AN escuchó a víctimas de violaciones de DD HH en Carabobo

La diputada Delsa Solórzano, presidenta de la Comisión Especial de Justicia y Paz de la Asamblea Nacional, informó desde Valencia que su comité tiene preparado el mecanismo para garantizar el proceso transicional que ocurrirá en Venezuela, cuando se concrete “el cese de la usurpación” que persigue la AN

Solórzano visitó la capital de Carabobo este viernes 8 de noviembre para que la comisión de Justicia y Paz que encabeza tuviera un encuentro con las víctimas de violaciones a los derechos humanos y sus familiares y aseguró que lo vivido por los presos y perseguidos políticos, así como por las familias de los asesinados, no puede quedar en el olvido.

A la reunión también asistieron los diputados de la AN por Carabobo Deyalitza Aray, William Gil y Ángel Álvarez.

“De cara a que pronto ocurrirá un cambio político en Venezuela y debido a que aspiramos que ese cambio político traiga consigo la justicia, es menester que todos tengan el debido registro conforme a los parámetros internacionales”,  refirió la diputada Solórzano.

Asimismo destacó que el único ente legítimo que hay en el país es la Asamblea Nacional. Por lo cual, según la diputada, se debe velar porque se vuelva al respeto y cumplimiento de la Constitución.

Solórzano aprovechó para resaltar que la crisis es de tal magnitud en Venezuela que según cifras confiables, el 80% de quienes han emigrado del país, salieron huyendo de la crisis humanitaria.

“En la comisión acabamos de hacer una medición y hemos visto que el 13,6% de los venezolanos están migrando ahora hacia Caracas desde estados como Zulia, Táchira y Mérida”.

En este sentido, recalcó que urge dar soluciones a la grave situación que enfrentan los venezolanos y para ello, reiteró que es necesario un cambio en el país.

“Justamente se trata de construir la transición con bases sólidas y firmes. La transición en Venezuela de este proceso triste que ha durado más de 20 años, hacia una verdadera y plena democracia que no se fundamenta en la venganza sino en la justicia (…)”, subrayó.

Carabobo

La parlamentaria explicó que la Comisión Especial de Justicia y Paz ha salido a las regiones a escuchar y documentar los casos de vulneraciones a los derechos fundamentales.

Dijo que Carabobo es un estado donde se han registrado numerosas violaciones a los derechos humanos a lo largo de estos años. Sin embargo, mencionó también que la región se ha caracterizado por levantar  su voz con firmeza, en cada una de las oportunidades en donde ha habido protestas y manifestaciones exigiendo reivindicación de los derechos.

 “Carabobo es uno de los estados donde más se han violado los derechos humanos, donde más fallecidos ha habido por causa de las protestas y manifestaciones públicas. Es uno de los estados que junto a Aragua y Táchira tienen mayor cantidad de reportes de violación de derechos humanos. Por eso en este transitar por el país, es Carabobo una de nuestras prioridades”.

Detalló que las denuncias que documentan pasan a un registro único de víctimas que realizan bajo parámetros internacionales, “para que luego podamos garantizar que haya justicia en cada uno de los casos (…)”.

En este sentido, Delsa Solórzano señaló que se requiere un  cambio efectivo en Venezuela. Además indicó que aspiran que se integre una comisión de la Verdad como lo manda la ley y de este modo puedan determinar lo que ha ocurrido en Venezuela en materia de violación a los derechos humanos.

Familiares de víctimas

Entre los familiares de las víctimas en Carabobo, asistió Rosa Orozco, madre de la joven Geraldin Moreno que fue herida mortalmente, en medio de una protesta en 2014 en Naguanagua.

Orozco ha sido ejemplo en la búsqueda de justicia para la muerte de su hija que recibió perdigonazos en su rostro y en el ojo derecho. Las heridas causada por efectivos de la Guardia Nacional le hicieron perder no solo la visión, sino también el 90% de la masa cerebral.

Desde entonces, Orozco, que creó una fundación para ayudar a víctimas, de nombre “Justicia, Encuentro y Perdón”, ha logrado sustentar las denuncias de 306 asesinatos en el contexto de las protestas, a nivel nacional.

De todos los casos solo han recibido justicia las muertes de Bassil Da Costa, Geraldin Moreno, Cliver Roa, Adriana Urquiola y Mariana Ceballos a los derechos humanos que también ha entregado a la comisión de la AN que estudia el tema.

“La única sentencia firme que fue ratificada por el Tribunal Supremo de Justicia es la de Geraldin Moreno”, confirmó su madre, Rosa Orozco.