Vecinos de La Vega protestaron en contra del paquetazo y escasez

En horas de la mañana de este 22 de agosto, vecinos de la parroquia La Vega iniciaron una protesta que llamaron "Procesión de Cruces", en la que se desplazaron desde la casa parroquial San Alberto Hurtado hasta la redoma de La India en Caracas, contra de la escasez de medicinas, alimentos, diversos servicios y de las recientes medidas económicas anunciadas por Nicolás Maduro.

Vecinos de La Vega protestaron en contra del paquetazo y escasez

Con la participación del párroco del sector, Alfredo Infante, los vecinos se movilizaron con el objetivo de hacer “despertar la conciencia del venezolano”. Bajo la premisa de que “cada quien carga con su cruz”, los vecinos se desplazaron entre las calles del barrio La Vega, con cruces en mano, cada una haciendo alusión a las necesidades que enfrenta la población.
En el marco de la protesta, las provocaciones por parte de algunos adeptos al oficialismo se hicieron sentir camino a la redoma de La India.
Réplicas e incluso amenazas a algunos de los manifestantes tuvieron lugar. Sin embargo, el llamado del sacerdote siempre fue a no caer en provocaciones y a entender que todos, sin distinciones, están siendo víctimas de una desmejoramiento sistemático de sus condiciones de vida.
Aún con intervención policial a pocos metros del punto de llegada, y tras conversaciones del padre con las autoridades, la manifestación llegó al lugar previsto. Desde allí, los vecinos liderados por la organización Dale Letra elevaron su voz en rechazo al nuevo salario anunciado días atrás.
La manifestación contó con el apoyo de Caracas Mi Convive, organización que busca la reducción de la violencia, principalmente promovida por el Estado, como un elemento clave para construir una ciudad de convivencia.
la vega 3]]>

Cómo romper la adicción de nuestros niños a videojuegos y pantallas

Educar al aire libre a través de la comprensión y no de la obediencia, sería el camino ideal para motivar a nuestros niños y jóvenes a realizar actividades no vinculadas con dispositivos electrónicos. Suena fácil y puede resultarlo si trazamos una hoja de ruta en la que se sientan integrados, escuchados y apoyados.