Fedosy Santaella

Fedosy Santaella: bicho raro que lee

Como buen fabulador, desconfía de sus recuerdos, porque no podría asegurar que no se los inventó. En su memoria conviven imágenes tan diáfanas como fotografías, con historias tan increíbles que parecen leyendas. Pero como así las recuerda, algunas de ellas le han servido para sus libros.  Recientemente, ganó en España el XLVII Premio Internacional de Novela Corta Ciudad de Barbastro por su obra Los nombres

Fedosy Santaella: bicho raro que lee

Como buen fabulador, desconfía de sus recuerdos, porque no podría asegurar que no se los inventó. En su memoria conviven imágenes tan diáfanas como fotografías, con historias tan increíbles que parecen leyendas. Pero como así las recuerda, algunas de ellas le han servido para sus libros.  Recientemente, ganó en España el XLVII Premio Internacional de Novela Corta Ciudad de Barbastro por su obra Los nombres

Papá, quiero estudiar Letras

La relación de los padres con la lectura es muy extraña. Con frecuencia, en los colegios, manifiestan preocupación porque los niños no leen. Pues bien, si ustedes tampoco leen, ¿por qué les preocupa tanto que sus hijos no lean? ¿Acaso leer es una cuestión de etapa? «Ah, yo cuando era joven leía mucho» ¡Listo, ya está resuelto! Eso es: los padres hoy día no leen porque ya leyeron en el colegio y en la universidad. Pero sí quieren que el hijo lea, ahora, en este momento histórico de su juventud, porque leer, claro, es de jóvenes, ¿no?

Libros imposibles: El Voynich

El Voynich es un libro con más de 600 años de historia, tiene 200 páginas y está constituido por imágenes de plantas extrañas, constelaciones desconocidas y mujeres desnudas sumergiéndose en raras aguas. Es tan extraño que aún hoy no hay quien lo descifre