<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Los venecianos se quedaron solos en carnaval

Con la ciudad cerrada a los visitantes, Venecia vivió un carnaval extraño: por primera vez en muchos años la ciudad fue solo de sus habitantes. El efecto de la pandemia se traduce, sin embargo, en millones de dólares que dejaron de ingresar a la Serenísima

Los venecianos se quedaron solos en carnaval

Venecia siempre es un hervidero de turistas: cientos, miles de ellos, van de un lado a otro de la Serenísima. Sin parar. Hay ruido, algarabía, música. Y todos sueñan con estar ahí en carnaval. Pero este año la ciudad está en calma forzada. El carnaval -lo poco que se puede hacer en realidad- es solo para los venecianos por primera vez en quién sabe cuántos años. La pandemia obliga.

Son casi 600 mil turistas los que visitaban la ciudad durante su semana de carnaval. Y gastaban. Y dejaban en ella al menos 70 millones de euros. Este año no hubo nada de eso. Ni música en las calles, ni baile en la piazza. Los artesanos salieron a mostrarse en silencio al comienzo del carnaval casi como para invocar a su espíritu: aquí estamos, no nos olvides. El carnaval sin visitantes. El carnaval de cuidarse: «El carnaval de los venecianos, enmascarados… y con la máscara», fue el lema.

Este año los venecianos quizás redescubrieron su cuidad.

Carnaval

(François-Xavier MARIT / AFP)

Carnaval

(François-Xavier MARIT / AFP)

(François-Xavier MARIT / AFP)

carnaval

(François-Xavier MARIT / AFP)

carnaval

(François-Xavier MARIT / AFP)

(François-Xavier MARIT / AFP)

(Marco Bertorello / AFP)

carnaval

(Marco Bertorello / AFP)

Carnaval

(Marco Bertorello / AFP)

Europa se deja tentar por un "certificado de vacunación"

La cumbre de jefes de Estado y de Gobierno europeos reveló que crece el interés por desarrollar una suerte de pasaporte de vacunación. Y aunque se plantean dilemas éticos por la posibilidad de que se convierta en instrumento de discriminación, es algo que ya está en camino. Solo le falta fecha