Diego Haro

A Dudamel lo asiste la razón

La causa no puede ser patriótica porque en un partido de fútbol no se juega el honor de la nación, mucho menos el de quienes lo protagonizan. La protesta del seleccionador nacional retumba porque hace referencia al objetivo primordial de estos torneos: la formación.

Vinotinto Sub 20: Un irrespeto que eclipsa la derrota

“El camino es escabroso y los pies sangrantes van”, reza la estrofa de un conocido himno adventista. Nadie dijo que esta etapa, el hexagonal, iba a ser fácil, a pesar de que la mejor versión de Venezuela se había mostrado en esta instancia. Brasil llegaba al partido extremadamente necesitado y así puede ser o una fiera herida que te traga vivo o, sobre todo en las últimas versiones, un manojo de nervios fácilmente aprovechable por el rival.