Vecinos de El Paraíso: "Vivir cerca de la Cota 905 es un infierno"

A una semana del último enfrentamiento entre las bandas delictivas de la Cota 905, entre funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc) y los integrantes de las bandas armadas, ningún delincuente ha sido detenido. Una semana después los vecinos de El Paraíso, que quedan cerca del lugar, hablan de lo sucedido con El Estímulo

Vivir aquí se ha convertido en un infierno. Yo creo que los funcionarios del Cicpc, fueron bien pendejos al intentar ingresar a la Cota 905, sin ningún otro apoyo. Parece que se les olvido que estos delincuentes tienen mejores armas. Mientras los funcionarios disparaban con una pistola, los malandros tenían ametralladoras, fusiles y granadas. Los policías tuvieron que salir corriendo, asustados. Salieron vivos que es mucho decir”, dijo uno de los vecinos de la zona, que pidieron mantenerse en el anonimato.

En varios de los edificios se observan en las paredes los impacto de bala, de diferentes calibres. Los vecinos dicen que han diseñado algunas normas de comportamiento para estos episodios violentos. Los grupos de whatssap se han convertido en la herramienta para compartir la información interna y las redes sociales, como el Twitter e Instagram, para dar a conocer al mundo la situación.

En la calle los Laures, en donde se ubican varias de las residencias afectadas, la primera medida que accionan es el cierre de las rejas de seguridad, no salen a la calle, se alejan de las ventanas y se realizan llamadas telefónicas para verificar que se encuentran bien.

“Los vecinos tuvimos que resguardarnos en nuestros apartamentos, los de los pisos altos se lanzaron al suelo, los adultos trataban de controlar los nervios de los niños y de las personas ancianas. En la zona se impuso un toque de queda, nadie sale, nadie entra, muchos no pudimos llegar a nuestros lugares de trabajo, nos quedamos encerrados en casa, gran parte del día”, dijo otra de las vecinas.

Dicen que los funcionarios del Cicpc, intentaron ingresar en la zona en busca de algunos delincuentes que se encuentran implicados en el homicidio del Comisario de la Policía Nacional, Carlos Valverde, asesinado de un tiro en la cabeza por los integrantes de la banda “El Loco Leo”, en el barrio El 70 de El Valle de Caracas, el pasado 24 de julio.

Investigación de la Asamblea Nacional

Al ser consultados del anuncio donde autoridades de la Asamblea Nacional sobre la propuesta de abrir una investigación por este nuevo suceso de violencia en la Cota 905, los vecinos se mostraron incrédulos ante los resultados que se puedan obtener.

“Los diputados señalan que abrirán una investigación, yo creo que lo primero que deben investigar es la forma cómo los delincuentes han logrado obtener esas armas de guerra, donde tenemos entendido el Gobierno el que tiene el control de este armamento. Aquí en Venezuela se sabe, se ha denunciado que los llamados colectivos fueron armados por el propio Gobierno y no sería de extrañar que fuera el propio Gobierno el que le entregara las armas a estos delincuentes. Ahora la situación está fuera de control”, dijo otro de los vecinos.

Señalaron que los diputados también deberían investigar las mafias de los policías corruptos, que en tiempos anteriores alquilaban sus armas a los delincuentes para que cometieran sus fechorías.

Ante estos sucesos, el comisario Iván Simonovis criticó, a través de las redes sociales, la situación de los policías. “En la situación irregular de la Cota 905 hay funcionarios heridos y sin municiones. El BAE (Brigada de Acción especial del Cicpc) no ha podido controlar la situación porque el equipamiento es obsoleto, para eso no hay dinero. Los delincuentes poseen mejores armas y entrenados por mercenarios del régimen”, reveló.

Los vecinos señalan que a pesar de que conocieron las intenciones de la AN “se sabe que las autoridades policiales, que trabajan en el Gobierno de Maduro, no le van a prestar atención a ningún llamado que realice Juan Guaidó». «Eso significa que estamos en esta situación quedamos en medio, como en un especie de limbo”, dijo otra de los testigos.

Malandros fortalecidos

Los vecinos de los distintos sectores de la parroquia El Paraíso, que colindan con la Cota 905, estuvieron de acuerdo en señalar que los integrantes de la banda delictiva de “El Coquí”, a quienes responsabilizan del ataque de los funcionarios del Cicpc, salieron fortalecidos y de seguro se mantienen alertan para un nuevo enfrentamiento.

«(El próximo enfrentamiento) será mucho más intenso», aseguran.