Venezuela ya tiene su segunda medalla

La venezolana  Elvismar Rodríguez venció a la francesa Morgane Duchene en judo, otorgándole el tercer lugar en la competencia.

Venezuela ya tiene su segunda medalla

Venezuela ya tiene su segunda medalla, también de bronce, en los II Juegos Olímpicos de la Juventud. Esta vez gracias a la participación de Elvismar Rodríguez, judoca venezolana.

La atleta superó en el combate por la medalla de bronce a la francesa Morgane Duchene en la categoría de -78kg, a quien dejó fuera de competencia en poco más de tres minutos, según reseña El Universal.

Su paso a los Juegos Olímpicos

Rodríguez conquistó su cupo a la cita china en agosto de 2013. Superó en octavos de final a la polaca Kamila Pasterniak con la técnica de Ippon-wazari. En cuartos de final, la criolla tropezó ante la croata Brigita Matic, quien se alzó con la victoria. Pero en el repechaje de la ronda semifinal, se enfrentó nuevamente a la polaca Pasterniak, venciéndola con la técnica de Ippon, osoto.guri.
La primera medalla llegó por intermedio del nadador Carlos Claverie, quien culminó ayer en el tercer lugar de los 100m pecho.

La moda venezolana ya tiene título académico

La Universidad Católica Andrés Bello inauguró la Academia de la Moda, con respaldo de la Escuela de Comunicación Social. Tendrá diplomados, cursos y masterclasses. Así da inicio a una serie de nuevas propuestas estudiantiles diferentes

¿El "Venezuela se arregló" se siente en Petare?

Muchos hablan de una aparente mejoría económica y la frase-meme tiene a muchos rabiando y devanándose los sesos buscando explicaciones a lo que ocurre aquí. Lo mejor es salir a la calle, lejos del espejismo de Las Mercedes y los inventos de Chacao. ¿Qué dicen los pequeños comerciantes de una de las barriadas populares más grandes del país? Conversamos con siete de ellos y les preguntamos lo que ya nadie quiere oír: ¿de verdad algo se arregló?

La crítica y la burla en el fútbol

En esta entrega, Carlos Domingues analiza la responsabilidad del comunicador a la hora de hacer juicios sobre la actuación de un jugador o un club. "Ponernos límites en la burla no es censurarnos, es respetar. La crítica desmedida destruye", escribe el columnista