<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Venezuela debe tomar medidas preventivas por Covid-19

La enfermedad, generada por el coronavirus, surgió en China y se ha propagado a 44 países. Alexis García, especialista del Instituto de Inmunología de la UCV, considera que así como llegó a Brasil, la epidemia puede expandirse por otros países de América Latina, incluida Venezuela

Es necesario que las autoridades de Venezuela, tomen todas las medidas de prevención y atención a cualquier caso que se presente del Coronavirus Covid-19. El virus ya está presente en 44 países. Gracias a la interconexión mundial que existe podría afectar a más países entre ellos a los de América Latina.

El inmunólogo clínico Alexis García, del Instituto de Inmunología Nicolás Bianco, de la Universidad Central de Venezuela, señaló que en el centro se realizan investigaciones sobre la enfermedad que comenzó en China a fines de 2019. Hasta el domingo las autoridades de ese país habían reportado 2.442 fallecidos.

No es nuevo

García explicó que “es necesario señalar que el coronavirus -Covid-19-, no es un virus nuevo que afecta a la población. Se tienen registros que comenzó a circular en el mundo desde 1960 en adelante. Generalmente producía infecciones entre los animales, y ocasionalmente se transmitía entre los humanos, ocasionado un cuadro viral, una gripe muy leve”.

El médico indicó que en 2002, aparece la primera epidemia de coronavirus, otro virus distinto al que se propaga en la actualidad. Este se le identificó como Síndrome Respiratorio Agudo Grave o SARS, que también inició en China.

“Para aquel momento se pudo contener la infección y se logró limitar la mortalidad, que era mayor que la que tenemos actualmente. En aquel entonces se registraron 10% de fallecimientos de las personas infectadas. Actualmente las cifras que se manejan de letalidad se encuentra entre 2% y 3%, según las cifras que manejan los epidemiólogos y varias organizaciones de salud internacional”, dijo.

Posteriormente, relata el especialista, que 10 años más tarde surge otra epidemia con otro coronavirus diferente. Todos son pertenecientes a la misma familia, este se llama Síndrome Respiratorio del Medio Oriente o MERS, que se logró contener y aún se ven algunos casos de esta epidemia. Este presenta unos índices de mortalidad tan altos como 35% de los contagiados.

“En muy importante saber que el coronavirus, no es un virus nuevo, que ya se tienen información y que se han presentado dos brotes», dijo el médico.

Ya circulaba

«Este nuevo brote es el tercero y vuelve a tener como epicentro China, es detectado, al parecer en el mes de diciembre y posiblemente el virus ya circulaba», señaló García.

El inmunólogo señaló que el primer brote en China ocurrió en la ciudad de Wuhan, provincia de Hubei, una zona densamente poblada. El doctor que detectó lo inusual de la enfermedad -Li Wenliang médico oftalmólogo- observó el patrón de neumonía que presentaba el paciente no fue normal. El doctor alertó a las autoridades y en ese mismo mes se supo de otras personas infectadas. El oftalmólogo es una de las víctimas mortales del virus.

El médico de 34 años de edad, que falleció en febrero, intentó en diciembre alertar a sus colegas médicos, sobre el virus que creía se parecía al SARS. Recomendó utilizar mascarillas y trajes especiales para la atención de los enfermos, pero la policía le ordenó que no hiciera comentarios falso. A Weinliang lo investigaron por propagar rumores.

Sin embargo, García agregó que que las autoridades chinas tomaron varias medidas para enfrentar la emergencia sanitaria. Entre las acciones de prevención del gobierno se solicitó a las personas que se mantuvieran en sus casas, evitar las actividades en donde se aglomeren gran cantidad de personas para disminuir la posibilidad de transmisión de la enfermedad. «Además construyeron en tiempo récord un hospital, para la atención de los pacientes».

Atentos con los adultos mayores

El investigador del Instituto de Inmunología de la UCV señaló que además de estar atentos de las rutas de propagación en los distintos países afectados con el coronavirus, también se ha puesto mucha atención al comportamiento de los pacientes.

“Cuando comenzamos a observar cómo se comporta en la población afectada, vimos que en los grupos de niños de 0 a 9 años de edad, no hay fallecidos», dice el experto.

«De allí en adelante aumenta el número de defunciones, situación que afecta sobre todo a las personas con edades por encima de los 60 años de edad, infectadas y que tienen una enfermedad de base», agrega.

