Venezuela parece cada vez más un arruinado país africano

El término “africanización” ha sido usado cada vez con mayor frecuencia para definir los derroteros por los que se hunde Venezuela, que en estos 20 años de la llamada revolución chavista se ha convertido en uno de los países más pobres y en peores condiciones económicas del mundo. Un nuevo ranking de competitividad confirma el deterioro colectivo ya conocido de forma empírica por los habitantes de este país que dejó atrás su pasado de riqueza y modernidad.

Mauritania, Burundi, Angola, Mozambique, el caribeño Haití, la República del Congo, Yemen y Chad acompañan a Venezuela, en ese orden, en los últimos 10 lugares del mundo entre los países con peor competitividad, de acuerdo al más reciente estudio del Foro Económico Mundial.