Vladimir Putin tendría un cáncer muy agresivo según una grabación secreta

Según un artículo de la revista, New Lines, el presidente de Rusia está “muy enfermo de cáncer en la sangre”. La información proviene de una fuente cercana al mandatario, que fue grabada

Vladimir Putin tendría un cáncer muy agresivo según una grabación secreta

El presidente ruso, Vladimir Putin, está “muy enfermo de cáncer en la sangre”, dijo un oligarca cercano al Kremlin en una grabación secreta obtenida por la revista New Lines. El New York Post se hace eco de la noticia.

La grabación representa un raro testimonio de alguien con vínculos comprobados con el gobierno ruso de que su dictador fanático bien podría estar gravemente enfermo”, afirmó la revista sobre los comentarios hechos durante una discusión a mediados de marzo con alguien descrito como un “capitalista de riesgo occidental”.

No se especificó el tipo de cáncer es.

Él arruinó absolutamente la economía de Rusia, la economía de Ucrania y muchas otras economías, las arruinó absolutamente”, se escucha decir al oligarca anónimo, al referirse a Putin en la cinta. “El problema está en su cabeza. … Un loco puede poner el mundo patas arriba”.

El hombre es un magnate de la energía que actualmente se encuentra fuera de Rusia con un patrimonio neto que lo pone en la lista de los 200 empresarios rusos más ricos. Se le puede escuchar en la cinta criticando con vehemencia la invasión de Ucrania y cuestionando el propósito de la muerte de más de 15.000 soldados rusos.

Y dice que “todos esperamos” que Putin muera de su cáncer o posiblemente de alguna intervención, como un golpe, para evitarle a Rusia más desgracias.

El oligarca “no tenía idea de que estaba siendo grabado”, en la cinta de 11 minutos, señala New Lines, y agrega que identificó al hombre por su voz pero ocultó su nombre “debido a la alta probabilidad de que revelarlo llevaría a represalias estatales”, señalando la ley de Rusia que impone 15 años de prisión por difundir “noticias falsas”.

La nota recuerda que Roman Abramovich, propietario del Chelsea Football Club en Londres, pudo haber sido envenenado en marzo en medio de sus esfuerzos por negociar un acuerdo de paz con Ucrania y dijo que otros ocho oligarcas “han aparecido muertos desde enero”, incluidos dos supuestamente asesinaron a sus esposas e hijos antes de suicidarse, uno en España y otro en Moscú.

El jefe de inteligencia militar de Ucrania también afirmó que Putin tiene cáncer y sugirió que ya está en marcha un golpe para destituir al líder ruso.

El general de división Kyrylo Budanov dijo que las grandes pérdidas que han sufrido las fuerzas rusas son el preludio de una derrota a finales de año y «eventualmente conducirán al cambio de liderazgo de la Federación Rusa«.

Este proceso ya se ha lanzado, y se están moviendo hacia ese camino”.

El Times de Londres ya se había referido a la salud de Putin después de que se lo viera en varias ocasiones caminando con una aparente cojera y la cara hinchada, lo que podría sugerir que está siendo tratado con esteroides. Y durante el Desfile del Día de la Victoria de la semana pasada, el líder ruso estaba envuelto en una gruesa manta de lana.

The Times también citó una investigación de Proyekt, una publicación rusa independiente, que reveló que Putin está acompañado en casi todas partes por tres médicos, incluido un oncólogo o especialista en cáncer, y que el líder se baña en la sangre de las astas de los jóvenes renos, un “tratamiento alternativo” del que se enteró en Siberia.

Además, la historia de New Lines apuntaba a un memorando enviado a los oficiales del Servicio de Seguridad Federal (FSB), el sucesor de la KGB soviética, diciéndoles que no especulen sobre la salud de Putin ni “confíen en los rumores sobre la condición terminal del presidente”.

Las instrucciones tuvieron el efecto contrario, convenciendo a la mayoría de los oficiales del FSB de que Putin está enfermo, informó la revista.