¿Pizza o heroína? Distintas tentaciones, misma adicción

Aunque parezca una idea algo loca, según nuevos estudios científicos la pizza podría tener el mismo efecto en el organismo que algunas drogas adictivas como la heroína o la cocaína.

¿Pizza o heroína? Distintas tentaciones, misma adicción

Según el estudio “Which Foods May Be Addictive? The Roles of Processing, Fat Content, and Glycemic Load”, se comprobó el parecidos biológicos en los patrones de disfunción relacionados entre adictos a ciertas comidas y las personas dependientes a sustancias alucinógenas, a través de distintas investigaciones neurológicas.

Esto es debido a que algunos algunos alimentos -al pasar por procesos específicos de cocción- tienden a cambiar sus características naturales que incrementan su grado de adicción en sus componentes, tal como ocurre con las uvas cuando se fermentan en vino, las amapolas o el apio.

En el caso de la pizza, al ser una comida compuesta que contiene altos grados de azúcares, grasas y carbohidratos refinados generan un resultado en el cerebro distinto al cualquier otro alimento, el cual produce una reacción similar a la cocaína o a la heroína.

Este mecanismo resulta idéntico al de dichas drogas ya que a mayores estímulos, mayor es la recompensa y mayor la necesidad de consumirla de nuevo.

Partiendo de este punto científico, podría ser entendible la gran cantidad de obesidad en todo el mundo por la comida chatarra, pero es que a final de cuentas, son muy pocas las personas que se pueden resistir a un buen pedazo de pizza y no sucumbir ante el vicio.