hiperinflación

Chavismo reconoce derrumbe total de la economía venezolana

El Banco Central de Venezuela (BCV) publicó cifras este viernes que dejan en evidencia la profunda crisis económica que han vivido los venezolanos durante los últimos años. Los nuevos datos publicados por la autoridad financiera del país revelan, entre otras cosas, que hubo una contracción del Producto Interno Bruto (PIB) del 49,3% entre el año 2013 y 2019.

Chavismo reconoce derrumbe total de la economía venezolana

El Banco Central de Venezuela (BCV) publicó este viernes cifras oficiales que admiten la profunda crisis económica que han vivido los venezolanos durante los últimos años. Los nuevos datos publicados por la autoridad financiera del país controlada por el chavismo revelan, entre otras cosas, un derrumbe acumulado del Producto Interno Bruto (PIB) del 62% entre el año 2013 y 2019 y una inflación acumulada de 4.680%  entre enero y septiembre de este año.

¿A cuánto debería subir el precio de la gasolina?

Hay un creciente clamor nacional sobre la necesidad de sincerar el precio de la gasolina, cuya distribución “gratuita” ha degenerado en una política antipopular y antiempresarial. El subsidio a la gasolina no es gratis, se paga a través del impuesto hiperinflacionario que recae sobre todo en quienes viven de un ingreso fijo, pero que también afecta a las empresas que no pueden sincronizar el ajuste de sus precios al ritmo hiperinflacionario, y luego no pueden reponer el total de los inventarios con los ingresos que obtienen por ventas.

ENTREVISTA - Banca venezolana sobrevive en rojo gracias a bonos del gobierno

Antes del colapso final provocado por el chavismo, Venezuela era la cuarta economía más poderosa de América Latina, detrás de Brasil, México y Argentina. Pero en 2019 su Producto Interno Bruto (PIB) habrá completado una merma de 65% desde que llegó Nicolás Maduro al poder. Este país con los mayores recursos de hidrocarburos del mundo apenas produce tanta riqueza como Panamá, República Dominicana o el pequeño y asolado Puerto Rico. ¿Cómo queda la banca privada y estatal en medio del peor desastre vivido por una sociedad en tiempos de paz y sin huracanes ni terremotos?

La arritmia cambiaria: ¿a cuánto llegará el dólar a final de año?

Durante enero de 2019, la tasa de cambio no oficial pasó de 720 a 2.885 BsS/$ para estabilizarse entre febrero y marzo en torno a 3.200 BsS/$. Pero en abril, el ritmo cambiario comenzó a acelerarse a un promedio de 15% intersemanal. Luego en mayo, debido a la activación de las mesas de cambio en la banca, el ritmo cambiario se desaceleró nuevamente en torno a 2,7% intersemanal.

La derrota de Macri: lecciones para Argentina, advertencias para Venezuela

En las elecciones Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) de Argentina, se seleccionan las candidaturas dentro de cada partido o coalición que van a participar en la elección general de octubre. Como todas las coaliciones presentaron una candidatura única, las PASO constituyeron una gran encuesta preelectoral y su resultado es un mal augurio para las aspiraciones de Macri

Economía venezolana sigue sin señales de mejora en sexto año de recesión

La contracción del sector productivo de Venezuela hasta superar el 60 % de su PIB, la hiperinflación, la devaluación de la moneda o el descenso de su producción petrolera, siendo el país con las mayores reservas probadas de crudo, mantiene a la economía sumida en su sexto año de recesión y sin señales de cambio o mejora inmediata en el horizonte.

Economía venezolana sigue sin señales de mejora en sexto año de recesión

La contracción del sector productivo de Venezuela hasta superar el 60 % de su PIB, la hiperinflación, la devaluación de la moneda o el descenso de su producción petrolera, siendo el país con las mayores reservas probadas de crudo, mantiene a la economía sumida en su sexto año de recesión y sin señales de cambio o mejora inmediata en el horizonte.

La tragedia nacional en un Toronto

Hace cinco años y en este mismo portal escribí un artículo que intitulé “Nuestra tragedia en un Toronto”. En aquel momento advertí de la hiperinflación que nos azotaría, no por tener conocimientos profundos de economía, sino por mero sentido común. No me equivoqué, por desgracia. Cito parte de él: