Una autorización a tiempo puede salvar una medalla Olímpica

Las AUT son autorizaciones para usar sustancias prohibidas o métodos y no ser sancionados por dopaje, debido a que existe una justificación médica. Serena Williams, Venus Williams y Simone Biles, son atletas que normalmente las solicitan. ¿Cómo funciona esto exactamente? Aquí te lo explicamos

Una autorización a tiempo puede salvar una medalla Olímpica

Muchas personas creen que el dopaje en el deporte solo incluye a la cocaína o a la marihuana. Y no es así. De hecho puede haber dopaje por sustancias que tenemos en el cuerpo. Y los métodos son muy variados. Por ejemplo, un atleta no puede hacerse transfusiones sanguíneas fácilmente, ya que eso se considera dopaje en virtud de que pudiera oxigenar la sangre y mejorar el rendimiento. Sí, tu propia sangre puede doparte.

Por otro lado, hay casos en los que un atleta necesita tomar una sustancia prohibida o su salud podría verse afectada. En esas situaciones existen las llamadas Autorizaciones de Uso Terapéutico (AUT).

Las AUT son autorizaciones para usar sustancias prohibidas o métodos y no ser sancionados por dopaje, debido a que existe una justificación médica. Serena Williams, Venus Williams y Simone Biles, son atletas que normalmente solicitan AUT de varias sustancias. Las AUT son de uso común, pero no tener una o no tener una a tiempo puede llevarte a una descalificación y a la pérdida de una medalla, incluso de una medalla Olímpica.

Así fue el caso del atleta Jean Francisco Perez Faure en los Juegos Panamericanos, donde participamos como abogados, defendiendo a Panam Sports. En dicho caso, el atleta tenía una patología médica para la cual necesitaba el consumo de un diurético. Claramente no buscaba hacer trampa. Sin embargo, los diuréticos están prohibidos ya que enmascaran a otras sustancias haciendo difícil su reconocimiento.

En este caso, el atleta llevaba tomando uno por varios años, pero no tenía una AUT. Al llegar a los Juegos Panamericanos, no pidió una AUT. Ganó una medalla de oro y fue allí cuando el médico de la delegación solicitó la AUT, al notar que tenía un medicamento con el diurético. Como ya había ganado la medalla, requirió una AUT retroactiva. Esa AUT no fue concedida y en nuestra opinión, no tenía por qué ser concedida ya que la norma indica que está para pedirlas antes de tiempo. Y eso se hace así para poder estar seguros con tiempo que la sustancia no es para mejorar el rendimiento o que la sustancia sea peligrosa para el atleta y le pueda pasar algo en los Juegos. No se puede relajar la norma por un caso que no tiene excepciones.

Son reglas estrictas, pero están allí para tratar de asegurarnos la integridad de la competición.

Entonces, ¿cómo y cuándo se puede pedir una AUT?

Generalmente se puede pedir 30 días antes del evento o inmediatamente cuando aparezca necesidad de usar una.

Se otorgarán cuando el atleta tenga una condición médica aguda o crónica, cuando no exista un tratamiento alternativo posible, cuando esa sustancia no aumente el rendimiento del atleta sino solo le ayude a recobrar su salud y solo serán permitidas cuando la salud del atleta en cuestión se viera significativamente afectada si no se hace uso de dicha sustancia.

¿Y qué pasa si tengo una emergencia médica y necesito usar una de forma urgente?

Puedes solicitar una AUT retroactiva, indicando que hubo una emergencia médica, circunstancias excepcionales o que las reglas lo permitan o que no hubo suficiente tiempo u oportunidad para pedir una o si la equidad hace que sea viable la petición de una.

Ahora bien, lo que no se puede hacer es pedir una AUT retroactiva, cuando no haya una situación como las antes descritas. Por ejemplo, como en el caso que contamos, el atleta tenía dos años usando la sustancia, nada le impidió pedir la AUT a tiempo y evitar perder la medalla.

¿Quién te concede las AUT?

Si eres atleta internacional, te las concede la federación internacional de tu deporte. Si eres atleta nacional, la concede la Organización Nacional Antidopaje. Si vas a un evento deportivo, el organizador deportivo las concede o reconoce las que ya tengas. Por ejemplo, en los Juegos Olímpicos las reconoce u otorga el Comité de AUT del Comité Olímpico Internacional.

Es importante añadir para los atletas olímpicos que, para los Juegos de Tokio, las AUT que están en el sistema ADAMS serán reconocidas automáticamente. Las que no estén allí hay que pedirlas 30 días antes o al momento que la necesidad aparezca.

Nota: ADAMS es un programa de computadoras de la Agencia Mundial Antidopaje que registra todos los exámenes antidopajes de los atletas en todo el mundo, las violaciones y las AUT.

Si no me conceden una AUT, ¿puedo apelar?

Sí, según como establezcan las reglas de la organización a la que acudiste a solicitar la AUT.

Hay que tener en cuenta que las decisiones sobre AUT son un proceso independiente. Generalmente las AUT no pueden ser revisadas, enmendadas, cambiadas u otorgadas por las comisiones disciplinarias. Por ello, no se debe esperar a enmendar la decisión en el juicio disciplinario, cosa que paso en el caso de Jean Francisco Pérez Faure. Debe inmediatamente apelarse la decisión de la AUT y tratarla como un proceso separado del proceso disciplinario, si se enfrentan los dos al mismo tiempo.

Conclusión: Si necesita un medicamento, revise si tiene sustancias prohibidas. De ser así, y usted ser atleta, pida su AUT con ayuda del médico. Pídala siempre tan rápido como sea posible, evítese un mal rato, y evite perder una medalla por lo que tanto luchó. En virtud que, situaciones excepcionales, como lo indica la palabra, raramente ocurren.