<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>
Ver otras firmas

Rigoberto Marcano

Rigoberto Marcano

Médico internista graduado en la UCV, Escuela Luis Razetti, Promoción Dr. Rafael Orihuela: 1991. Miembro de la Sociedad Venezolana de Medicina Interna. Coordinador de Twitter de la Sociedad Venezolana de Medicina Interna. Miembro del American College of Physicians. Panel Physician de la Embajada de Estados Unidos de América en Caracas

Artículos Destacados

Científicos descubren cinco nuevos subgrupos de diabetes mellitus

Científicos descubren cinco nuevos subgrupos de diabetes mellitus

Hasta ahora se hablaba de dos tipos principales de diabetes mellitus: La tipo 1 (aproximadamente 10%), una enfermedad autoinmune en la que el cuerpo no puede producir insulina y por lo general se presenta en la infancia, la tipo 2(85-90%), la más común, que aparece generalmente en la edad adulta y está asociada a un estilo de vida poco saludable y a la obesidad, pero la diabetes tipo 2, en particular, es muy heterogénea, y varias enfermedades menos comunes como diabetes autoinmune latente en adultos (LADA), diabetes de la diabetes en los jóvenes (MODY) y diabetes secundaria. Una clasificación refinada podría proporcionar una herramienta poderosa para individualizar los regímenes de tratamiento e identificar a las personas con mayor riesgo de complicaciones en el momento del diagnóstico. 

El “corazón de atleta” se desarrolla de acuerdo al grado de entrenamiento

Los efectos de remodelación cardiaca debidos al entrenamiento intensivo de ejercicios, al menos en los atletas masculinos, se producen en etapas y pueden ser similares a los observados en los deportistas con menos experiencia y en los pacientes con formas comunes de enfermedad cardiovascular, según los resultados de un pequeño estudio longitudinal de remeros competitivos.

5 hábitos diarios que juntos pueden aumentar 10 veces tu riesgo de muerte

Hay combinaciones específicas de conductas de riesgo propias del estilo de vida pueden ser más dañinas que otras, lo que sugiere relaciones sinérgicas entre ellas. El riesgo de mortalidad por todas las causas para las personas con puntuaciones altas en un índice de riesgo para la salud que combinó hábitos tales como el fumar, el consumo de alcohol, la conducta alimentaria, la inactividad física, el comportamiento sedentario, y la duración del sueño fue significativamente mayor que para aquellos que obtuvieron una puntuación más baja en la medida combinada.