Profesión u oficio: salir de joda con Neymar

Debe ser un trabajo duro, porque lo pagan muy bien: ser uno de los compañeros de rumba de Neymar, ir a las mejores fiestas, formar parte de su círculo de "amigos"

Profesión u oficio: salir de joda con Neymar

Imagina que tu amigo, un deportista de élite, es millonario y su ficha es la más costosa en la historia de la disciplina. Súmale que el tipo se emparranda cada vez que tiene la oportunidad y, claro está, al tratarse de una figura pública de su talla, asiste a eventos de prestigio, lujo, esplendor. Nada que ver con los matinés a los que ibam cuando eran chamos. Además, te paga por abrir espacio en su agenda para ir de fiesta.

Sí, el trabajo soñado existe y lo ocupa un amigo de Neymar.

En el mercado de verano del 2016, el PSG negoció con el Barcelona el pase del brasileño. La transacción se concretó por 245 millones de dólares, una marca exorbitante que hasta el momento no ha logrado ser superada. Mientras agita redes en Francia, su cuenta bancaria crece. El año pasado, por ejemplo, se embolsilló 105 millones de dólares entre contrato y patrocinios, lo suficiente para unos cuantos servicios en el local de moda de París o Ibiza, uno de sus lugares favoritos para maltratar al hígado tanto como los rivales lo han hecho con sus piernas.

Guilherme Pitta es el hombre detrás de las fiestas a las que acude el goleador. Como parte del “Toiss”, grupo de amigos que los acompaña a todos lados desde que partió desde Brasil a España en 2013, es una figura clave en sus actividades para dejar atrás lo que pasa sobre el gramado y enfocarse en la juerga.

Citas junto al piloto Lewis Hamilton, otro atleta que gusta de la movida nocturna, y encuentros con modelos de Victoria’s Secret forman parte de las prioridades cuando el balón no está en sus pies.

FBL-FRA-LIGUE1-PSG-STRASBOURG

Mientras Ney disfruta de las fiestas más envidiables del mundo y tú presumes de los 15 años de tu prima, en Cataluña aún se ve con recelo su vida nocturna, dividiendo a la fanaticada el pasado verano ante lo que podía ser su retorno al reino del bien portado Messi.

Neymar nunca está solo. Para trascender más allá de la disciplina tiene de su lado un séquito de amigos que a la vez transitan como empleados para el óptimo desarrollo de su imagen. Además del caso de Pitta, al menos otros cuatro personajes cercanos a él se desempeñan en labores de marketing, derechos de imagen y consultoría.

El precio por tener a su círculo de confianza en cargos de su nombre como marca se valora en 12 mil dólares al mes, poco o nada para alguien que ganó 109 mil dólares cada día del año pasado.

Y tú, ¿cuánto vales para tus amigos?