Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Irrael Gómez, el fin justifica sus medios

IRRAEL
16/05/2017
|
FOTOGRAFÍA: CORTESÍA IRRAEL GÓMEZ

Alegría, tristeza, rabia, impudicia y repudio. Todo vale en las estrategias comunicacionales de Irrael Gómez —según él experto en marketing. Su asesoría acoraza las lides digitales de empresarios, políticos y artistas, que se catapultaron en las redes sociales. El Internet lo pinta transgresor y así se reconoce, aunque la transparencia de su proceder genere suspicacia

Irrael Gómez podría confundirse con un tipo cualquiera. A simple vista, es uno más: sin mayores atractivos físicos ni grandes títulos universitarios. Un halo de intriga, sin embargo, lo rodea en la medida que se descubren en Internet alabanzas, denuncias, rumores e imprecaciones. En los océanos de la web también se le conoce como el “gurú” de las redes, etiqueta que no se atribuye. “Gurú ni en mi casa”, dice entre risas, y continúa: “Aunque uno de mis objetivos es que nadie pueda hablar del marketing en redes sin nombrarme, para bien o para mal. Quiero trascender, la gente olvida rápido”, arguye con jactancia, valiéndose de un defecto no resuelto, la memoria corta que ha permitido errores históricos que luego se lamentan.

Es de los que entiende que la clave del éxito está en la diferenciación. Él mismo se reconoce singular en Twitter: “Si no eres realmente diferente no te queda más remedio que ser más barato”, reza la biografía de su cuenta @irrael. Con la implementación del marketing transgresor ha alcanzado que las marcas y personas que asesora, incluso él mismo, sean rentables a través de la manipulación emocional, “sin tenerle miedo a qué tipo de emociones. Cualquier sentimiento se puede transformar en positivo, desde el rechazo hasta la tristeza”.

Usa metodologías de la publicidad, aunque no se encajona, lenguaraz como pocos. El marketing transgresor es aquel que transgrede fronteras éticas y difumina moralinas. Lo explica: “Depende de hasta qué punto esté dispuesta la marca a llegar. No creo que haya límites, mientras no se lastime a nadie. La idea es que te saque de tu zona de confort y te rete”. Alardea que a su empresa llegan “miles de casos” de crisis comunicacionales, para los que brinda asesoría en construcción de reputación. Érika Schwarzgruber fue una de ellas. La actriz venezolana acudió a Gómez cuando se hizo viral en las redes sociales un video en el que aparecen la exanimadora de El Club de los Tigritos, Yorgelis Delgado, el cantante Kent James y ella en un trío compartiendo lubricidades y orgasmos.

cita-IG-4

Gómez lo cuenta porque ya tiene autorización de la involucrada, aunque los rumores de su asesoría saltaron semanas antes cuando Schwarzgruber le agradeció con un post de Instagram, que mostraba una foto de ambos y un mensaje que decía: “Hoy solo tengo palabras de Agradecimiento hacia ti, como ser humano y como profesional…..! Eres Grande!! MUY GRANDE”. Explica que cuando la actriz de marras lo contactó le recalcó que el mal ya estaba hecho: no había forma de parar la difusión del video. “Durante las primeras 48 horas no había nada que hacer. Era imposible frenar la viralidad de tres famosos en un acto íntimo. En ese tiempo, nos enfocamos en cambiar el titular: ‘alguien violó mi intimidad y me expusieron como mujer’. Comenzamos a buscar artistas y líderes de opinión que se solidarizaran con ella. Y luego, ella tenía que ser la primera de los tres en hablar. La gente va a entender el escándalo sexual por lo que declare el primero de ellos. Sin guiones. Le dije que fuese ella misma, que se mostrara humana”.

La estrategia se llevó a cabo con un video en vivo desde un nuevo perfil de Instagram, “lo creamos desde mi celular”, recuerda, y apunta que más de 432 mil personas vieron la transmisión. “Es un caso de éxito de limpieza de reputación. No hay expertos que te manejen este tipo de casos, todos salen cuando estás bien”, se engalla, saca el pecho presumido. Funcionó eso de estrechar alianzas: hasta el gobernador de Miranda, Henrique Capriles, metió las manos por ella en esa candela de frenesí. Sabe aprovechar las oportunidades con las que muchos se lavan las manos. “Triunfar es llenar espacios”, afirma, mientras recuerda la estrategia de Sascha Fitness, quien se convirtió en la asesora número 1 en la alimentación sana y el cuidado personal a través de las redes sociales. “Ella llenó ese espacio, yo lleno este. Ahora la gente me conoce por esto. Cuando me casé con Kerly Ruiz, empezó toda Venezuela a mirarme y hacerme bullying sobre cómo una mujer tan bella estaba con hombre tan feo como yo. Ojo, yo tampoco me lo creo. Y un día pensé ‘si tengo a toda Venezuela mirándome, o me callo o le demuestro a la gente lo que sé hacer. Comencé a hablar de marketing y la atracción fue brutal”. Actualmente, su empresa Street Marketing brinda asesoría personales y a través de conferencias en Venezuela, Miami y Ciudad de México.

