Stealthing: la peligrosa moda de quitarse el condón durante el sexo

El uso del preservativo en las relaciones sexuales es necesario al momento de prevenir enfermedades y embarazos no deseados. Sin embargo, en los últimos años se expandió una tendencia que preocupa a las autoridades de salud de varios países. El 'stealthing' se basa en la sigilosa acción de quitarse el preservativo en plena relación para aumentar el placer sexual, que ya está considerado como un tipo de violación

Stealthing: la peligrosa moda de quitarse el condón durante el sexo

La honestidad y la confianza son dos aspectos fundamentales en cualquier relación íntima. Asimismo, ambos permiten que dos individuos puedan compartir una vida sexual satisfactoria y respetuosa. No obstante, una tendencia peligrosa fue expuesta recientemente en un artículo publicado en la revista académica Columbia Journal of Gender and Law. Dicha tendencia es conocida como ‘stealthing‘, la cual consiste en remover el condón antes o durante el sexo sin el consentimiento de la pareja. Este acto es realizado como una señal o símbolo de supremacía masculina.

Esta práctica se ha catalogado como un tipo de violación y violencia de género. En su artículo, la autora Alexandra Brodsky afirma que el ‘stealthing‘ no solo puede causar daños físicos, sino también emocionales. “Uno se puede dar cuenta que los practicantes del ‘stealthing’ se apoyan en una ideología de supremacía masculina, en la cual la violencia es un derecho natural del hombre”.

Para el desarrollo del artículo, Brodsky se basó en varias entrevistas realizadas a estudiantes universitarias donde explicaban cómo habían sido violadas tanto a nivel físico como emocional. Igualmente, una de las entrevistadas llamada Rebecca, quien trabaja como consejera atendiendo casos de violación, ha recibido muchas llamadas de mujeres que han sufrido de este tipo de agresión.

“Por lo general, sus historias comienzan de la misma manera”, explica. “No estoy segura si esto es una violación, pero…”

De acuerdo con Rebecca, el tema en común es que todas las mujeres se sintieron violadas, pero no eran capaces de denunciarlo.

En enero del presente año, un hombre de 47 años fue condenado por violación en Suiza debido a que se quitó el preservativo mientras practicaba sexo con una mujer que conoció en Tinder. Según la agencia de noticias RTS, un tribunal penal del país dictaminó que, si se había acordado el sexo con preservativo y luego este no llegaba a usarse sin el consentimiento de la pareja, se trataba de abuso sexual. El hombre quedó en libertad condicional durante un período de 12 meses.

Hasta los momentos, las mujeres entrevistadas por Brodsky no han denunciado sus casos. De igual modo, existen múltiples razones por las cuales las víctimas de violación no reportan el crimen, pasando desde el sentimiento de culpa, vergüenza hasta miedo de delatar al agresor. Igualmente, estas mujeres también presentaban temor de que las autoridades policiales dudaran de su credibilidad.

Aunque esta práctica sexual no es algo nuevo, lo cierto es que a partir del artículo de Brodsky muchas mujeres a escala mundial han alzado sus voces para denunciar los casos de ‘stealthing‘. Se debe tener en cuenta que tanto hombres como mujeres necesitan protecciones para evitar el hecho de convertirse en víctimas de este acto.