García dio algunos ejemplos sobre casos que podrían verse afectados como el síndrome asmático severo, o alguna enfermedad pulmonar crónica como bronquitis, pacientes con enfermedades cardiovasculares o diabéticos, entre otras.

«Son estos casos los que tienden a complicarse y el desenlace puede ser fatal”, señaló García por lo que recomendó estar muy alerta con los adultos mayores.

No hay tratamiento

García indicó que aun no hay tratamiento para combatir la enfermedad. Señaló que, por ejemplo, los pacientes, que padecen de Síndrome de Inmuno Deficiencia Adquirido (SIDA) cuentan con retrovirales. Sin embargo, para el coronavirus no existen estudios serios que demuestren que pueden servir para atacar la enfermedad.

“Tampoco hay ninguna vacuna desarrollada para combatir el coronavirus -Covid-19-, una vacuna puede tardar hasta 18 meses, y cuando se pueda lograr tener la vacuna, después de todos los estudios y pruebas necesarias, servirá para la próxima epidemia», afirma.

Explicó que por ahora a los pacientes hay que darles tratamientos de hidratación. «Hay que hospitalizarlos, si presentan otra infección por alguna bacteria, se les coloca antibióticos. Pero es necesario resaltar que los antibióticos no sirven para tratar el coronavirus, los virus y bacterias, son cosas diferentes”.

¿Qué hacer si hay sospechas?

García señala que si hay sospechas de la enfermedad se deben hacer pruebas para verificar. Si hay un paciente en Venezuela con algún síntoma extraño en el sistema respiratorio, aunque no sea coronavirus, hay que acudir inmediatamente a una consulta, pues también, en el ambiente puede estar circulando otros virus, como la influenza, por lo cual se deben tomar medidas.

“Entre estas medidas se cuentan tratar de no salir de casa, lavarse muy bien las manos, mantenerse aseado, usar tapa bocas, cuya protección debe ser utilizada por cualquier persona que este infectada de cualquier enfermedad respiratoria, para que no siga trasmitiendo el virus a otras personas”, señaló.

Si tras la prueba el resultado es positivo el paciente debe ser hospitalizado y se estudia si está en un nivel moderado o severo, de allí dependen las medidas de soporte médico.

Alerta en Venezuela

El especialista considera necesario que el gobierno de Venezuela a través de los medios de comunicación inicie una campaña de concientización sobre el virus. Después de la infección con el virus, el periodo de incubación puede durar hasta 14 días, antes que el paciente comience a mostrar los síntomas.

“Lamentablemente la fase de contención de la enfermedad se rompió en China y el virus se ha registrado en 44 países, hay que mitigar el riesgo que se siga expandiendo en forma más extensa», dijo.

El médico recomienda que se lleven a cabo campañas informativas en las que se transmitan informaciones serias, sin ocasionar caos, pero concientizando del peligro.

Hemos visto con preocupación que en algunos medios, especialmente por las redes sociales se difunden rumores e información inexacta o inadecuada. «Muchos de los llamados ‘influencers’ en las redes sociales, no saben manejar la información y pueden crear pánico”.

Limpieza

El experto reiteró que una de las medidas sanitarias para contrarrestar al virus es lavarse las manos. «Hay que tomar previsiones igual de importantes, como es por ejemplo la limpieza de la pantalla del celular. Incluso estando nuevo se puede comprar con una selva de microrganismos en él”.

García realizó un llamado a las autoridades de salud de Venezuela, para que adquieran los equipos necesarios para enfrentar la enfermedad. Además se debe capacitar no solo al personal médico, paramédico, enfermeros, camilleros sino a otros funcionarios como bomberos, protección civil y empleados de aeropuertos.

“Una de condiciones básicas que deben tener los centros de salud y hospitales de Venezuela, es el servicio de agua potable, para poder mantener el aseo, tanto personal como de las instalaciones», declaró.

«Para la limpieza se recomienda usar cloro y usar tapabocas, especiales, no solo los de tela que se utilizan para entrar a los quirófanos, que son desechables y pueden tener una utilidad de horas, es necesario adquirir tapabocas, así como trajes especiales, tener espacios adecuados para posibles hospitalizaciones y áreas restringidas en caso de necesitar el aislamiento de pacientes”, señaló.