Venezolano muere tratando de llegar a Chile por el altiplano boliviano

Ricardo Godefroy, de 69 años, murió después de atravesar las montañas de cuatro países. La zona, a más de 3.600 metros de altura, se ha convertido en uno de los pasos frecuentes para que extranjeros, sobre todo venezolanos, entren ilegalmente a Chile, pese a las extremas temperaturas que deben soportar

Venezolano muere tratando de llegar a Chile por el altiplano boliviano

Un venezolano identificado como Ricardo Godefroy Araujo, de 69 años, murió en el altiplano andino, después de recorrer las montañas de Colombia, Perú y Bolivia con el fin de cruzar ilegalmente la frontera con Chile.

También falleció una colombiana, aún no identificada, que viajaba en el mismo grupo, conformado por unos 30 migrantes.

Godefroy era zuliano, del municipio San Francisco, según el portal informativo Versión Final. Logró cruzar la frontera, pero ya estaba en muy malas condiciones. Al atravesar el paso fronterizo dijo que no podía respirar y se desplomó, según relató su nuera Erica Barrios. Murió en el Centro Médico de Colchane, población chilena fronteriza.

Ricardo Godefroy Araujo. Cortesía Versión Final

Según le declaró el médico Guillermo Tapia al portal Diario UChile, los migrantes fallecieron por coronavirus. El venezolano Ricardo Godefroy, comenzó a tener problemas de salud en Colombia. Todo empezó con una pequeña tos que se fue agravando en el largo trayecto, con temperaturas muy bajas a pesar de estar en verano. Por ejemplo, para la noche de hoy 3 de febrero, se prevé que harán 2 grados de temperatura. La lluvia es otra constante.

Las autoridades de la región chilena de Colchane ahora están preocupadas porque piensan que varios de los migrantes del grupo pueden estar contagiados, ya que varios trataron de auxiliar a Godefroy con respiración boca a boca. Ya se les aplicó la prueba PCR a la mayoría de ellos.

El altiplano, guillotina y esperanza

El trayecto para atravesar la frontera entre Bolivia y Chile es rudo y difícil. Sin embargo, cada vez más migrantes lo utilizan como una manera de entrar ilegalmente a Chile. Según las autoridades de ese país, la mayoría son venezolanos y la situación se ha agravado desde hace algunos meses.

Muchos de estos venezolanos que atraviesan la frontera montañosa son personas a las que Chile les negó la llamada “visa de responsabilidad democrática“, que para este gentilicio es la única manera de entrar legalmente a ese país. Saben que la situación es difícil, pero lo que dejan atrás es peor. Amparados en la esperanza, atraviesan esa guillotina montañosa.

“Lo ocurrido anoche (el fallecimiento de los migrantes venezolano y la colombiana) ratifica algo que venimos diciendo hace mucho tiempo, porque las condiciones en las que llegan estas personas son un riesgo para su salud”, dijo Rodrigo Delgado, ministro de Interiores.

Foto cortesía Diario UChile

La zona está a más de 3.600 metros de altura sobre el nivel del mar. Es muy extensa por lo que es difícil controlarla.

El alcalde de Colchane, Javier García, considera que el problema es latinoamericano.

Las autoridades de Latinoamérica tienen en sus manos la responsabilidad de esta migración, no pueden hacerse los ciegos cuando miles y miles de seres humanos atraviesan cinco países como mínimo para llegar a un destino que suponen mejor”, denunció.

Este flujo migratorio ha afectado la vida de los aymaras, etnia que vive en la zona. También ha aumentado el peligro que ellos se contagien con coronavirus traído sin control de los países que atraviesan en la ruta.

Actualmente, en Colchane hay 1600 extranjeros, casi todos venezolanos, que están siendo trasladados a refugios cercanos, dijo el Diario UChile.

Desde 2014, cerca de 500.000 venezolanos se afincaron en Chile escapando de la crisis política y económica del gobierno de Nicolás Maduro. Ahora son la colonia extranjera más numerosa.

 

 

Elecciones en Alemania: ¿quiénes pierden y quiénes ganan?

Liderados por el ministro de Finanzas y vicecanciller saliente Olaf Scholz, los socialdemócratas del SPD recabarían entre el 25,7% y el 26% de los votos, mientras que la alianza conservadora de la Unión Cristiano-Demócrata (CDU) de Angela Merkel y su aliado bávaro, la CSU, encabezada por Armin Laschet, obtendría alrededor del 24,5% de los sufragios, según las estimaciones publicadas por las cadenas de televisión