<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

AN elige directiva entre denuncias de amedrentamiento

Guaidó anunció de antemano que "será ratificada la presidencia de la junta directiva". Para ello necesita mayoría simple: 84 votos

AN elige directiva entre denuncias de amedrentamiento

La Asamblea Nacional (AN), único poder controlado por la oposición venezolana, elegirá este domingo presidente para 2020 con Juan Guaidó declarándose seguro de que será ratificado para continuar su lucha contra el régimen de Nicolás Maduro.

Será un momento clave para Guaidó, quien intenta reimpulsar su liderazgo con su reelección como jefe de la AN, cargo desde el cual se juramentó el 23 de enero del año pasado como presidente encargado de Venezuela, con reconocimiento de medio centenar de países.

La sesión en el Palacio Legislativo está prevista a las 11:00 am, hora local.

Hostigamiento a diputados

Diputados opositores denunciaron en horas de la madrugada que agentes del servicio de inteligencia (Sebin) desalojaron habitaciones donde se hospedaban legisladores de provincia en un hotel de Caracas, por un supuesto maletín con explosivos.

«Con el cuento de una bomba, Sebin y demás esbirros pasaron toda la noche en ‘operativo’ (…). El objetivo era claro: amedrentar», dijo el congresista opositor Ángel Medina.

La popularidad de Guaidó ha caído mientras Maduro resiste en el poder y, con esta, la capacidad del líder opositor de reeditar las masivas protestas que encabezó a principios de 2019.

Pero a la espera de la votación, en un comunicado emitido el viernes y dirigido a «la comunidad internacional», Guaidó anunció de antemano que «será ratificada la presidencia de la junta directiva». Para ello necesita mayoría simple: 84 votos.

La oposición ganó 112 de 167 escaños en las elecciones legislativas de 2015, pero desde entonces ha sufrido divisiones y, además, una treintena de legisladores se exiliaron o se refugiaron en sedes diplomáticas por procesos judiciales. Guaidó denuncia a la vez sobornos a diputados para ponerlos en su contra.

Un acuerdo de la alianza opositora establecía que la presidencia anual del Parlamento sería rotativa, correspondiendo en 2020 a partidos minoritarios.

La mayoría de esas organizaciones expresó apoyo a Guaidó en el último año de la actual legislatura, aunque unas son críticas del dirigente y otras negocian con el gobierno de Maduro.

Su aceptación popular, según la encuestadora Datanálisis, cayó a 38,9% en diciembre después de llegar a 63% cuando se juramentó como presidente interino ante una multitud.

Votos «virtuales»

Ante lo que denuncia como «persecución política», la mayoría opositora del Parlamento aprobó el 17 de diciembre una reforma en el reglamento de debates a fin de admitir el uso de tecnologías para la participación virtual de diputados exiliados.

Dos días después el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) controlado por Maduro declaró la «nulidad absoluta» de la reforma, ordenando a la Fiscalía chavista investigar «la presunta materialización» de delitos en su aprobación.

El TSJ, de línea oficialista, considera nulas todas las decisiones del Congreso tras declararlo en desacato en 2016 y, en la práctica, una asamblea constituyente, compuesta en su totalidad por aliados de Maduro, ha asumido las funciones legislativas.

Pero el comunicado enviado el viernes por Guaidó ratifica que se permitirá el sufragio de diputados vía virtual y que «la votación resultante» debe «ser reconocida».

Eso «quiere decir que no existen los votos suficientes», dijo en una entrevista televisiva la diputada Melva Paredes, de Cambiemos, uno de los partidos opositores que marca distancia con Guaidó y que emprendió un diálogo con Maduro.

Pese a lo que considera una ofensiva del chavismo para «desmembrar la Asamblea Nacional», el director de Datanálisis, Luis Vicente León, considera que el escenario principal es la ratificación del jefe legislativo.

Año electoral

Aún siendo ratificado, 2020 será un año difícil para Guaidó, advierten analistas como David Smilde, profesor de sociología y estudios latinoamericanos en la estadounidense Universidad de Tulane.

Corresponden por ley elecciones parlamentarias, aún sin fecha. Sin embargo, después de que los principales partidos opositores, incluido el de Guaidó (Voluntad Popular), boicotearan las presidenciales de 2018 (en las que Maduro fue reelecto) alegando falta de condiciones, participar o no en las legislativas pone a los adversarios del mandatario en una encrucijada.

Smilde advierte que Guaidó y sus aliados «necesitan idear una estrategia clara y unificada» con vistas a esos comicios. «De lo contrario, la oposición desaparecerá del único espacio institucional en el que todavía tiene mayoría», sostiene.

Maduro promete «recuperar la Asamblea Nacional».

Guaidó mantiene su exigencia de unas improbables elecciones presidenciales sin Maduro, así como su negativa a acudir a votaciones llamadas por la oficialista constituyente, que considera ilegítima.

En ese sentido, el Congreso puso en marcha en 2019 el procedimiento para designar un nuevo Poder Electoral, pero no se ha alcanzado consenso.

Susana Raffalli entre las 100 mujeres más influyentes del mundo, según BBC

Este año, destacan aquellas mujeres que están impulsando cambios y marcando una diferencia en estos tiempos turbulentos. La lista incluye a Sanna Marin, quien lidera la coalición femenina del gobierno de Finlandia. También están Jane Fonda, actriz y activista contra el cambio climático y a la científica Sarah Gilbert, quien lidera la investigación de la Universidad de Oxford para crear una vacuna contra el coronavirus, destaca BBC Mundo.