<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Venezuela ratifica legítimos derechos sobre territorio disputado con Guyana

Venezuela ratifica legítimos derechos sobre territorio disputado con Guyana

El gobierno de Nicolás Maduro reiteró que Venezuela tiene legítimos derechos sobre el territorio de la Guayana Esequiba, una región que se disputa con Guyana desde el siglo XIX, al recordar que hoy se cumplen 120 años del fallo del Laudo Arbitral de París que reconoció los alegatos de Georgetown.«Venezuela continuará su indeclinable reivindicación y defensa de los legítimos derechos de la República sobre la Guayana Esequiba», se afirma en un comunicado emitido por la cancillería venezolana.

El texto se emitió a propósito de cumplirse 120 años del fallo del Laudo Arbitral de París, una instancia que la diplomacia venezolana siempre ha rechazado por considerar que afectó sus intereses en el territorio disputado.

El Laudo de 1899 es considerado «nulo e irrito» por Venezuela y una grave injusticia histórica, a la vez que afirma que se pretende despojar a Venezuela de sus legítimos derechos sobre la región que abarca unos 159.000 kilómetros cuadrados.

«El justo reclamo de Venezuela es reconocido en el seno de la Organización de las Naciones Unidas mediante la firma del Acuerdo de Ginebra de 1966; tratado internacional que rige con toda su fuerza normativa la contención sobre nuestra Guayana Esequiba», se esgrime en el texto.

Por este motivo, la Cancillería acota que la disputa territorial merece una resolución pacífica, próspera y beneficiosa para ambas naciones, mediante una negociación amistosa y flexible y bajo los lineamientos del Acuerdo de Ginebra.

Sin embargo, Guyana tradicionalmente da por válido los resultados del laudo parisino, que se produjo cuando todavía era colonia británica. Aunque Georgetown haya aceptado el pedido venezolano con el Acuerdo de Ginebra de 1966.

En las últimas semanas, la reclamación territorial venezolana sobre el Esequibo ha sido motivo de acusaciones cruzadas entre los grupos venezolanos que luchan por el poder.

A principios de septiembre, el fiscal general designado por la constituyente, Tarek William Saab, informó sobre la apertura formal de una investigación al jefe del Parlamento, Juan Guaidó, acusado por el gobierno de tener intención de abandonar el reclamo sobre el Esequibo, un delito que podría implicar «traición a la patria». Un hecho manipulado pues durante los 20 años de chavismo el reclamo fue abandonado por el gobierno de Hugo Chávez a cambio de su apoyo y el de Caricom en los foros regionales. Tanto Chávez como Maduro han ignorado los pedidos de organizaciones sociales de ser más activos en el reclamo como se hacía durante los 40 años previos a la llegada del chavismo al poder.

La investigación de la Fiscalía se produjo luego de que la vicepresidenta, Delcy Rodríguez, presentó un audio ante los medios estatales en el que, supuestamente, dos allegados a Guaidó señalaban que si la oposición venezolana dejaba de reclamar el Esequibo, obtendría un mayor apoyo del Reino Unido.

Guaidó, considerado presidente encargado de Venezuela por más de 50 naciones, desestimó la investigación y advirtió que los traidores a la patria son los que están hoy secuestrando el poder, en referencia a Maduro, a quien no reconoce por haber ganado unas elecciones tachadas de fraudulentas.

¿Habrá aprendido la humanidad las dimensiones del Holocausto?

Cada 27 de enero se conmemora el Día Internacional en Memoria de las Víctimas del Holocausto, con el objetivo de luchar contra el antisemitismo, el racismo y toda otra forma de intolerancia ¿Habrá conciencia de lo sucedido en el Holocausto? ¿Fue suficiente el horror sufrido por el pueblo judío tras 6 millones de seres humanos exterminados? / Por Froilán Barrios Nieves

Los “underdog”

No existe una palabra específica en español que sea equivalente al "underdog", salvo frases como "el que se espera que pierda". También se usa en lenguaje empresarial para referirse a las personas desmotivadas. Para Ricardo Adrianza representan un reto mayúsculo para el liderazgo de una organización