<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Vane Firmani: ...y además te hace reír

Caraqueña y llanera, Vanessa Firmani Li Cavoli tiene 24 años y muchas ganas de consolidar su nombre en la comedia. Sin embargo, para suerte de todos, también le encanta que le hagan fotos como estas

Esto de modelar por ahora es darse un gusto. Pero aunque se trate de una afición, la verdad es que se le da muy bien. Y no solo por lo evidente: se trata de un asunto de actitud. Vanessa Firmani no le tiene miedo a las cámaras. Todo lo contrario, aunque se identifique más en el papel de comediante que en el de modelo. Porque sí: el humor sí se lo toma en serio.

Y la toman en serio.

Cuando empezó a montar videos en su cuenta de Instagram @itsvanefirmani asumiendo personajes, haciendo voces y hablando sin censura ni pudor, tenía 5 mil seguidores. En poco más de un año ya pasa de 108 mil. Y contando.

«Lo que hago en comedia es absurdamente honesto. Es una burla a la realidad. Veo la realidad, me río de mí misma, me río de lo que veo y hasta me río de las tragedias porque eso es necesario para ser feliz», cuenta: «Y también hay mucho contenido sobre relaciones de pareja».

La de Vanessa es una mezcla que si se agita bien puede resultar explosiva: descendiente de italianos, nacida en Caracas, criada en Calabozo, estado Guárico. «Churrasco de tetas a la comedia para llevar», dice su bio.

En 2018 se graduó en Comunicación Social mención Audiovisual en la Universidad Católica Andrés Bello, pero esa carrera la tiene en pausa. De momento se ocupa en negocios familiares, en la producción de sus videos y en -ocasionalmente- dejar fluir su vertiente más sexy: la que verás a continuación si es que de verdad te detuviste a leer estas líneas.