VIDEO | Represión en El Paraíso: la promesa rota de PoliCaracas

Este 1 de mayo se convocó a todos los venezolanos contrarios al régimen de Nicolás Maduro para una gran protesta que afianzaría las acciones tomadas por Juan Guaidó, reconocido como presidente interino por más de 50 países, este 30 de abril en conjunto con un grupo de militares y Leopoldo López, preso político desde hace cinco años.

VIDEO | Represión en El Paraíso: la promesa rota de PoliCaracas

A las 10 de la mañana se veía una baja afluencia de manifestantes en sectores del este y asistencia casi nula en algunos puntos del oeste, pero un lugar lucía distinto al resto: la plaza Washington de El Paraíso.

Desde que inició la concentración, la Guardia Nacional Bolivariana usó gases lacrimógenos para dispersar a las personas que se encontraban protestando de forma pacífica. Entre los manifestantes había personas de la tercera edad y niños, por lo que los presentes intentaron negociar con efectivos de PoliCaracas que también estaban en el sitio. Este cuerpo prometió no reprimir, siempre y cuando no se trancaran las calles. Acto seguido, los policías se fueron del lugar.

Una hora después, la señora Galicia (pidió no se revelara su verdadero nombre), mujer cercana a los 70 años de edad, se encontraba dando una entrevista a El Estímulo, junto a su vecina. Ella comentaba que sus expectativas de la Operación Libertad llevada a cabo por Guaidó eran altas, porque lo consideraba un proceso “que se ha trabajado desde hace muchos años y ayer (martes) se avanzó mucho”.

En el momento que explicaba que se trataba de un procedimiento “muy lento y muy largo” su voz se cortó al escuchar las detonaciones de los cuerpos de seguridad que volvían para reprimir a los manifestantes.

Después de dispersarse, los vecinos volvieron a concentrarse en compañía del concejal Jesús Armas; sin embargo, la GNB volvió a los pocos minutos con más detonaciones de gases.

Armas denunció la acción de los cuerpos de seguridad de Maduro, considerando que la protesta se estaba llevando a cabo de forma pacífica, pero advirtió que los vecinos del Paraíso se mantendrían manifestando.

Respecto a la dinámica de los cuerpos de seguridad, comentó a El Estímulo y lo que antes había sucedido con miembros de PoliCaracas que son señales de que “nadie (del bando opresor) cumple promesas”.

“Nadie estaba obstruyendo ninguna calle y viene la Guardia Nacional a amenazarnos con unas bombas”, agregó.

 

Asimismo dijo que esto demuestra que el régimen “está acorralado, está en su fase final y por eso tienen que reprimir de esa manera, pero también entendemos que si no luchamos en la calle no vamos a poder acabar el sufrimiento de los venezolanos”.

Por su parte, los manifestantes llamaban a seguir en la calle a pesar de la amenaza y se mantuvieron de forma pacífica en la plaza.

A pesar de que los cuerpos de seguridad posicionaron sus motos en una calle paralela, los vecinos se mantuvieron, levantando las alcantarillas para dificultar el paso en caso de que las fuerzas represivas intentaran dar una arremetida inesperada.