<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Okills: “Dimensión Caribe habla de puros guayabos reales”

La banda venezolana Okills recientemente sacó su disco “Dimensión Caribe”, trabajo colorido pero que trata temas tristes en el que resulta interesante la mezcla de géneros. Aquí conversamos con su vocalista

Okills: “Dimensión Caribe habla de puros guayabos reales”

Okills, al sol de hoy, es una agrupación internacional que recorre géneros musicales a placer, cosa que los separa de la típica banda de rock venezolana. Aunque esto se lo puedan cuestionar, siguen haciendo lo que quieren y lo toman como una virtud: les ha funcionado y así lo demuestran con el reciente lanzamiento de su nuevo disco titulado “Dimensión Caribe”.

La banda -integrada por Alberto Arcas (voz y guitarra), Kevin Yousef (bajo), Alejandro Batista (batería), Leonardo Jaramillo (guitarra) y Carlos Jorge (guitarra)- ha consolidado más de 10 años de carrera musical y con este suman tres discos en su repertorio, cada uno distinto al otro.

Actualmente tienen más 300.000 oyentes mensuales en Spotify y superan los varios millones de usuarios que escuchan sus canciones en esta plataforma y en Youtube.

Representados por Universal Music, “Dimensión Caribe” contó con la participación de Camilo Lara, Juanes, Cheo Pardo (ex integrante de Los Amigos Invisibles) y Tainy (el genio detrás de muchos reguetoneros famosos) como productores.

No residen en Venezuela. Como muchas bandas y artistas, dieron un salto hacia México en 2015, cercanos a lanzar su segundo disco y tras tocar en el cierre del Festival Nuevas Bandas, con lo que concluían su gira de ese mismo año.

En julio ya estaban instalados en Ciudad de México lo que, contando con más de 30 millones de habitantes, supone un cambio notable.

Conversamos con Alberto Arcas, vocalista y guitarrista de la banda. Es decir, el chamo que siempre está en el medio en las fotos y los videos.

¿Es México el lugar ideal para un músico latinoamericano? ¿Por qué?

-Creo que México es el lugar indicado porque aquí está gran parte de la industria, también está cerca de Estados Unidos y está ubicado entre ese país y el resto de Latinoamérica. Siempre está pasando algo, hay muchas marcas, hay actividades, shows en vivo, por la cantidad de gente, etcétera. Me parece un lugar adecuado para los artistas en general, no solo para los músicos.

¿Consideran que Okills dio un salto hacia lo comercial a propósito o están haciendo la música que siempre quisieron hacer?

-Siempre hemos hecho la música que nos gusta. A mí me gusta la música comercial, a la banda también y todos tenemos nuestros gustos raros y culposos. Mi gusto raro sería una banda que se llama Los Hacheros y también me encantan los Backstreet Boys. No nos incomoda hacer reguetón, salsa, cumbia, rock. Eso es lo que hace a Okills. Hacemos la música que nos gusta.

“Dimensión Caribe” habla de un guayabo ¿imaginario o real?

-“Dimensión Caribe” habla de puros guayabos reales con nombre y apellido.

¿Cuáles son los géneros del Caribe? ¿Cuáles incluye el disco?

-Verga, son miles de géneros, desde los tambores que se tocan en las costas venezolanas, los de la colombiana, Puerto Rico, no sé… Está la plena, el joropo, cumbia, reguetón, bachata, cumbia mexicana, colombiana, vallenato… miles. Nosotros agarramos los principales, que son los que se conocen en todo el Caribe. El merengue, la bachata, el reguetón que es como dembow, salsa, un poquito de samba y un pelo de rock alternativo. Unos más que otros. Algunos “envenenaos”, pero por ahí va.

okills

¿En qué exponentes musicales caribeños se inspiran?

-Juan Luis Guerra, Carlos Vives.. en Aventura para el tema “Café con chocolate”, en Lionel Richie (que aunque no sea caribeño es un negro con sabor), en Cultura Profética…

¿Hay lugar para el reguetón en Okills?

-Hay lugar para lo que sea que le gusta a Okills, también para el reguetón aunque lo satanizan. Para nosotros se trata de crear la música que queramos, sin prejuicios y sin límites. No nos vendimos a nada, nos gusta lo que hacemos.

