Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Venezuela produce 569.000 barriles de petróleo menos que en 2015

Pdvsa-mano

La producción de petróleo de Venezuela se derrumbó en septiembre en otros 52.000 barriles por día (bpd) hasta 1,890 millones de bpd, según cifras de fuentes secundarias recogidas en el más reciente informe de la OPEP, divulgado este miércoles en Viena. Es el nivel más bajo en tres décadas.

Pero según los datos reportados directamente por el gobierno venezolano a sus socios de la OPEP, la caída fue de 15.000 bpd, hasta 2,085 millones de bpd en septiembre.

Respecto al cierre de 2016, en nueve meses la producción oficial admitida por el gobierno de Nicolás Maduro ha sucumbido en 288.000 bpd. Ha perdido 569.000 bpd (21%) si se compara con el cierre de 2015.

Este es el peor recorte en términos de volumen entre todos los socios de la OPEP, independientemente de los acuerdos de recorte de producción. Según analistas, esto además supone el peor desempeño en el mundo para un país petrolero en tiempos de paz.

El petróleo provee 97 de cada 100 dólares que ingresan a Venezuela por exportaciones. Los derrumbes tanto de la producción como de los precios explican en buena medida el colapso de la economía, la escasez generalizada, la crisis humanitaria y la falta de divisas para pagar compromisos externos.

En los últimos años los gobiernos chavistas extremaron la dependencia de la economía al petróleo y a las importaciones de alimentos, sin ahorrar ni una parte de los ingresos excedentarios arrojados por la racha más firme de precios altos en el mercado petrolero en décadas.

El colapso de los precios y de la producción determina el cuadro grave de la economía venezolana, cuyo PIB, o generación de riqueza en forma de bienes y servicios ha perdido un tercio en tres años. Se trata de la peor depresión económica en décadas para cualquier país del mundo en tiempos de paz.

El hundimiento de la vital industria petrolera, motor de la economía del país, se refleja con fuerza en el mercado cambiario paralelo, donde un dólar vale lo mismo que tres días de trabajo a sueldo básico, que es también el salario promedio en el país.

Ese es el único dólar al que podría tener acceso un venezolano no vinculado a las esferas del poder político y militar.

Fuentes vinculadas a la industria petrolera y académicos señalan que constantes retrasos en los pagos a proveedores y prestadores de servicio a la colapsada Petróleos de Venezuela (Pdvsa) explican esta caída de la producción. La endeudada empresa acumula retrasos de hasta 26 meses en los pagos a sus proveedores de bienes y servicios, lo que le dificulta reactivar pozos y compensar la declinación natural de yacimientos.

El número de taladros en operación para Pdvsa se ha reducido desde 110 a finales de 2015 hasta 86 en septiembre pasado, según el informe de la OPEP.

Desde enero pasado la producción oficial de Venezuela debía ser de 1,972 millones de bpd, según el sistema de cuotas entre los socios. La reducción global respecto a los niveles de octubre de 2016 significó para Venezuela un ajuste oficial de 95.000 bpd.

Según las fuentes independientes, en nueve meses de 2017 la caída fue de 269.000 bpd y se ha acelerado en los últimos meses.

En el negocio petrolero se toman en cuenta tanto las cifras oficiales reportadas por  los socios de la OPEP como las de fuentes secundarias, que no son más que operadores de mercados, corredores e inversionistas y agencias de información vinculadas a los países consumidores de hidrocarburos.

Según estas últimas fuentes, la producción total de los 14 socios de la OPEP promedió 32,75 millones de bpd, con un incremento de 88.000 bpd respecto a agosto. La producción de crudo se incrementó en Libia, Nigeria, Iraq y Gabón, mientras que mostró un declive principalmente en Venezuela, señala el informe mensual del grupo.