<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Ron Santa Teresa realiza su primera emisión de deuda en dólares

Los papeles comerciales cuentan con una calificación de riesgo A1, tendrán un plazo de un año y un rendimiento anual de 4%. Se colocarán con un precio del 96% del valor facial

Ron Santa Teresa realiza su primera emisión de deuda en dólares

Ron Santa Teresa anunció su primera emisión de deuda en moneda extranjera. Tras recibir la aprobación de la Superintendencia Nacional de Valores para esta operación emitirá papeles comerciales por hasta 300 mil dólares.

“Esperemos que esta sea la primera de muchas emisiones en moneda extranjera, para que todas las empresas que siguen invirtiendo en nuestro país puedan hacer crecer su capacidad, a través de un mecanismo atractivo para los inversionistas”, dijo Alberto Vollmer, presidente ejecutivo de Ron Santa Teresa.

La operación se realiza a través de la Bolsa de Valores Caracas cumpliendo con todas las regulaciones del mercado de valores venezolano.

Los recursos levantados a través de esta emisión de deuda serán utilizados para ampliar la capacidad exportadora, de tecnología y el capital de trabajo de Ron Santa Teresa, cuyos rones añejos tienen presencia en más de 80 países alrededor del mundo.

Los papeles comerciales, que cuentan con una calificación de riesgo A1, tendrán un plazo de un año y un rendimiento anual de 4%. Se colocarán con un precio del 96% del valor facial.  El agente estructurador y de colocación será Ratio Casa de Bolsa, ente a través del cual los interesados podrán realizar sus inversiones.

Ron Santa Teresa es una empresa venezolana, familiar e independiente con una tradición de más de 224 años en la elaboración de rones. Sus acciones están listadas en la Bolsa de Valores de Caracas desde 1978.

Los “underdog”

No existe una palabra específica en español que sea equivalente al "underdog", salvo frases como "el que se espera que pierda". También se usa en lenguaje empresarial para referirse a las personas desmotivadas. Para Ricardo Adrianza representan un reto mayúsculo para el liderazgo de una organización