<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Un año de cuarentena: cómo convive el futbolista con la covid-19

Todo cambió con la pandemia. Y el deporte profesional trata de mantener su ritmo, pese a todo. ¿Alguna vez nos hemos preguntado cómo la pasan los futbolistas, cómo hacen en estos días? ¿Son menos propensos a enfermar o no? Carlos Domingues consultó a un experto

Un año de cuarentena: cómo convive el futbolista con la covid-19

En pocos días se cumplirá un año desde que el Gobierno decretó cuarentena preventiva en Venezuela por causa de la propagación del nuevo coronavirus. Justo por esas mismas fechas, el fútbol en el orbe comenzó a detener su actividad como medida necesaria para evitar la propagación.

El mundo cambió y el fútbol no se salvó de la quema. Un año después, la actividad prosigue, se ha reanudado, pero la presencia de público en los estadios está prohibida, salvo en pocos campeonatos, lo que ha generado un cambio radical en todo el contexto del fútbol como espectáculo.

Obviamente, esto genera un impacto económico que se ha visto reflejado en los salarios de los futbolistas y en el mercado: la ventana de transferencias en el invierno de Europa estuvo muy limitada y el precio más alto lo pagó el Leipzig por el húngaro Szoboszlai: 20 millones de euros, monto irrisorio comparado con los traspasos de años anteriores.

Todo esto ha sido lo suficientemente analizado desde el punto de vista económico y financiero, pero poco nos hemos detenido a descubrir cómo ha sido el impacto directo del virus como epidemia o pandemia, en el futbolista. Su salud, la continuidad de su carrera, los riesgos, las afecciones.

Caracas FC y Estudiantes de Mérida fueron los dos clubes venezolanos en regresar a la actividad en 2020 después del parón pandémico. Sus compromisos por Copa Libertadores obligaron a la reanudación de entrenamientos y competencias por lo que los médicos a cargo de ambos planteles se familiarizaron pronto con el manejo de los protocolos sanitarios indicados y desde hace un año trabajan diariamente en un ambiente relacionado a evitar la propagación de la covid-19.

Haisam Bahsas, médico de Estudiantes de Mérida, accedió gentilmente a ayudarnos a revisar cómo ha llevado el futbolista este año tan particular.

-¿El futbolista es menos propenso a manifestar síntomas graves?

-No, es más propenso. Es fácil suponer que un futbolista por llevar un estilo de vida sano, va a contar con un sistema inmunológico que represente una barrera impenetrable a los procesos infecciosos. Esto no es tan así: sí se ha demostrado que los ejercicios de leve a moderada intensidad generan un beneficio positivo en la respuesta inmunológica, pero no de forma directa. Es más como un efecto secundario a la liberación de endorfinas, la mejoría de la autoestima, el manejo del estrés. Sin embargo, los ejercicios de alta intensidad a los que son sometidos los futbolistas, se ha apreciado en estudios que generan una disminución cuantitativa de estos factores. Por lo tanto, el atleta se hace más susceptible a adquirir infecciones o su respuesta inmunológica es menor. Por ejemplo, en Newcastle hubo dos jugadores con complicaciones secundarias debido a la covid-19 que fueron bastante serias.

-¿Qué condiciones tiene el atleta para recuperarse de la covid-19 de manera favorable?

-El sistema inmunológico se ve suprimido en las personas que realizan ejercicio de alta intensidad; también se ha demostrado que posterior a un reposo, el sistema inmunológico se recupera de manera favorable y rápida. El futbolista cuenta con factores externos que le favorecen para su recuperación y evitar complicaciones, como la supervisión continua de un personal médico, pruebas diagnósticas constantes, aislamiento precoz, disposición de medicamentos, cuidados inmediatos, nutrición balanceada que permite estimular su sistema inmunológico. Todos esos factores hacen que el atleta esté menos expuesto a complicaciones.

-¿El contagio ha aumentado o disminuido entre los futbolistas desde que comenzó la pandemia en marzo de 2020?

-Explicaré nuestro caso en Estudiantes de Mérida. Entramos en cuarentena preventiva desde marzo hasta julio de 2020, cuando iniciamos los entrenamientos. Pudimos hacer pruebas de PCR continuas, cuando fueron apareciendo casos positivos en aumento a nivel nacional. Al 1º de octubre, cuando regresamos de Lima de un compromiso de Copa Libertadores, hubo un brote de 26 futbolistas, la mayoría sin síntomas, pero posteriormente fue en descenso la aparición de casos. En líneas generales, han disminuido los casos en nuestro equipo, porque están sometidos a un régimen bastante orientado.

