<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Zeta Bosio cuenta cómo ha sido volver a tocar con Soda Stereo sin Cerati

Para los músicos no ha sido fácil retomar los escenarios como Soda Stereo sin Gustavo Cerati. El bajista Zeta Bosio, relata cómo ha sido este proceso

Zeta Bosio cuenta cómo ha sido volver a tocar con Soda Stereo sin Cerati

«Sabía que iba a haber llanto, pero no me imaginé que sería el mío». Así describió a Efe el artista argentino Zeta Bosio la que consideró la mayor sorpresa que ha experimentado durante los primeros conciertos de la gira «Gracias totales», que cataloga como «una celebración de Soda Stereo y Gustavo (Cerati)».

Zeta contó que tanto él como Charly Alberti, los dos sobrevivientes de la ahora legendaria banda argentina de rock en español, están «más que conmovidos» con todo lo que ha pasado desde que decidieron explorar la idea de una gira.

 

La decisión de realizar «Gracias Totales»

A estos artistas no les fue fácil tomar la decisión de realizar el espectáculo con la ausencia de «Gustavo», el líder vocal de la agrupación que murió en Buenos Aires en septiembre de 2014.

Al final, «fue una sensación magnífica, un camino muy lindo», indicó Bosio al recordar cómo después de remasterizar las principales grabaciones de Soda Stereo para «Séptimo Día», el espectáculo que hicieron con la empresa canadiense Cirque du Soleil en 2018, él y Charly comenzaron a verse más, a tocar más y «a extrañarnos y a sentir a Gustavo de otra manera».

El bajista y productor admitió que el trabajo con Cirque du Soleil fue «muy doloroso», pues estaban iniciando el proceso cuando falleció Cerati.

Reconoció que vivieron «el duelo encerrados escuchando» su vida y cómo la preparación de la gira tenía otra energía, aunque si se quiere más presión.

«Siempre hay gente que está esperando el error. Nosotros creamos un espectáculo para la gente, que nació del amor, en la que hay una trama y la pantalla de video se convierte en algo real. Es un elemento que mueve el espacio y el tiempo», explicó.

El ver que aquello que imaginaron funcionó les ha dado una gran satisfacción.

La satisfacción en el inicio de su gira

Bosio es un veterano de la música. Él y Cerati fueron los primeros miembros de Soda desde 1982.

Ha perdido la cuenta de los conciertos que ha dado y no quiso ni ponerse a contar las giras, pero aseguró que nunca ha sentido «lo que fue esa primera noche en Bogotá«, en referencia a la primera parada de la gira, en la que tocaron ante unas 20.000 personas.

«Fue muy fuerte. Caló nuestro corazón. Estamos conmovidos», reconoció el artista de 61 años, para el que la experiencia tuvo una magnitud extra, pues su hijo mayor -Simón Pedro Bosio- le acompaña en la gira «Gracias Totales» a cargo de la guitarra.

«Voltear y mirarlo ahí con nosotros haciendo lo suyo es indescriptible», reconoció el papá orgulloso. «Tiene el gen, me dijo que al principio tenía miedo, pues nunca había tocado delante de tanta gente, pero que inmediatamente se llenó de la energía del público, le encantó», dijo.

El espectáculo dedicado a Cerati es una fusión inédita de video y música y Zeta asegura que «no se siente la ausencia de Gustavo».

«Más bien todo lo contrario, hasta hemos empezado a hablar de su participación en tiempo presente», añadió.

«Por eso no nos gusta llamarlo homenaje. Es una celebración y es lindo hacerlo con tanta gente que nos quiere tanto», completó.

Precisamente, en la mayoría de los temas las voces las hacen cantantes invitados, entre los que se destacan nombres como el de Juanes, Mon Laferte, Draco Rosa, Rubén Albarrán de Café Tacvba, Andrea Echeverri de Aterciopelados, León Larregui de Zoé o Adrián Dárgelos de Babasónicos.

En el concierto también hay nombres importantes para los fans más dedicados de Soda Stereo, como Benito Cerati, el hijo del artista; Richard Coleman, quien casi convierte al trío en un cuarteto en sus inicios; y el aclamado músico y compositor argentino radicado en Hollywood Gustavo Santaolalla.

A veces, según la ciudad, están en persona o en video.

Aun así, la dinámica es muy diferente. «Aunque la gente siempre nos quiso mucho a Charly y a mí, el centro de todo era Gustavo. La energía iba para él y él como que la distribuía. Ahora lo recibimos nosotros directamente», señaló.

 

«Gracias Totales», seguirá su rumbo por América

Después de Bogotá y Lima, la gira irá a México el 10 y 12 de marzo en Guadalajara y la Ciudad de México. El 18 de ese mes estarán en Asunción, el 21 y 22 en Buenos Aires y el 28 en La Romana, República Dominicana.

Abril los encontrará en Costa Rica y Panamá y a partir del 14 comenzará la parte estadounidense de la gira con presentaciones ese día en Nueva York, el 17 en Miami, el 22 en Houston y el 25 en Los Ángeles.

Esta gira de «Gracias totales» terminará el 14 de mayo en Santiago de Chile.

Eso sí, Zeta sigue maravillándose con las decenas de «chicos jóvenes que nos van a ver a los hoteles. Corean todas las canciones», pero reconoce que eso, ni los llenos de la gira representen necesariamente que viene un retorno del rock en español.

«Soda se convirtió en algo diferente», señaló.

«Aun así hay mucha gente haciendo cosas muy buenas en rock, pero hay que reconocer que ya se trata de un género viejito. Tiene muchos años. Ahora las cosas se cuentan de una forma diferente, la temática es diferente. La música es cíclica y todo regresa, pero no de la misma manera», cerró.