James Franco

The Disaster Artist: Los polos de la paradoja-jaja

Pareciera que al final del film, Tommy Wiseau, o al menos James Franco en la piel del director del mítico film, se diera cuenta de que el simple acto liberador de abrir la boca, relajar la mandíbula y vocalizar un par de “j aja”, como un acto placentero, es todo lo que se necesita para disfrutar del desastre.

El vestido que revolucionó las redes sociales

La noche de ayer creó una nueva división para el mundo, sin duda una mucho más divertida. Existe entonces la izquierda y la derecha, el Caracas – Magallanes, el oficialismo y la oposición y ahora el vestido azul-negro y el vestido blanco-dorado