<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

El indígena Salvador Franco muere en cárcel venezolana por falta de atención médica

Debido a su evidente deterioro de la salud, un juez ordenó en noviembre que se le trasladara a un hospital pero las autoridades de la penitenciaría Rodeo II lo ignoraron. El Foro Penal denunció la muerte del líder pemón y demandó la liberación de otros 13 presos políticos de la misma etnia

El indígena Salvador Franco muere en cárcel venezolana por falta de atención médica

Salvador Franco, preso político e indígena de la etnia pemón, murió enfermo en una cárcel venezolana, sin haber recibido atención médica. La denuncia la realizó la organización no gubernamental Foro Penal, este domingo 3 de enero.

Franco fue detenido a finales de 2019 por protestar, en un cuartel militar al sur del país, contra la paupérrima situación de su etnia. Para el gobierno de Nicolás Maduro, esto se trató de un «asalto» al fuerte militar, acusación refrendad por el fiscal general Tarek William Saab, quien es militante del chavismo e incluso ha sido gobernador por el partido oficialista.

El Coordinador Nacional de Pueblos Indígenas del Foro Penal, Olnar Ortiz, declaró a la agencia de noticias EFE que los problemas de salud de Franco estaban documentados. Un juez ordenó en noviembre de 2020 que fuera trasladado a un hospital para que su salud fuera atendida. La orden judicial fue ignorada.

salvador franco

«Lo dejaron morir ya que nunca fue traslado a un centro de salud, teniendo orden judicial desde el 27 de noviembre», advirtió Alfredo Romero, director del Foro Penal, en su cuenta de Twitter.

En un informe médico del centro penitenciario El Rodeo II, donde estaba recluido, a Franco se le diagnosticó anemia y bajo conteo de plaquetas. Para Ortiz estos problemas son consecuencia de una posible «desnutrición».

En las últimas semanas, Salvador Franco había perdido excesivo peso.

Hay 13 más

A Franco lo apresaron en diciembre de 2019. Fue acusado de participar en la acción contra un cuartel militar de Bolívar. Por el asalto imputaron a 18 personas, 13 pemones y 5 militares.

«Desde hace meses familiares y el Foro Penal hemos denunciado la situación de 13 indígenas pemones que son presos politicos», denunció Foro Penal.