¿Qué les gusta a las mujeres venezolanas en la cama?

Cuatro testimonios de venezolanas que se abrieron a UB y nos contaron lo que más les excita

¿Qué les gusta a las mujeres venezolanas en la cama?

Cada mujer es distinta y más cuando de gustos de satisfacción en la cama se trata, todos los días los hombres se llenan la boca contando abiertamente como les gusta que los satisfagan, eso sí, sin malas caras o prejuicios, por eso adentré en la intimidad de cuatro mujeres venezolanas, de distintas edades, para conocer qué es lo que realmente le gusta a la mujer venezolana en la cama ¿Sigue estando llena de tabúes?

Claudia, 19 años, bachiller

“El tacto y mucho roce, dedos que te recorren el cuerpo una y otra vez, piernas entrelazadas y muchos besos. Luego pasamos al sexo oral, me encanta el sexo oral, es lo que toda mujer quiere y necesita. Me gusta que haga todo lo que esté en sus manos para satisfacerme antes de la penetración. La estimulación directa al clítoris con la nariz, barbilla, boca y lengua, me enloquece; si sabe estimular correctamente te lleva directo al orgasmo en solo minutos.”.

Susana, 23 años, estudiante

“Se podría decir que me encanta ponerle mis nalgas delante de su cara y que él haga lo suyo. Sé que el hecho de besarme el culo lo paraliza, pero en el fondo sé que desde la primera vez  que lo hicimos, le había encantado. Todos los hombres sueñan con jugar con tu culo, la cuestión está en conseguir al “jevo” que lo haga bien y no le de asco. La verdad es que en este país hay mucho “peo” y tabú con las mujeres y el sexo anal, todas ponen mala cara hasta que las tienen en una cama en cuatro patas.”.

Mery, 27 años, comunicadora

“Una mujer se sentaba sobre mí, dándome la espalda, y me estimulaba entre las piernas con los dedos, lentamente y sin preocuparse por si me excitaba sino como una exploración, lo que me da libertad de tomarme mi tiempo y hacer lo mismo. A veces aprieta la boca contra mí y mueve la cabeza de un lado a otro; así también consigo el orgasmo. No hay una sola forma que funcione todas las veces. Las mujeres con las que he estado me besan y yo a ellas, nos abrazamos y nos tocamos con suavidad; el mero hecho de juntar nuestros cuerpos y sentir su calor hace que arda toda yo.”.

María, 45 años, ama de casa

A pesar de los años y muchos encuentros sexuales, uno de los comportamientos que más encienden lo erótico en una relación, y es muy excitante para las mujeres es hacerlo, es en el lugar menos indicado o más “peligroso”. Aunque no necesariamente se tiene que llegar a la penetración, me gusta avivar la llama haciendo sexo oral o escaparnos a moteles del Rosal, como cuando uno es carajito, pues”