Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Los 5 destinos más chic de la revolución

portadilla-clímax-viajes

Muchos se preguntan: ¿dónde vacaciona la derrochadora boliburguesía? Como en la “patria querida” hay pobreza y escasez, estos nuevos ricos toman aviones, algunos de PDVSA, hasta destinos variados —que cambian de acuerdo a la temporada y al lujo a consumir. Las opciones más comunes son: París, Madrid, Nueva York y, por supuesto, Cuba

Hablé con un agente viajero que atiende una cartera VIP, cuenta que los fines de semana la nota es ir a Saint Barth en avión privado y hospedarse en Île de France, Edén Rock, Le Sereno o alquilar una Villa a todo trapo. Otro destino infalible es New York City siempre y cuando se tenga visa o la DEA no le tenga la pata encima. En el caso de no tener apartamento en Park Avenue o en la 5ta. Avenida, se alquila en el condominio The Mark o se opta por los hoteles nuevos o recién remodelados como el NYC Palace, Mandarín Oriental, Plaza, Península y Four Seasons.

las-vgas-clíamx

En Las Vegas mandan el juego y el espectáculo. Dictan la hora los hoteles Whyn, Bellagio y Cosmopolitan. España es la preferida por su marcha y porque muchos cada vez son más los que, dentro de esta nueva camada de nuevos ricos, dicen: do not speak english. En Madrid si no se tiene casa en La Moraleja se alojan en los Hoteles Villa Magna, Meliá Fénix y Ritz. Se come en Paraguas, Ramses, Gabana, Luzy Bombón, El Alcalde y DiverXo, el único tres estrellas de la capital.

Imposible dejar de mencionar París. El mejor champán y Petrus se bebe con petrodólares sin mediar Cadivi. Se va al restaurant Pierre Gagnaire, L’Astrance y L’Atelier de Joel Röbuchon. A falta de un pied à terre en Avenue Foch o Neuilly, es cool pernoctar en los hoteles Royal Monceau, Georges V, Le Bristol, Park Hyatt y el opulento Ritz, ubicado frente a la plaza Vendôme, de donde salió huyendo Lady Di de los paparazzi para nunca más volver.

Courchevel-clímax

El invierno se pasa en Courchevel. El pasado año se registró un alza de connacionales. La cena era en Le Tremplin y la comida se “bajaba” bailando en La Cave o Le Mangoire. Centenares de magnums cubrieron el suelo de botellas en el cabaret Folie Deuce.

El verano es en St. Tropez alternando con las Islas Baleares en las ensoñadoras Mallorca, Ibiza y Formentor. Mónaco es un clásico, durante el Grand Prix del Fórmula 1. En el Principado de los Grimaldi, los mesoneros se desviven por atender a Wilmer Ruperti, el mayor transportista de crudo de PDVSA y a Freddy Bernal, diputado por el PSUV, le fascina el Casino de Montecarlo.

playa-clímax

Para pasar la luna de miel Sudáfrica es cotizadísima. Por último y no por ello menos importante el shopping. Se hace en cada escala y cuando se puede en Rodeo Drive (Los Ángeles), Avenue Montaigne (París), Via Montenapoloeone (Milán), Nanjing Lu (Shanghai), Presidente Masarik (Méjico DF), Óscar Freire (São Paolo) y Bond Street (Londres). En Cuba, Irán, Libia y Paraguay solo se compran souvenirs para regalar a los empleados.