<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

El tributo a la memoria de Isabel Cisneros

Peculiaridades trazan la vida de esta artista plástica que dice no dejar de pensar nunca en nuevas soluciones que le den a su arte significado y memoria. "Yo hago y deshago sin pudor, hasta que la pieza esté lista"

La inquietud es una palabra que define muy bien a la artista Isabel Cisneros. Esa intranquilidad la llevó desde pequeña a crear y a construir mundos con sus propias manos. Egresó en Letras de la Universidad Central de Venezuela, sin embargo, si bien le encantaba leer, «le daba un poco de sueño», es por ello que buscó la forma de encontrar lo que en verdad le apasionaba.

Rememorando su infancia tuvo respuesta. De joven ya había realizado cursos de cerámica en el Instituto de Diseño, con María Apont, y fue con esta expresión artística que inició su incursión en el mundo de las artes. «Me formé como ceramista y trabajé muchísimos años haciendo cerámica utilitaria», relata sobre sus inicios.

«El trabajo con la cerámica utilitaria es muy interesante porque aunque estás haciendo piezas de uso común, estás trabajando sobre formas, entonces tienes un entrenamiento abstracto en círculos, líneas rectas, proporciones. Es mucho más centrado en lo abstracto, a diferencia del dibujo u alguna otra disciplina», explica.

La rigidez no es parte de Cisneros. Los libros y la cerámica no impidieron que continuara explorando nuevas posibilidades. En algún momento de su vida vio la necesidad de buscar «ventilación y luces». Perforando piezas permitió que la luz entrara a su creación.

«Un día decidí empezar a hacer nudos pequeños y traspasados, y luego a entretejerlos. Eso dio el maravilloso resultado de poder hacer todos los nudos que quisiera, haciendo la pieza más grande y sin restricciones», dice. Y es que no solo el tamaño era mayor que una pieza de cerámica, también comenta que era más flexible. Así amplió su manera de hacer y percibir sus obras.

Su fuente de inspiración en un inicio fueron los insectos, «criaturas que están sobre la tierra desde hace muchos años», por su capacidad de desarrollo y adaptación al ambiente. La observación la llevó a imitar esto en sus obras. Luego seguiría con el ensamblaje textil, que vino de los tejidos con los que empezó a ampliar sus creaciones. Botones de acrílico empezarían a darle color a cada pieza en su haber.

Isabel Cisneros

Color y textura son dos palabras que convergen muy bien y resaltan en la obra de Cisneros.

Desde entonces ha trabajado con estos materiales textiles prefabricados, que le otorgan ligereza, movimiento, color, estabilidad a todo lo que crea. Explica que la razón por la que utiliza estos materiales es porque «perduran en el tiempo y se consiguen en cantidad». Metales, plástico, mangueras y papel, también han estado en su mesa de trabajo, pero los que más le agradan son las telas e hilos. «El material ideal era el que tenía contenido relacionado a la costura».

Para la artista que desde 1989 ha tenido diecinueve exposiciones en solitario tanto dentro como fuera del país, así como catorce exposiciones grupales, no hay límites al momento de crear. De eso no solo ha sido testigo el público de su natal Caracas, quienes han visto sus principales obras, sino también el público en ciudades como Nueva York (Estados Unidos), Madrid (España), Lima (Perú) y Bogotá (Colombia).

Algunas de las exposiciones destacadas son, Entornos de la fiesta (Caracas, 1989), Nu-dos (Lima, 2007), Pliegues (Valencia, 2014), Memoriar (Madrid, 2018) y Desenrollados (Valencia, 2018). «Yo trabajo con una triple memoria. Una memoria física, es un papel delgado, grueso, que si se dobla se quiebra y que puedo doblar muchas veces. Una segunda memoria, que es lo que tiene el material impreso y para lo que fue hecho. Y una tercera memoria, que fue quien los usó, pues pueden ser materiales que ya estén usados, marcados o cortados», enfatiza.

Comenta que, afortunadamente quienes la rodean, es decir, sus familiares y amigos, son pacientes ante su inquietud. Esta paciencia tiene reconocimiento, pues a lo largo de su carrera, su trabajo ha sido premiado, logrando alrededor de once premios, siendo el Gran Premio BOD de Artes Visuales (2017), el último que recibió.

Traslaciones, la nueva obra

Tras curiosear y explotar sus talentos a lo largo de su carrera como artista plástica, con las manos creó una nueva exposición: Traslaciones. Enfocada en patrones, tejidos y colores, Isabel muestra en el Centro Cultural BOD, en la ciudad capital, su más reciente trabajo.

A pesar de mostrarse irreverente a lo estático, le rinde tributo a la memoria con estas obras. «Ese tipo de información que se te queda grabada en la memoria es parte de lo que yo he querido hacer. Esta muestra es un gran homenaje a la memoria». Para ella todo tiene valor.

Traslaciones estará en Caracas hasta el mes de febrero de 2020. Mientras tanto Cisneros continuará pensando en nuevas posibilidades para hacer y expresar su arte, el cual no se ve afectado por la crisis venezolana.

A su juicio la crisis es fuente de inspiración y lleva a crear más. «De la precariedad pueden salir cosas maravillosas. Te hace pensar y ser más eficiente al momento de utilizar un material, evitando producir tanta basura».

En Belén naciste tú

La cantante Luisana Pérez y la agrupación Caracas Sincrónica se juntan para cantarle a la noche más bella del año, la noche de navidad. En Belén naciste tú, como han titulado este concierto es también un homenaje al Maestro Luis Pérez Padilla: poeta, compositor, devoto del Niño Jesús, admirador de la navidad venezolana y fundador de la emblemática agrupación Voces Risueñas de Carayaca. Aguinaldos y parrandas de Luis Pérez Padilla, así como de otros compositores venezolanos, serán interpretados por Luisana, nieta del Maestro y heredera de una tradición aguinaldera de 70 años, en compañía de Edwin Arellano en la guitarra, Javier Marín en el bajo, Jordao de Freitas en el clarinete, Jorge Vilarroel en la percusión y Ariana Pérez en los Coros, bajo la dirección musical del mandolinista Pedro Marín.

Lugar: Centro Cultural BOD.

Fecha: 20 de diciembre.

Hora:  07:00 pm.

Entrada: Bs. 128.000,00.

Gala de navidad

Con más de 40 actores en escena, este musical, lleno de la magia de Disney y sus personajes, brindará la oportunidad de sentir muy cerca la navidad. También contará con un despliegue tecnológico y efectos especiales.

Lugar: Centro Cultural Chacao.

Fecha: 21 de diciembre.

Hora: 02:00 y 06:00 pm.

Entrada: Bs. 174.000,00.

Gala de Navidad

Caramelos de Cianuro: Rock and christmas

Uno de los grupos de rock más emblemáticos de Venezuela, Caramelos de Cianuro regresa a la sala de conciertos del Centro Cultural BOD, luego de varios años sin presentarse en este recinto; con un show especialmente diseñado para el espacio «Rock and Christmas» Acústico y Eléctrico.

Lugar: Centro Cultural BOD.

Fecha: 20 y 21 de diciembre.

Hora:  07:00 y 05:00 pm.

Entrada: Bs. 1.780.480,00.

Improvisto Navideño

Improvisto siempre es un show novedoso dada la forma en la que la obra surge, es por esto que el público repite desde la primera vez. Al entrar, el público recibe un papelito en el que escribe una frase inventada generando un posible título a una obra que aún no existe y lo introduce en un sombrero. Estos títulos, sumados a los géneros de improvisto: musical, rimado, terror, telenovela, extranjero con traducción, infantil, relato y acción entre otros géneros se fusionarán para que los actores puedan crear cinco historias por función. Con más de trece años de trayectoria, improvisto ofrece una comedia fresca originada por 6 actores y un presentador, siendo un elenco que varía de roles en cada función. ¡Sin duda un show en el que siempre puedes repetir!

Lugar: Centro Cultural BOD

Fecha: Hasta el 22 de diciembre.

Hora: Viernes y sábados 07:00 pm y domingos 06:00 pm

Entrada: Bs. 145.000

Billos Caracas Boys – Cantares

La Billos Caracas Boys regresa al Centro Cultural BOD para celebrar la navidad venezolana con su emotivo concierto CANTARES. El domingo 22 de diciembre con dos funciones a las 11:30am y 5:00 pm. Vive el auténtico sonido de nuestras navidades con la orquesta más popular de Venezuela en la celebración de su 80 aniversario.

Lugar: Centro Cultural BOD.

Fecha: 22 de diciembre.

Hora:  11:30 am y 05:00 pm.

Entrada: Bs. 141.509,44.

Ensamble B11 en navidad

El Ensamble B11, nacido en los Talleres de Cultura Popular de Fundación Bigott, presentará un repertorio que combina los ritmos afrovenezolanos, el beatboxing y los géneros tradicionales que acompañan las celebraciones de la temporada navideña en Venezuela, tales como la parranda, gaitas de tambora, de furro y mucho más.

Lugar: Centro Cultural BOD.

Fecha: 22 de diciembre.

Hora:  11:30 am.

Entrada: Bs. 113.636,36.

Traslaciones, de Isabel Cisneros

Muestra individual que remite al observador a la memoria afectiva y lo sumerge en las historias que envuelve un taller, los patrones, hilos y botones.

Lugar: Centro Cultural BOD.

Fecha: Hasta febrero de 2020.

Hora:  De 11:00 am a 5:00 pm.

Entrada: Libre.

Etiqueta1

Presentación del libro «La primera profecía de Morgan Fay de Gabriela Camero»

Morgan Fay es un primer niño con poderes mágicos que nace en la familia Fay luego de siete generaciones. Sin embargo, su nacimiento viene acompañado de una terrible profecía que llevará a Morgan a pedir la ayuda del legendario mago Aslan Pryme. Pryme no es un mago convencional, no usa una barba larga y un sombrero de punta, en su lugar tiene una bonita casa de dos pisos en Habor Springs, Michigan y viste como un modelo de Calvin Klein. Bajo su fachada juvenil se esconde un estricto maestro que tratará de descifrar la profecía de Morgan y enseñar al adolescente todo lo que sabe.

Lugar: Librería El Buscón.

Fecha: 20 de diciembre.

Hora:  5:30 pm.

Entrada: Libre.