<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

VIDEO &#124; Una familia entera entre las víctimas de los deslaves en Aragua

Una familia compuesta por cuatro personas está entre las víctimas de los deslaves ocasionados por las lluvias que han dejado al menos cuatro muertos y un puñado de desaparecidos en poblados vecinos de Choroní, ubicado en las costas del céntrico estado Aragua.

VIDEO &#124; Una familia entera entre las víctimas de los deslaves en Aragua

Santiago Alonso Soldner, de cuatro años de edad, es buscado activamente por las autoridades desde que un deslave con piedras, lodo y árboles afectara a tres poblados ubicados en la cordillera de la costa, en el norte venezolano.
Unos cuatro muertos han sido confirmados este jueves por Jorge Galindo, director nacional de Protección Civil. Entre ellos, el matrimonio conformado por Agustín Alonso Valverde (48 años) y Gabriela Soldner Gómez (45), los padres de Santiago. Maria Isabel Linares de González (66 años), tía del pequeño, también aparece en la lista de fallecidos.
José Manuel Gonçalves Corcho (50) es la cuarta muerte confirmada por Protección Civil en Twitter.
Galindo aseguró que las autoridades buscan a un niño de cuatro años de edad en Choroní aunque no precisó su identidad. Jorge Rojas, tío de Santiago, afirmó a El Estímulo que el niño está desaparecido desde que ocurrió la tragedia, el pasado fin de semana.
Al menos catorce personas también se encuentran desaparecidas por la crecida súbita del río Las Mercedes, que arrastró todo a su paso, incluyendo carros y camionetas, según denunciaron vecinos y familiares de las víctimas en las redes sociales.
Videos obtenidos por El Estímulo muestran a habitantes de los pueblos asistiendo a las víctimas del deslave. Rojas exigió a las autoridades dejar el “hermetismo” en torno a la cifra de desaparecidos.


José Trujillo, diputado opositor por Aragua, calificó este jueves como una “tragedia” lo ocurrido en las costas aragüeñas. Dijo que hay un “número indeterminado” de desaparecidos que son callados por las autoridades.
Rojas manifestó ante cámaras de televisión que la familia se encontraba en Choroní visitando a Johann Soldner, el padre de Gabriela. Calificó de “extraña” la muerte de su hermana porque “ella viajaba a Choroní desde que nació y sabía la peligrosidad de ese río con las lluvias”.
El tío del niño desaparecido, quien se encuentra en Perú, recordó que mantuvo un último contacto con su hermana por la red de Facebook el domingo pasado. El martes dijo que se enteró por un amigo de lo que había ocurrido con su familia, agregó.
Johann Soldner se mantiene junto a los vecinos participando en la búsqueda del niño con Protección Civil, según testigos. El paso para llegar a los pueblos afectados se encuentra vedado por agentes de la Guardia Nacional, denunció el diputado.
La localidad de Romerito, vecina al río Las Mercedes, es la más afectada por las lluvias. Unos 250 funcionarios de Protección Civil se encuentran activados en las labores de rescate, informó Galindo.
Otros dos poblados, La Esmeralda y Romero, ubicados en el municipio Girardot, también fueron golpeados por los deslaves.
En varios puntos de la ciudad de Maracay, capital del estado Aragua, se han habilitado centros de acopio para enviar medicinas, alimentos y agua a los afectados de los pueblos costeros.
Las comunidades han recibido comida de la gobernación de Aragua y las tuberías de agua potable que se fracturaron con el deslave están siendo reparadas. 
Los bomberos forestales, funcionarios de Inparques de Aragua y bomberos del Distrito Capital trabajan en labores de rescate y búsqueda de sobrevivientes.

]]>

"Kingdom", la apuesta de Netflix a las artes marciales

La vida ordinaria de peleadores dispuestos, como dijo Hemingway, “a cambiar su vida por un buen espectáculo de violencia”, es narrada desde un drama familiar que evoca tanto al yonqui de Burroughs, el realismo sucio de Bukowski y lo grotesco de Palahniuk, en una serie deportiva que, quizás, terminó demasiado pronto