<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

FMI prevé la "peor caída económica" desde la Gran Depresión

La jefa del FMI indicó que de la misma forma que la emergencia de salud golpea a las personas vulnerables con más fuerza, se espera que la crisis de salud afecte en mayor medida a los países más pobres. 

FMI prevé la "peor caída económica" desde la Gran Depresión

La pandemia del coronavirus provocará «la peor caída económica desde la Gran Depresión» de 1929, estimó el jueves la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva. También advirtió que países emergentes y pobres como los de Latinoamérica «corren un gran riesgo».

La jefa del Fondo Monetario Internacional (FMI) destacó que el mundo está confrontando a una «crisis sin igual».

Según el organismo con sede en Washington, 170 países de sus 189 miembros van a registrar una contracción de su ingreso per cápita este año. El pronóstico cambió desde hace tres meses, cuando el Fondo proyectaba crecimiento en 160 naciones.

Aún el FMI no da cifras claras

Georgieva dijo que el crecimiento mundial será «marcadamente negativo» en 2020. Sin embargo, la funcionaria no dio cifras. Se espera que el reporte oficial del organismo se publique tras las reuniones semestrales que van a iniciar y que determinarán las previsiones generales y por país.

Actualmente sigue la incertidumbre en torno a la pandemia por el coronavirus, que fue detectado en China a finales de 2019 y que sigue propagándose por el mundo provocando decenas de miles de muertos y paralizando la actividad económica mundial.

«Todavía nos enfrentamos a un extraordinaria incertidumbre sobre la profundidad y la duración de la crisis», dijo Georgieva sobre las consecuencias del virus respiratorio.

La jefa del FMI indicó que de la misma forma que la emergencia de salud golpea a las personas vulnerables con más fuerza, se espera que la crisis de salud afecte en mayor medida a los países más pobres.

Georgieva indicó que los países emergentes y pobres, en África, Latinoamérica y parte de Asia, enfrentan un gran riesgo.

Según explicó, tienen menos recursos, con sistemas de salud más débiles, y además están peligrosamente expuestos a perturbaciones de la demanda y de la oferta, y con un «drástico endurecimiento de las condiciones financieras».