Dos películas que te harán temblar de miedo en el cine

"La hora de tu muerte" y "El ascenso del diablo" son las películas de terror recién estrenadas en la cartelera venezolana

Las películas de alguna o otra forma buscan remover las emociones, pero las de terror son las que sacuden a más de uno y por eso muchos se abstienen a verlas.

¿Qué harías si supieras cuánto tiempo de vida te queda? ¿Qué tan dispuesto estarías a redimir tu pasado? Esas son las preguntas que dejan respectivamente «La hora de tu muerte» y «El ascenso del diablo».

Ambas películas son del género de terror, donde la tecnología y el exorcismo serán los móviles de esas historias.

 

La app del horror

«La hora de tu muerte», del director estadounidense Justin Dec, cuenta cómo una sencilla aplicación en tu smartphone puede arruinar o aniquilar tu vida con tan solo darle al botón de «descargar».

La enfermera Quinn Harris (Elizabeth Lail) se ve envuelta en esa macabra situación debido a una persona que fue víctima de la aplicación y le contó de su existencia.

A pesar de las advertencias, la curiosidad y la duda pudieron más con Harris y se descargó «Countdown», para enterarse de que le quedaban dos días de vida. A partir de allí es perseguida por una entidad sobrenatural que se encargará de que se cumpla lo marcado en la aplicación y ella buscará la manera de evitar su muerte. Para los aficionados a estas historias aquí hay de todo: suspenso, una buena idea, una hermosa protagonista y una suculenta cantidad de screamers.

 

¿Enfermedad mental o una posesión demoníaca?

A diferencia de Justin Dec, el director y guionista singapurense Pearry Reginald Teo tiene una trayectoria de casi una década dedicada al cine de terror. Películas como «Strange Blood» (2015), «The Curse Of Sleeping Beauty» (2016) y «Necromentia» (2009) forman parte de su trabajo.

Ahora con «El ascenso del diablo» (The Assent), el cineasta decidió contar la historia de Joel Clarke (Robert Kazinsky), un viudo que se encuentra en la línea delgada entre la locura y la realidad.

Debido al fallecimiento de su esposa Clarke comenzó a desarrollar un cuadro esquizofrénico y a la par de esto, se percata de que su hijo Mason está teniendo un comportamiento inusual pero el hombre no sabe si es real o si son alucinaciones.

Ante la desesperación, decide buscar ayuda y halla al sacerdote Lambert, un cura que estuvo en prisión por la muerte de un niño durante un exorcismo que no terminó bien.

Lambert quiere redimirse de su pasado y decide arriesgarlo todo. Y durante este nuevo proceso se convence de que sí existe una entidad demoníaca. La lucha del bien contra el mal tendrá presencia en este misterioso caso sobrenatural.