Nombre: Luis Carreño. Apellido: El que hace la voz de Bob Esponja

La serie animada Bob Esponja -o SpongeBob SquarePants- está celebrando 20 años. Y el venezolano Luis Carreño -actor y locutor- festeja también sus 18 años aportando la voz para la audiencia latina

A la pregunta clásica de “cómo fue que decidiste dedicarte a esto” habrá muchas respuestas pero ninguna será del tipo “mi sueño siempre fue trabajar en doblaje de dibujos animados”. Porque se le llega por distintos caminos: por locutor, por actor, por curioso, por talento natural, porque alguien te lleva, porque te enseñan y resulta un buen negocio. O por todas juntas.

A estas alturas Luis Carreño sonríe cuando le dices que es una estrella del doblaje. La verdad es que lo es. Caraqueño, desde hace 18 años le da voz a Bob Esponja, el curioso y desquiciante personaje que por estos días celebra dos décadas de su estreno en televisión.

¿Y cómo fue que llegó al personaje? Hace 18 años probó suerte en un casting. Y quedó. Eso es todo. Ya Luis era uno de los talentos que entraba y salía de los estudios de la productora Etcétera –hoy Etcétera Group- donde por aquel entonces se hacía el doblaje de telenovelas brasileñas y de montones de series de televisión animadas, eso que la gente de cierta edad llama “comiquitas”.

“Claro, al principio para mí era un personaje más de Nickelodeon y fue una buena noticia quedar seleccionado”, explica: “Pero el tema aquí es en lo que se convirtió la serie. Yo arranqué en la segunda temporada y de pronto, ya en la tercera, Bob Esponja despegó hasta convertirse en un símbolo de la cultura pop mundial. La magnitud de su impacto era algo que no podía prever en ese momento”.

Tampoco podía imaginar hasta dónde iba a impulsar su propio nombre. Cuando dice “Luis Carreño, el que hace la voz de Bob Esponja” suelen pasar cosas buenas: risas, conexiones inmediatas de simpatía, puertas que se abren, trámites de visa que resuelven sin mayor trauma… Y, claro, la solicitud: “Habla ahí como Bob, pues”.

La celebración de los 20 años de Bob Esponja le acaba de dar una demostración. Estuvo en Ciudad de México entre el 5 y el 11 de agosto en una agenda de eventos y reconocimientos que no paró.

“Hicimos una transmisión de televisión abierta con Televisa en la que utilizamos una aplicación creada por una empresa mexicana llamada ONEM Studios. Es una aplicación de reconocimiento facial que permite que interactúes en tiempo real con la gente: en pantalla se ve el personaje mientras hago el doblaje de lo que dice en vivo. Fue una locura”.

Como parte de ese cumpleaños también ha hecho unos cuantos videos especiales y ha tenido participaciones en campañas de alianzas con marcas como Timberland y Nike que van a sacar líneas con la imagen de Bob Esponja.

luiscarreñoBob3

Ese viaje le permitió reflexionar sobre dos cosas especialmente: “Fue impresionante constatar del nivel de popularidad que tengo yo, Luis Carreño, en México. No me lo esperaba. Pero te das cuenta de que la gente a la que le gustan las series animadas investiga mucho sobre ellas. Hicimos un live muy exitoso que se promocionó como una conversación con Luis Carreño y en 45 minutos logramos más de 7 mil interacciones, con preguntas muy interesantes sobre mi trabajo”.

La segunda cosa no es tan grata: “Me pegó un poco que en Venezuela no tienen mucha conciencia de este tipo de cosas, muchos de los logros de los venezolanos fuera del país están eclipsados por el tema político”.

El mil voces
¿Y cómo se imagina uno la voz de una esponja amarilla que vive en una piña en el fondo del mar?

Ya alguien lo había hecho: Tom Kenny. Para el casting, esa era la referencia: es lo usual en este oficio. Pero un día Luis decidió añadir un toque personal: la risa. “Primero te acercas lo más posible a la voz original, es lo que marca la pauta. Pero luego vas aderezando eso con tus ideas. En este caso la particularidad está en la risa. La risa del Bob Esponja latino es diferente a la original en inglés. Con ese elemento quería diferenciarlo, identificarlo como con un sello latino. Eso pasó en los primeros capítulos. Grabamos una secuencia en la que se reía mucho y probé con esa risa. Al ingeniero de grabación le gustó, lo mandamos, salió al aire así y se quedó. Fue como poner una banderita ahí”.

Contrario a lo que pudiera pensarse por la situación en Venezuela, la actividad en Etcétera no ha parado. Sigue siendo el lugar de los doblajes para el mercado latinoamericano. Para Bob Esponja solo Luis Carreño graba fuera del país desde que se mudó a Miami a finales de 2014. Y lo hace justamente en un estudio de Etcétera en esa ciudad.

La historia de Carreño con esta productora es larga. Tanto que comienza con su hermano mayor, Frank Carreño, un duro en estos asuntos: la voz de Pinky, para tener solo una referencia.

“Frank es actor de teatro y de doblajes. Nosotros somos cuatro hermanos en un hogar de padres divorciados, así que muchas veces a Frank le tocaba cuidarme. A finales de los años 80 él estaba con la Compañía Nacional de Teatro y yo crecí en ese ambiente de ensayos, teatro, de Rajatabla. Y también del doblaje. Él trabajaba con Etcétera y llegó un punto en el que le dije que yo quería hacer eso también. A los 17 años firmé mi primer contrato. Grababa tres veces a la semana, salía del colegio y me iba a pie al estudio… El primer sueldo, 7.500 bolívares de entonces, me lo eché comiendo paella en una tasca de la avenida Solano… Ni sabía las vueltas que iba a dar en esta industria”.

luiscarreño

Después de tantos años en esto, son unas cuantas vueltas… La primera voz que hizo –a los 16- fue la de Reno, en la telenovela brasileña Pantanal. A partir de ahí la lista es larga y se le añaden películas, especiales de TV, series y publicidad. Todo lo relacionado a Bob Esponja desde el año 2000, incluyendo los largometrajes; montones de animés, y títulos como Catdog, Max Steel, Los jóvenes titanes, Justice League Action, Las nuevas aventuras de Batman, Liga de la Justicia Ilimitada, Batman del futuro, Fenomenoide, Doctor Who, Transformer… Para ponerlo claro: le ha dado voz a El Guasón, a Dog, a Max Steele, a Star Cream y hasta a el ilusionista Chriss Angel y recientemente se encargó de la dirección de doblaje de la serie Nobel, de Netflix y de la película A Kid Like Jake.

Sí, son unas cuantas vueltas. Y Luis ha ideado una manera de compartirlas. Ya la probó en Cuernavaca, México: “Tuve la oportunidad de estrenar una conferencia a la que titulé ‘Una voz, mil historias’. En líneas generales es una conversación sobre cómo acceder a la industria si te gusta el mundo de la voz. Se trata de compartir el know how de lo que he aprendido estos años: cómo actuar en estudio, cómo trabajar en una redacción, cómo negociar… Y luego un recorrido por las voces que he hecho en estos 28 años de carrera. En octubre regreso a México para presentarla nuevamente y quiero llevarla por toda Latinoamérica porque quiero encontrarme con la gente. Ojalá pudiera llevarla a Venezuela”.

Mientras tanto, hay mucho Bob Esponja en agenda: en este momento está grabando la nueva temporada -la 13- del personaje creado por el biólogo marino Stephen Hillenburg y se prepara para el próximo largometraje que debería estrenarse a mediados del año próximo.