<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

#TBT | Caníbal: el documental sobre 'El Comegente'

Recientemente, Dorancel Vargas Gómez alias "El Comegente" volvió a ser noticia por ser el responsable de tres casos de canibalismo en el Cuartel de Prisiones de la Policía de Táchira. El primer asesino en serie de Venezuela se encuentra recluido desde 1999 tras matar, descuartizar y comerse a 40 personas aproximadamente. Hoy lo recordamos con el docudrama 'Canibal' del programa 'Archivo Criminal', transmitido por la desaparecida cadena de televisión, RCTV

#TBT | Caníbal: el documental sobre 'El Comegente'

Al parecer, para el Hannibal Lecter venezolano el hecho de tener decenas de víctimas en su historial no es suficiente para satisfacer sus necesidades macabras. «A mi hijo lo colgaron para que se desangrara y llamaron a este señor Dorangel (El Comegente) para que lo descuartizara y el dolor más grande que me da es que no voy a tener nada para hacerle un funeral”, así relató Juan Carlos Herrera, padre de uno de los desaparecidos tras el motín perpetrado en la Comandancia de la Policía del Táchira.

Poco se sabía sobre su estado actual, la última vez que se escuchó de él fue en febrero de 2010, cuando el Juez Tercero de Ejecución de la entidad dictó que Vargas seguiría privado de libertad, ya que «debe mantener de por vida medicación y cuidado exclusivo en virtud de la enfermedad mental que padece». Sin embargo, estas medidas no fueron impedimento para que uno de los hombres más temidos de Venezuela no volviera a hacer de las suyas.

A mediados de la década de los 90, la aterradora historia de “El Comegente” comenzó a conocerse en la prensa de nacional, luego de que un indigente llamado Antonio López Guerrero lo denunciara por el asesinato de Cruz Baltazar Moreno. Posteriormente, Vargas fue trasladado al Instituto de Rehabilitación Siquiátrica de Peribeca, donde pasó dos años y después fue dado de alta porque “no representaba ningún peligro para la colectividad”. Al salir del manicomio, invadido por la sed de venganza, Dorangel no dudó en buscar a quien lo había acusado y lo asesinó a sangre fría.

Así transcurrieron dos años cometiendo atrocidades y degustando de sus víctimas, hasta que a comienzos de 1999, mientras hacían una excursión por el parque ‘12 de febrero‘ en Tábira, estado Táchira, un grupo de jóvenes hallaron una olla con cabezas y pies, partes que el caníbal no se comía, pero que sí utilizaba para hacer sopas. El resto es historia.

Durante una entrevista en 2004 con el periodista y escritor, Sinar Alvarado, para su libro ‘Retrato de un caníbal’, Vargas le preguntó:
«¿Usted ha comido peras? Es igual. Claro que como gente, cualquiera puede hacerlo, pero hay que lavarla bien y condimentarla bastante para evitar el contagio de enfermedades y solo me como las partes con músculos, particularmente los muslos y las pantorrillas”.

Acá te dejamos el episodio completo de la historia de ‘El Comegente’: