<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Cabo Verde confirma captura de Alex Saab

Acusado de lavar dinero en Estados Unidos producto de sobornos y actos de corrupción en Venezuela, la alerta roja de Interpol permitió la detención del empresario Alex Saab. Una fuente del gobierno de Cabo Verde confirmó el hecho a la agencia EFE. Venezuela reclamó la detención "arbitraria" y calificó al colombiano como "ciudadano venezolano"

Cabo Verde confirma captura de Alex Saab

El empresario colombiano Alex Saab, acusado de ser testaferro del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, fue detenido este viernes por la noche en un aeropuerto de Cabo Verde, confirmó hoy a Efe una fuente próxima al Gobierno caboverdiano.

Una portavoz del Departamento de Justicia estadounidense, Nicole Navas, había informado momentos antes a Efe en Washington que «nos han informado de que las autoridades de Cabo Verde han detenido a Alex Naín Saab Morán en base a una alerta roja de la Interpol».

La alerta de la Interpol se emitió debido a «la acusación en Estados Unidos por delitos de lavado de dinero» contra Alex Saab, precisó Navas a Efe.

Saab, acusado también del blanqueo de millones de dólares supuestamente producto de fraudes a través del sistema de control cambiario venezolano, fue arrestado en el Aeropuerto Internacional Amilcar Cabral en la isla de Sal, precisó la fuente del Ejecutivo de este país insular de África occidental.

«La petición de detención fue hecha por Estados Unidos a través del Gabinete de la Interpol, y la Policía Judicial de Cabo Verde procedió a la ejecución del mandato», explicó la citada fuente.

Alex Saab viajaba en un avión privado que solicitó autorización para poder aterrizar en Sal con el objetivo de repostar combustible, indicó la fuente, que rehusó precisar la procedencia y el destino final de la aeronave.

Se espera que en los próximos días un Tribunal de Relación (segunda instancia) confirme el arresto. Existen dos en el país: uno en la isla de Santiago (donde está la capital caboverdiana, Praia), y otro en la isla de San Vicente (en el norte del archipiélago).

El proceso, según la fuente, se puede «demorar algún tiempo». Por lo pronto, debe abrirse un proceso de extradición que puede ser cursada por Estados Unidos o cualquier otro país donde existan acusaciones contra Saab.

Pese a que se mantuvo como un empresario de bajo perfil y sin relevancia en Colombia, el nombre de Saab apareció en los medios cuando la ex fiscal venezolana Luisa Ortega le acusó en 2017 de ser uno de los testaferros de Maduro.

Alex Saab, más allá de los Clap

Saab, nacido en la ciudad de Barranquilla y de ascendencia libanesa, está relacionado con varias empresas, entre ellas Group Grand Limited (GGL), acusada de suministrar con sobreprecios al régimen de Maduro alimentos y víveres para los gubernamentales Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP).

Un funcionario del Gobierno estadounidense indicó en julio de 2019 que con los CLAP, que se entregan a los más pobres, el empresario colombiano y tres hijastros de Maduro al parecer se lucraron con «cientos de millones de dólares».

Las autoridades de EEUU también presentaron cargos en julio pasado contra Saab y su mano derecha, Álvaro Enrique Pulido, a los que acusa de blanquear hasta 350 millones de dólares que supuestamente defraudaron a través del sistema de control cambiario en Venezuela.

Según EEUU, entre noviembre de 2011 y septiembre de 2015, Saab y Pulido se confabularon con otros para lavar sus ganancias ilícitas y transferirlas desde Venezuela a cuentas bancarias estadounidenses, motivo por el que Washington tiene jurisdicción en el caso.

Por esa razón, Saab y Pulido tienen una causa abierta por conspiración para blanquear dinero desde 2019 en los tribunales federales del distrito sur de Florida, y el juez Robert N. Scola Jr. los declaró prófugos de la justicia el 26 de agosto del año pasado.

El anuncio de su detención se produjo solo cuatro días después de que la Fiscalía colombiana impusiera medidas cautelares con fines de extinción de dominio (expropiación) a ocho inmuebles que «harían parte del patrimonio ilícito que constituyó el empresario Alex Naín Saab Morán a través de operaciones financieras irregulares».

Según esa institución, esos bienes tienen un valor de 35.000 millones de pesos (unos 9,7 millones de dólares) y están ubicados en Barranquilla.