cita-IG-3

Confiesa que la magia de la técnica está en el backstage. Ha ayudado a odontólogos estéticos, empresarios y políticos —cuyos nombres guarda con celo. No tiene la libertad para hablar de ellos. Son pocos los casos que saca a la luz pública. Víctor Drija, Sixto Rein y La Melodía Perfecta fueron algunos de los que acudieron a su despacho, en búsqueda de su experticia en redes. “Él vende de una u otra manera, así sea con un pensamiento o una reflexión. Llevamos solo dos meses trabajando con él, nos lleva todas las plataformas sociales, y nos ha gustado muchísimo”, explica Georman Martínez, conocido como Gio, cantante de La Melodía Perfecta.

Crea fama y acuéstate a dormir

La desconfianza y escrúpulo se asoman, flotan en las corrientes cibernéticas, a pesar de que el método pareciera inofensivo. Marko Música, influencer y comediante, maneja sus redes sin mayor cuidado, al punto de generar polémica de pequeños altercados que muchos podrían dejar pasar. Así se evidenció con la periodista Carmela Longo, a quien difamó por las historias de su cuenta de Instagram @markomusica ante sus 1,4 millones de seguidores. “Prefiero no conversar sobre el caso. Nosotros conversamos, lo ayudé un poco, pero prefiero no tocar el tema. Él está en su momento”, dice su salvador Irrael Gómez.

No todo lo que brilla es oro en la web para él. Si se escribe su nombre en el buscador de Google, Irrael Gómez está asociado con escándalos, cuentas fantasma e, inevitablemente, con Kerly Ruiz, su esposa y animadora de Portada’s. Al “transgresor digital” se le señala de ocupar el segundo lugar de un top 10 de cuentas de Instagram con mayor porcentaje de seguidores falsos, según informó la revista Zeta. Con datos extraídos de Sproutsocial, Websta, Social Media Examiner y otras nueve herramientas, la información mostraba a @irrael como el segundo usuario de Instagram en Latinoamérica y el primero en Venezuela con un mayor porcentaje de usuarios falsos. 48,4% del total. En el sexto puesto se encontraba @esen_serio, con 23,8% de cuentas fantasmas, cuenta que creó con su socio del momento Carlos Velásquez y por la que se dio a conocer en el mundo de la farándula.

cita-IG-2

Gómez no tardó en replicar como mejor sabe. Instagram fue la plataforma que usó para proferir amenazas e improperios: “No se tomen las Redes Sociales como juego, no paguen lo barato que sale caro, ayuden a construir, no sigan dejando el culo afuera que al final por eso pierden la batalla siempre, no sigan siendo los sacos de boxeo de los que si investigan y sobre todo no sigan dándole mierda de contenido a este país que necesita tanta gente profesional, porque los venezolanos no somos esto, somos más!!!”.

Incluso, se le acusó de plagio. Presuntamente copió un artículo de la página web Culturizando, que daba cuenta de los 11 principios de la propaganda según Joseph Goebbels, político alemán que fue ministro de Ilustración Pública y Propaganda del Tercer Reich. De acuerdo con Noticias Barquisimeto, Gómez afirmó que sí citó dichos principios, pero dio una analogía de estos conceptos para crear su propio texto. La gracia le costó el cese de colaboraciones para el portal web Caraota Digital.

cita-IG-1

No le perturban ninguna de estas acusaciones. Menos le quitan el sueño. Gómez es fiel seguidor de su filosofía poco convencional que podrá recordar a diario con los dos nuevos trazos de tinta indeleble que recorren su piel. Tiene una corona invertida tatuada en el cuello y la palabra “antiking” recorre su hombro. “No me creo el más poderoso. Solo hay mejores oportunidades que otras”, admite. Sus redes sociales las maneja desde la emocionalidad, tal como lo hace con su clientela. Deja colar desde insultos hasta agradecimientos con soltura para sus 703 mil seguidores en Instagram y más de 32 mil en Twitter. “Si me muestro como soy, que todo el tiempo estoy pensando en ayudar, como me enseñó mi madre, la gente no me va a comprar. Ese es el posicionamiento fundamentalista, cuando te aferras tanto a una imagen y te niegas a creer lo contrario. La gente me compró así: trasgresor, insoportable y peleón. Si no, la gente no me cree”, concluye risueño. Su reputación está hecha.