-¿Qué protocolo o tratamiento se ha seguido con atletas que se han contagiado y han manifestado síntomas?

-El tratamiento inicial es universal sugerido por CONMEBOL con base en publicaciones oficiales de la OPS y OMS y utilizamos la sugerencia de la Sociedad Venezolana de Infectología, basado en el aislamiento del paciente, suministrar vitamina C y D, ácido fólico, Ibuprofeno y Acetaminofén en caso de malestar, antialérgicos. Se realiza una valoración especializada por cardiología el día 8 o 10 luego de la detección, que incluye eco y electrocardiograma con rayos X de tórax, así como exámenes de laboratorio básicos para un monitoreo paraclínico.

-¿Un futbolista asintomático puede seguir entrenando con normalidad de manera aislada?

-El reposo es una de las indicaciones principales para el manejo de la covid-19 ya que la respuesta inmunológica de cada quien es la que va a luchar contra el virus; no tenemos un medicamento salvador, por lo tanto dependemos mucho de nuestro sistema inmunológico. De acuerdo la Sociedad Venezolana de Infectología, para pacientes asintomáticos se sugieren dos semanas sin actividades físicas y luego una valoración cardiovascular; dependiendo de esto inicias o no inicias la actividad física de manera gradual y bajo supervisión.

-Un atleta contagiado con síntomas, ¿corre algún riesgo si no guarda reposo?

-Sí, definitivamente; corre el riesgo de complicarse como cualquier otro paciente porque esta es una patología bastante seria y la severidad puede estar asociada al no cumplimiento de las recomendaciones básicas, dentro de ellas el reposo. Cualquier persona con síntomas, además, no debe estar haciendo ningún tipo de actividad por el riesgo de contagio a las demás personas.

-¿Se han detectado algunas secuelas en futbolistas que fueron contagiados?

-Sí, hay registros en varios equipos de Europa donde la sensación de fatiga extrema apareció mucho en pacientes con covid-19. También ha sido detectado el decaimiento general, la ansiedad, el insomnio por varias semanas.

-¿Considera que ha existido algún tipo de discriminación con los contagiados?

-Al principio de la pandemia y en algunos lugares hoy día, se manifiesta un tipo de fobia o miedo con este tipo de pacientes, incluso con aquellos que presentes síntomas similares a los de covid-19 sin tener el virus. Retirarse del área o evitar el contacto con ellos, quizás sea una especie de discriminación. Esto se ha podido observar en la población en general. En el caso de nuestro equipo lo hemos sabido manejar muy bien por el entrenamiento que tenemos de las medidas preventivas y el manejo de pacientes.

-¿Con qué rigurosidad se han aplicado los protocolos sanitarios en entrenamientos y competencias?

-Si no se cumpliesen los protocolos, no se podría disputar el fútbol ni en Venezuela ni en ningún lugar del mundo. Los protocolos son bien guiados, supervisados y estandarizados, hay personal dedicado a supervisar en las competencias y en los entrenamientos. Siempre hay fallas, pero se trata en lo posible de que se cumplan todos los pasos: tomar temperatura al comienzo, termos con hidratación personalizados, mantener distancia, uso obligatorio de tapabocas, disposición de alcohol. Son las recomendaciones que el fútbol ha cumplido.

-¿Considera que estamos muy cerca o muy lejos en tiempo para superar esta situación?

-Estamos lejos de superar esta situación. Es un virus con gran capacidad de transmisibilidad, con un periodo de incubación muy corto, su capacidad de contagio aparece a poquitos días de haberlo adquirido, pasa muy desapercibido, gran mayoría de pacientes son asintomáticos, lo que lo hace muy invisible; habrá mutaciones del virus. Pienso que la vacunación es la principal medida para la inmunidad del rebaño. Si bien ha disminuido el contagio, tenemos que aprender a convivir con él.

 

Ha sido un año duro para el mundo del fútbol y si bien ha habido numerosos casos de contagios, en líneas generales el futbolista ha podido manejar de manera muy positiva la pandemia. Pocos casos se conocen que hayan generado algún tipo de complicación grave, por lo que se estima que el virus no ha podido derrotar la salud del protagonista del fútbol.
Lo cierto es que no hay certeza de cuándo realmente desaparezca el virus, por lo que la adaptabilidad es el mejor remedio.