Vicepresidente colombiano Germán Vargas Lleras renuncia a su cargo

Vicepresidente colombiano Germán Vargas Lleras renuncia a su cargo

El pleno del Senado de Colombia aceptó este martes la renuncia de Germán Vargas Lleras a la Vicepresidencia de la República, cargo que dejó con la intención de ser candidato presidencial en las elecciones del año próximo.La renuncia irrevocable de Vargas Lleras fue aceptada por 76 votos a favor y ninguno en contra, informó el Senado.

El presidente del Congreso, Mauricio Lizcano, dijo a periodistas que citará al Congreso el 29 de este mes para dar trámite al nombramiento del general retirado de la Policía Óscar Naranjo, designado por el presidente Juan Manuel Santos como reemplazo de Vargas Lleras.

El Senado «acaba de aceptar mi renuncia al cargo de Vicepresidente de la República, en el cual me desempeñé desde el 7 de agosto de 2014 y hasta la fecha», manifestó Vargas Lleras en un comunicado.

Al igual que dijo el pasado 14 de marzo, cuando hizo un balance de su gestión, Vargas Lleras insistió en que no ha decidido si será candidato presidencial, pero deja el cargo para no quedar inhabilitado políticamente por no cumplir los plazos legales.

El hasta hoy vicepresidente afirmó que se retira del Gobierno, en el que además fue ministro del Interior y Justicia y de Vivienda, «con la satisfacción del deber cumplido en la construcción de una Colombia mejor».

Las elecciones presidenciales para escoger al sucesor de Santos se celebrarán en mayo del año próximo, y si hay necesidad de una segunda vuelta se hará en junio para que el elegido asuma el 7 de agosto de 2018

The Objective inicia nueva etapa para refrescar el periodismo desde España

Alvaro Nieto, el nuevo director anunció la contratación de un grupo de experimentados periodistas que, fieles a la audacia, la estética y los valores de THE OBJECTIVE, están llamados a ampliar su espectro para cubrir con mayor detalle los mundos de la política y la economía. Un periodismo «independiente y libre», señaló Nieto, «que ejerza fielmente su función de contrapeso del poder».