Van más de 800 presos en España por falsos permisos de conducir venezolanos

Según explica la policía, el modus operandi consistía en que los detenidos contactaban por redes sociales con esos "grupos criminales ubicados en Venezuela" y les pagaban unos 90 dólares para recibir por vía postal la licencia venezolana para conducir.

Van más de 800 presos en España por falsos permisos de conducir venezolanos

Más de 800 personas, muchos de ellos venezolanos, fueron detenidas desde inicios de 2020 en toda España por poseer permisos venezolanos de conducir falsificados, listos para ser canjeados por permisos españoles, anunció la Policía Nacional este martes.

La operación se desarrolló en tres fases y llevó hasta la fecha a la detención de 802 personas y la interceptación de 807 permisos de conducir venezolanos falsificados, según una nota de prensa oficial.

No quedó claro de inmediato cuántos de los detenidos son venezolanos, ni si hay españoles implicados en las operaciones de esta red.

La policía también logró intervenir otros 296 permisos españoles que ya habían sido canjeados.

Según el reporte policial, la investigación, que se inició a principios del año 2020, ha culminado con la detención de 802 personas en Alicante (62), Asturias (22), Badajoz (4), Barcelona (17), Cáceres (4), Ciudad Real (16), Guipúzcoa (41), Jaén (4), Las Palmas (18), Madrid (185), Málaga (123), Murcia (23), Pontevedra (6), Santa Cruz de Tenerife (154), Sevilla (16), Toledo (38), Valladolid (56), Zamora (4) y Zaragoza (9).

Los poseedores de estos papeles no han podido acreditar que dispongan de un permiso de conducir legal, con el consiguiente peligro que ello supone para la seguridad vial.

Un viejo problema

“Los detenidos obtenían la documentación falsa a través de redes sociales, donde grupos criminales ubicados en Venezuela les cobraban una media de 90 dólares y se comprometían a entregarles en dos o tres días, vía postal, la licencia venezolana para conducir”, explicó la Policía Nacional de España.

“Desde agosto de 2017, en Venezuela se emite un nuevo formato que no cumple con los requisitos legales requeridos para el proceso de canje, por lo que estos ciudadanos recurrían a grupos criminales para conseguir una falsificación del formato anterior”, agrega.

Por esa misma razón, muchos venezolanos residentes en España habrían recurrido a “grupos criminales para conseguir una falsificación del formato anterior”, que sí cumplía con los requisitos exigidos en España, explica.

La detección de permisos venezolanos falsos ya llevó en 2018 a las autoridades españolas a suspender temporalmente en marzo pasado los canjes con Venezuela.

El proceso se reanudó en julio de 2019, lo que produjo una fuerte afluencia de solicitudes en la Dirección General de Tráfico (DGT). Para evitar las largas listas de espera en ciudades como Madrid, donde hay una numerosa comunidad venezolana, muchos acudieron a otras zonas del país para tratar de obtener la convalidación.

A causa de este “fraude”, la DGT volvió a suspender el pasado 15 de marzo el canje general de permisos de conducción entre Venezuela y España.

Las detenciones han golpeado una comunidad que, a causa de la crisis política, económica y social en Venezuela creció con fuerza en España en los últimos años. Muchos de estos migrantes trabajan como repartidores y dependen precisamente de sus permisos de conducción en su día a día.

(Con información de AFP)