Zara, Bershka y Pull&Bear cierran todas sus tiendas en Venezuela

Aunque las marcas de Inditex se van de Venezuela, los empleados no fueron despedidos porque la agrupación Phoenix World Trade, a la que pertenecen los establecimientos, planea abrir nuevas tiendas en ellos: "Ya no será Zara sino Lola. Ya no será Pull&Bear sino Push&Co. Y tampoco Bershka sino Anakena"

Zara, Bershka y Pull&Bear cierran todas sus tiendas en Venezuela

Zara, Bershka y Pull&Bear, marcas pertenecientes al grupo español Inditex, cerraron sus tiendas en Venezuela esta semana. De acuerdo con el medio español El País, la información se filtró de “fuentes vinculadas a la administración”, mientras que el diario ABC señaló que la orden provino del empresario vinculado al caso Plus Ultra, Camilo Ibrahim, quien manejó las marcas como una franquicia en el país.

Lo cierto es que, para este momento, de las 5 tiendas que se mantenían en el país, todas ya taparon los logos de la compañía con telas blancas.

La salida de las marcas no parece sorpresiva, pues hace meses Inditex ordenó a sus tiendas rematar en tiempo récord las piezas que quedaban sus anaqueles y depósitos, incluido el mobiliario, escaparates y maniquíes, según el sitio web Producto.

En Venezuela, las marcas de Inditex llegaron a agrupar 22 tiendas entre Caracas, Valencia y Margarita. De Zara habían 8, de Pull&Bear 5 y de Bershka 9.

¿A qué se enfrentó Zara en Venezuela?

La marca principal del grupo Inditex llegó al país en 1997 y hasta 2004, cuando Hugo Chávez acusó a la firma de fraude fiscal, fue un negocio que prosperó con creces.

Tres años después del señalamiento, que no llegó a mayores, la compañía Phoenix World Trade, cuyo socio es el empresario venezolano-libanés Camilo Ibrahim, negoció con el grupo Inditex y convirtió a Zara, Pull&Bear y Bershka en franquicias corporativas.

Black Friday

Lo singular es que esa sociedad no hizo que los enfrentamientos con el oficialismo disminuyeran. En 2013, por ejemplo, el Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (Seniat) multó a Zara por 85.000 dólares debido al aumento de precios de sus productos en medio de la devaluación del bolívar.

Una situación a la que hay que sumar las dificultades de importación, controles de precio durante 7 años, la crisis cambiaria y la veloz hiperinflación que mantiene el país desde 2017. Y por supuesto, a la que hay que incluir, el impacto de la pandemia y las restricciones por confinamiento.

El motivo final de la salida

Aunque no está expreso, la revista Producto y El País señalan que “la gota que colmó el vaso” fue la investigación que reveló que Camilo Ibrahim está vinculado al escándalo de la aerolínea venezolana Plus Ultra en España. Hace poco más de dos meses, se conoció que esta recibió auxilios financieros por parte de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI). Del mismo modo, esa no es la única investigación que implica a Ibrahim con casos de corrupción o lavado de dinero, pues Armando.Info reveló al menos dos de sus negocios con altos funcionarios del Gobierno de Maduro.

Camilo Ibrahim en una tienda Zara

¿Qué pasa con los empleados?

De acuerdo con Producto, los empleados de Zara y demás tiendas no están despedidos. De hecho, los establecimientos de las marcas siguen a nombre de la agrupación Phoenix World Trade, la cual planea abrir nuevas tiendas en los próximos días.

«Ya no será Zara sino Lola. Ya no será Pull&Bear sino Push&Co. Y tampoco Bershka sino Anakena… Inditex sabe además que las piezas que estaban en las tiendas Zara, Bershka y Pull&Bear, todas de viejas colecciones, seguramente pasarán a formar parte del stock de sus sustitutas», reveló en su sitio web.