<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Unidad podría replantear estrategia internacional para presionar a Maduro

El secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad, Jesús Torrealba, dio detalles de la respuesta que la coalición opositora dio en una carta abierta a la misiva enviada en días pasados por el Secretario de Estado del Vaticano, cardenal Pietro Parolín, con lo que a su juicio, contrasta con la posición "insolente y grosera" que hiciera el Gobierno Nacional a la petición de la Santa Sede.

Unidad podría replantear estrategia internacional para presionar a Maduro

Subrayó que la réplica de la MUD se realizó el pasado 24 de diciembre debido a que dieron un tiempo prudencial para ver si se evidencaba alguna activación -o rectificación- de los acuerdos que fueron tranzados con las autoridades gubernamentales el pasado 6 de diciembre pero, según su opinión, los mismos no fueron puestos en marcha. Recalcó que se produjeron varios hechos que agravaron aún más la crisis del país, como lo fue el tema de los billetes de Bs 100, que evitó responder a tiempo la misiva.

Para Torrealba, la situación con las piezas monetarias antes mencionadas produjo una «convulsión social» que dio como resultado que varios venezolanos perdieran la vida en diversas protestas, hecho que fue argumento de la MUD en la comunicación enviada al Vaticano. Dijo que se realizó a modo de carta abierta «para evitar el cara e’ tablismo del Gobierno» y que se especulara sobre una supuesta posición de la coalición.

«Es muy inusual que el Vaticano demande con carácter urgente unos puntos (…) Nosotros hasta ahora nos habíamos abstenido de decir cuáles son y ahora es que los compartimos, No podemos permitir el cara e’tablismo del Gobierno. Ustedes recordarán que el oficialismo dijo que jamas se había planteado elecciones. Ustedes recordarán que el Gobierno dijo que jamás se había tocado la liberación de los presos políticos. Pero ahí está. No fuimos nosotros», expresó.

Insistió en que las condiciones establecidas para que se genere un eventual diálogo directo con el Gobierno no se encuentran dadas, aunque sí solicitó tanto al Vaticano, como a los acompañantes internacionales y otros organismos extranjeros «que lo consideren» que verifiquen «in situ» el incumplimiento de los acuerdos y así, poder presionar para que se cumpla lo acordado.

«La Mesa ratifica que hasta tanto no se cumpla con los acuerdos, no habrá interlocución directa con el Gobierno», resaltó.

Jesús Torrealba se aventuró al adelantar que una posible estrategia en el exterior para presionar al Ejecutivo que permita un cambio en el país, sería recurrir tanto al Vaticano como retomar la vía de la activación de la Carta Democrática Interamericana.

Por otra parte, señaló que los venezolanos «están protestando en la calle»  y que esas acciones son totalmente espontáneas, ya que «no dependen de un decreto de la oposición ni de una declaración del Gobierno». Sugirió que la intención de la MUD es darle un «cauce democrático» a todas las protestas con un objetivo común, que es proponer nuevas elecciones para un cambio de Gobierno.

Destacó que el Vaticano sigue de cerca las incidencias que ocurren en Venezuela. «La comunicación para Pietro Parolín salió el 24 de diciembre y en la noche de ese mismo día ya teníamos respuesta. Eso da una idea de cómo siguen la crisis venezolana», aseveró.

Cambio en el bullpen de la MUD

El secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad reconoció que la coalición se encuentra «diseñada y concebida» como una alianza electoral, pero como en la actualidad «el voto está secuestrado», el norte de la MUD se encuentra desvirtuado. «Debe reestructurarse para serle útil a los venezolanos», aseveró.

Indicó que otro de los elementos importantes que debe hacerse en el seno de la coalición opositora es que la «conducción política» se debe asumir por todos los partidos políticos, ya que «son el vehículo» para que, junto a los venezolanos, se fomente la democracia.  De igual forma, hizo hincapié en que debe optimizarse la relación entre el liderazgo y la sociedad civil. «Esta relación no puede ser espasmódica» dijo, por lo que afirmó que la misma debe hacerse de forma constante.

Entretanto, también dijo que el nombramiento de la nueva Junta Directiva de la Asamblea Nacional se realizará el 5 de enero de 2017.