos, los guitarristas son divas, ¿qué son los bateristas?

La energía, el corazón, dicen por ahí

—¿Qué es lo que más extrañas de Venezuela?

Lo que extraño muchísimo es el Ávila. Para mí esa montaña es mágica y es un lugar súper especial. Por supuesto, uno quiere volver aunque entendemos que la situación ahora no es la mejor.

Nosotros siempre nos planteamos como meta conquistar otros mercados. Pero dada la situación del país tuvo que ser un poco más… No digamos apurado, sino de la manera menos adecuada, la más apresurada. La industria de la música en Venezuela se deterioró bastante y tuvimos que salir a buscar nuevos horizontes.

Fue muy chévere porque permitió que cada uno de los miembros de «Vinilo» se dedicara a crecer personalmente, a trabajar en proyectos por separado y ahora que nos volvemos a reunir en un mismo cuarto a crear.

pedro graniris mangan