Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Gobierno de Maduro es responsable del 97% del dinero en circulación

Miguel Gutierrez | EFE
09/08/2017
|
FOTO: ARCHIVO / MIGUEL GUTIERREZ / EFE

La creación de dinero inorgánico, sin respaldo en la economía, es uno de los factores que explica la escalada inflacionaria y del dólar paralelo durante el gobierno de Nicolás Maduro. Si bien no es la única, es una de las causas que ha disparado los precios de bienes y servicios en lo que va de 2017.

El gobierno no ha atendido las señales del mercado. Por el contrario, las ignora y continúa su política monetaria expansiva en un contexto de menor oferta (nacional e importada), acelerando la velocidad a la que se duplican los precios.

Hasta el 28 de julio, la cantidad de monedas y billetes en circulación y en cuentas de ahorro, a la vista y a plazo (liquidez monetaria) se ubicaba en Bs 28,77 billones, un alza de 5,65% en la semana o Bs 1,53 billones.

Al revisar las cifras del Banco Central de Venezuela se observa que en lo que va de 2017, la liquidez monetaria ha aumentado 176% (Bs 18,34 billones), y peor aún, en un año el incremento ha sido de 411,5%.

Pero desde que el sucesor de Hugo Chávez asumió la presidencia el 19 de abril de 2013, el dinero en circulación ha crecido 3.660% 0 Bs 28,01 billones. Es decir, del total de Bs 28,77 billones, 97,34% fue creado durante el gobierno de Maduro, contribuyendo al alza de precios en una economía de oferta reducida y caída del poder adquisitivo, así como a una mayor demanda de dólares en el mercado no oficial.

De ese total, la mayor parte corresponde a depósitos bancarios, mientras que la monedas y billetes suman Bs 2,093 billones 0 350% más de lo que había al cierre de 2016.

La tasa de cambio paralela sirve de referencia para la fijación de los precios de bienes y servicios de la economía que depende mayormente de las importaciones.

De acuerdo con Asdrúbal Oliveros, director de Ecoanalítica, la inflación desde abril de 2013 y hasta junio de 2017 (aún no dispone de la cifra de julio), fue de 15.327%.

La administración de Maduro imprime dinero indiscriminadamente para cubrir gasto público ante el ineficiente control de cambio y la pronunciada caída de los precios del petróleo, actividad de la que depende 96% de los ingresos en divisas del país.

Aunque nominalmente implica una mayor cantidad de circulante con la que el gobierno ha buscado financiarse, en términos reales representa una contracción del gasto público debido a los altos niveles de inflación.

Según el economista estadounidense Steve Hanke, estudioso de las economías hiperinflacionarias del planeta, Venezuela registró al 4 de agosto una tasa de inflación anualizada de 1.728%, en medio de una escalada del dólar paralelo que rozó los Bs 19.000 al finalizar esa semana y luego retrocedió Bs 2.500 en la jornada hábil siguiente, el 7 de agosto y otros Bs 3.000 la del 8 de agosto.

El informe más reciente de Torino Capital LLC, señala que el gasto real del gobierno central se redujo 28,2% en julio con respecto al mismo mes del año anterior, de acuerdo con el modelo de aproximación de la firma de inversión basado en las proyecciones de gastos publicadas por la Oficina Nacional del Tesoro.

Según los estimados de Torino, los egresos se  redujeron 29,1% en términos reales durante los primeros siete meses del año. El gasto subió 35,3% entre junio y julio, lo que Torino atribuye a la intención oficial de financiar la campaña de la Asamblea Nacional Constituyente chavista, votaba el 30 de julio.

El incremento desmedido de la liquidez monetaria de las últimas semanas responde también al pago en bolívares hecho por Petróleos de Venezuela a sus contratistas, lo que contribuyó a abultar la masa monetaria y a presionar la demanda sobre el dólar paralelo, de acuerdo con el economista Asdrúbal Oliveros.