<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Venezolanos que regresan contagiados ahora para el gobierno son "casos colombianos"

Hoy Nicolás Maduro informó sobre 82 venezolanos contagiados con COVID-19. 80 de estos ciudadanos cruzaron recientemente la frontera procedentes de Colombia y se refirió a ellos como "casos colombianos". Mañana o el sábado anunciará las medidas de flexibilización

Venezolanos que regresan contagiados ahora para el gobierno son "casos colombianos"

El discurso evoluciona según se veía venir. Pero no deja de sorprender. Ahora ya no son «casos importados». Hoy a los 80 venezolanos contagiados con COVID-19 y que recientemente cruzaron la frontera se les presentó como «casos colombianos».

Y también se habló de los «casos ecuatorianos, peruanos, brasileños». Hay que diferenciar bien para que la gente entienda, pidió el mandatario Nicolás Maduro. Una cosa es una cosa y otra es otra, aunque sea lo mismo: para él hay una curva «súper aplanada» en el contagio interno y otra de la que es mejor no hacer el dibujo porque va creciendo sin parar. Esa es la de los «casos colombianos», por ejemplo.

En las últimas 24 horas son 80: «Que pasaron la frontera, son de Colombia», dijo Maduro.

Son venezolanos. Y están de este lado de la frontera, lo mismo que los 2 casos «comunitarios». Así que hoy son 82 nuevos contagios detectados.

Un hombre de 40 años, de San Fernando de Apure, se contagió de COVID-19 por contacto con su hija, diagnosticada previamente. Está asintomático y recibiendo atención en un hospital.

El segundo contagio detectado de los «comunitarios» se trata de una mujer de 42 años, de Catia La Mar (La Guaira): ama de casa, sin antecedentes de viaje o contacto con alguien enfermo.

La cifra total de casos diagnosticados en el país es de 1.325.

La diferenciación planteada por el gobierno le permite a Maduro asumir cosas y tomar decisiones: «Viendo la curva aplanada de los casos de transmisión nacional es por lo que he decidido ir a una flexibilización progresiva, por fases, disciplinada, organizada. Mientras más organizada, segura y disciplinada lo hagamos va a salir mejor y vamos a salir fortalecidos en lo que es la salud de la familia venezolana”.

Nuevamente solo dio un adelanto: aunque la cuarentena se mantiene, establecerán franjas horarias para actividades comerciales, industriales y financieras, bajo protocolos de seguridad.

¿Y cuándo explicará los detalles de este plan tan anunciado? «Mañana o el sábado», dijo.