<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

¿Qué se esconde tras la Deep Web?

O debajo o encima o en medio. Nadie parece saber exactamente dónde. La llamada Deep Web (en inglés Red Profunda) es un asunto bastante difuso dentro de su propia nomenclatura. La mayoría de la información que circula al respecto, quizá la más superficial - literalmente en este caso - maneja el término en medio de un submundo lleno de infamia, corrupción de menores, ilegalidad y contenido de difícil acceso

¿Qué se esconde tras la Deep Web?

Sin embargo la Deep Web no se trata más que de un universo en donde predomina el Internet no convencional, ese que los motores de búsqueda no rastrean o cuyo contenido es relegado por diversas razones deliberadas. Los clichés acerca de la Deep Web y la idea general de que allí es más fácil que fluya la actividad delictiva, la pornografía infantil e, incluso, la compra y venta de drogas, tengan lugar a través de monedas digitales como el bitcoin o el dashcoin es posible debido a ese espacio llamado Dark Web (web oscura, en inglés). Se encuentra quizá debajo de la Deep Web y es en donde sí tienen lugar las cosas feas. Pero feas.

¿Qué lo distingue de la web normal? La diferencia formal es que en la web profunda se puede navegar anónimamente gracias al uso de VPN (Virtual Private Network) para encubrir las direcciones IP de particulares. También está el navegador Tor, que proporciona seguridad a los usuarios lejos de los radares de la policía o los servicios de inteligencia . Aquí entramos en un tema delicado en cuanto al debate público, la política y la censura. Porque, por otro lado, la Deep Web también funciona para un intercambio seguro de información periodística, de material sensible y clasificado. El activismo digital utiliza la web profunda. Tor es un navegador que tiene el aval de la ONU como un derecho humano irrestricto.

 

1024px-The_Tor_Browser_Showing_The_main_Tor_Project_page

 

Es cuestión de método. La Deep Web utiliza, por ejemplo, dominios .onion ¿Pero cómo las encuentras? Ya hay proyectos de buscadores como Memex que exploran contenido propio de la deep web. Memex es diseñado por el DARPA, la misma agencia norteamericana que creo el arpanet (predecesor del Internet). Memex localiza el 100% de las páginas de toda la Internet, mientras que Google o Yahoo distan mucho de hacerlo ¿Por qué? Porque el criterio de estos motores se orienta hacia el uso comercial. Existen páginas educativas e información académica que no están indexadas en Google o en Yahoo por solicitud propia y eso entra directamente en el meollo de la Deep Web. En Memex, sí se encuentran.

Aún faltan dos años para que Memex salga completamente a la luz y la deep web no sea una idea difuminada y oscura. Si ya en la deep web o en la dark web operan servicios policiales para capturar delincuentes, pedófilos, antropófagos – sí, leíste bien – y traficantes de drogas, Memex es un paso hacia el control total de la información por parte del gobierno – cualquier gobierno -, lo cual también es un tema de cuidado.

Lo importante es lo que a partir allí, se revelará y que aún no sabemos en cualquier ámbito de la vida, más allá de ese 10% de Internet que sólo conocemos la mayoría de los mortales. El tópico da para mucho.