¿Cuál es su reguetonero favorito?

-Daddy Yankee. El disco “Barrio Fino” de Daddy Yankee marcó todo. Uno más pequeño tal vez, Crudo Means Raw. Épico.

¿Se transforman por la dificultad de ser una banda de rock en una época gobernada por el reguetón y el trap?

-No, más bien lo contrario. Si oyes “Reiniciando Transmisión” es un tipo de disco. Después “América Supersónica” es un poco más latino, y ya “Dimensión Caribe” es mucho, mucho, más latino. No nos transformamos para entrar, vivimos en transformación. Obviamente ser una banda de rock es complicado, pero ahí tienes a Zoe, por ejemplo. El rock sigue siendo gigante. Babasónicos es otro ejemplo.

¿Creen que una canción puede cambiar al mundo?

-Sin peo. Sí. Súper sí. El arte, las cosas hechas con pasión, son las que cambian al mundo. No existe fuerza más poderosa para cambiar al mundo que una persona inspirada, para bien o para mal. Creo que los cambios más grandes en la historia se han dado por eso, por figuras y momentos marcados por una idea.

Tú ves, tomando un mal ejemplo de la historia de la humanidad, el nacionalsocialismo de Hitler y ese tipo era fan de Beethoven, de las obras de teatro, todos sus discursos se inspiraban en eso.

Con el Covid19, ¿es momento de componer o lanzar un disco?

-Es momento de todo menos tocar en vivo. Hay que lanzar, ensayar, componer. Hay que crear. No nos debe limitar esto, sino que debemos aprender a sacarle provecho. También aprender de nuestros errores, porque si como mundo seguimos haciendo las mismas estupideces entonces va a seguir pasando lo mismo.

¿Qué canción que no sea suya les gustaría haber escrito?

-“El Niágara en bicicleta” me hubiese encantado.

Dicen que el fútbol es más que un deporte. ¿Qué más es la música aparte de ser una gente tocando y cantando?

-La música es vida. Es lo que mantiene a mucha en constante superación. Hay gente que escucha un tema y le provoca hacer ejercicios. Escuchas una canción que te gusta y te genera serotonina. La música inspira, motiva y te pone a hacer, es vida.

¿Qué necesita cambiar “la movida” musical venezolana?

-Sería osado de mi parte decir “cambiar tal cosa”. Lo que ha dañado a la música venezolana en temas de exposición es el chavismo. Spotify no “marca” en Venezuela, si hay 2 millones de venezolanos escuchando tu música, Spotify no lo marca. Dentro de lo malo o lo bueno, han salido de Venezuela a representarnos con mucho trabajo personas como Servando, La Vida Boheme, nosotros mismos.

-¿Okills sueña con sonar en todos lados y volver a Venezuela?

-Las dos. Soñamos con las dos. Nuestra disquera está en México y tenemos muy pendiente regresar. Pero claro, todo artista quiere sonar o ser reconocido en el mundo, me parece lo ideal y es algo con lo que soñamos.

-¿Es más fácil “levantar” un proyecto aquí o allá?

-Son diferentes momentos de la historia para cada país. Evidentemente, sacar un proyecto como Okills adelante en Venezuela con todo el tema de las divisas, la masificación de la información y el acceso limitado a internet, te lo hace más complicado. Pero en México también por razones distintas. Por la cantidad de gente tienes más oferta musical, más competencia. También debe ser complicado levantarlo en Chile o en Argentina, por otras razones. Depende también de tu constancia y tus ganas. En Venezuela es complicado levantar un proyecto artístico, pero tampoco es imposible.

Ronda Ping Pong:

Músico venezolano favorito: Oscar D’Leon

Músico internacional: Incubus

Canción triste (no de ustedes): El gran varón, de Willie Colón.

Canción feliz (no de ustedes): Shiny Happy People, de REM.

Canción para tirar: I belong to you, de Lenny Kravitz.

Rapero venezolano: Ramsés (McKlopedia).

Un lugar de Venezuela: Morrocoy, Los Roques, Pantaleta.

Un lugar del mundo: Puerto Rico.

Una comida: Cachapita con pernil y queso y una frescolita.