Parque Nacional

El Ávila se ve amenazado por falta de recursos para combatir incendios

Durante la temporada de sequía del 2018 en el parque nacional Waraira Repano, popularmente conocido como El Ávila, se registraron incendios forestales de hasta 50 hectáreas de extensión. Ya para entonces expertos se mostraban preocupados por la falta de agua para extinguir los incendios y el insuficiente número de funcionarios en el cuerpo de bomberos forestales y guardaparques. Este miedo vuelve a aflorar con el siniestro de este 18 de marzo en el este de la montaña, en un contexto en el que el suministro de agua está colapsado.

Parque Nacional Morrocoy a leguas de su destrucción

Esta área protegida de más de 32.000 hectáreas sufre, desde hace décadas, los estragos del maltrato humano y la indiferencia de las autoridades. Y como resultado: basura, aguas contaminadas, mangles deforestados y arrecifes muertos. Pese a todo, la naturaleza aún muestra su belleza. Por ahora

El Ávila sufre otra tragedia en Vargas

Ni un decreto que lo certifica como Parque Nacional, ni ser considerado zona protegida por el Estado, evita que El Ávila caiga postrado ante la miseria y la desidia. Invasiones por doquier y hasta un vertedero de basura son el rostro del Waraira Repano frente al mar de Vargas