Vladimir Padrino reconoce que hay 8 militares secuestrados por la guerrilla colombiana

Hoy dos comunicados confirman lo que ya se sabía: 8 uniformados están en manos de la disidencia de las Farc. El documento oficial de la Fuerza Armada evita identificar a los autores del secuestro, pero uno de la Embajada de Venezuela en Bogotá del gobierno encargado, hasta incluye la lista de nombres de las víctimas

Vladimir Padrino reconoce que hay 8 militares secuestrados por la guerrilla colombiana

El 10 de mayo ya el Comité Internacional de la Cruz Roja confirmó lo que antes había denunciado la ONG Fundaredes: 8 militares venezolanos estaban secuestrados por un grupo disidente de las Farc tras una emboscada ocurrida el 23 de abril en Apure. Y apenas hoy, 15 de mayo, la Fuerza Armada dice algo al respecto. A su estilo, claro: sin mencionar quiénes son los secuestradores y atribuyendo culpas al otro lado de la frontera.

La Fuerza Armada se «pronunció» a través de un comunicado firmado por el general Vladimir Padrino López, que arranca así: «La Fuerza Armada Nacional Bolivariana reitera, que desde el pasado 21 de marzo de los corrientes, en ejercicio pleno de soberanía, se viene ejecutando la operación “Escudo Bolivariano 2021” en el estado Apure, contra grupos irregulares armados colombianos; organizaciones terroristas dedicadas al narcotráfico, al secuestro y la extorsión, entre otras actividades delictivas, que le han declarado la guerra al Estado venezolano, al pueblo y a nuestra institución.

Estas facciones utilizan métodos asesinos y cobardes como las minas antipersonales y cargas explosivas detonadas a distancia, que causaron la muerte de efectivos militares y ocasionaron graves heridas a otros, algunos de ellos con mutilaciones de miembros e incapacitación de carácter permanente. Así mismo, en las acciones de combate fueron capturados ocho profesionales militares, de quienes, el pasado 09 de mayo, recibimos una fe de vida».

Nótese el detalle: el 9 de mayo ya tenían certeza plena.

El comunicado de Padrino se presenta más como una suerte de denuncia abierta dirigida a entes internacionales que a los ciudadanos venezolanos.

«En atención a esta situación, denunciamos ante la comunidad internacional, ante los organismos multilaterales y las organizaciones de defensa de los derechos humanos, el infame secuestro de estos soldados, y exigimos a sus captores que ilegalmente les mantienen en cautiverio, la preservación de sus vidas e integridad física. Hemos establecido los contactos conducentes a su pronta liberación y la Cancillería de la República efectúa coordinaciones con el Comité Internacional de la Cruz Roja, para que sirva de enlace en la entrega de nuestros hermanos combatientes.

Expresamos solidaridad incondicional y apoyo irrestricto a los familiares de tan valientes compañeros de armas, que de manera gallarda y estoica continúan honrando el sagrado juramento de defender la patria; no escatimaremos ningún esfuerzo y agotaremos todas las vías posibles para recuperarlos sanos y salvos».

Y aprovecha para señalar: «Es importante recordar, que esta estructura criminal se vale de la inacción y aquiescencia del gobierno colombiano para desarrollar sus delitos transnacionales. Al respecto, algunos países ya han expresado su profunda preocupación debido a la inestabilidad regional que puede generar la violencia armada desplegada por estas bandas delictivas en la frontera colombo venezolana».

Los secuestrados

Hoy también la representación diplomática en Colombia de la oposición liderada por Juan Guaidó puso a circular un documento en Twitter en el que informa los supuestos nombres de los militares secuestrados.

De acuerdo a esa lista, serían: teniente coronel Jhan Carlo Bemon; primer teniente Jonny Jaguay; teniente de fragata Alvaro Junior Florez; sargento mayor de tercera José Antonio Ramos; sargento segundo Estiben José Aular; sargento primero Luis Coba; sargento mayor tercero Paul Hernández; y el sargento primero José Torres.

Según el comunicado de la Embajada de Venezuela en Colombia, este sería «otro crimen responsabilidad de Nicolás Maduro quien entregó el control del territorio y la soberanía nacional a grupos que delinquen desde el territorio venezolano».

Y, claro, en este documento sí se menciona a los secuestradores: «Fuerzas Armadas de Colombia Ejército del Pueblo FARC-EP».