<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Coronavirus en Venezuela: 7 días más de radicalización, 1.779 contagios nuevos y 15 fallecidos

Después de anunciar que Venezuela cambiaría el modelo de cuarentena a un sistema de 7 días de flexibilidad por 14 días de radicalización (7+14), Maduro señaló hoy que mantendrá una semana más de confinamiento nacional "para contribuir al descenso de casos". "Ya vendrán los días de 7+7 (...) Hay que proteger la salud y la vida", dijo. 

Coronavirus en Venezuela: 7 días más de radicalización, 1.779 contagios nuevos y 15 fallecidos

Delcy Rodríguez, vicepresidenta del gobierno de Nicolás Maduro presentó las peores cifras oficiales del coronavirus en Venezuela para un día: el chavismo admite 1.786 nuevos casos de covid-19, con 15 muertes. De ellos, 1.779 provienen de  contagios comunitarios para un total de 166.123 desde que la pandemia llegó al país.

En una alocución desde el palacio de gobierno de Miraflores, Maduro y sus principales colaboradores admitieron una nueva fase en la pandemia en Venezuela.  De esta forma se extiende al menos una semana la llamada «cuarenta radical».

“Se mantiene la cuarentena radical durante los próximos 7 días, ya vendrán nuevamente los días del 7+7 pero necesitamos radicalizar para ver resultados”, dijo Maduro, citado por los medios oficiales de propaganda.

Datos por estados

La entidad con mayor número de contagios es el estado Miranda, con 327 casos ubicados en 13 municipios, entre ellos: Los Teques (98), Petare (83) y Guatire (30). Además, dijo que los casos importados son siete provenientes de México, Colombia, República Dominicana y Turquía.

En cuanto al número de fallecidos por covid admitidos en esta cuenta oficial, Venezuela totaliza 1.662 decesos tras registrar 15 fallecimientos en las últimas 24 horas.

La cifra llegó ayer a su pico para un día, con 18 muertes desde el inicio de la pandemia.

A modo de resumen, Maduro dijo que esta semana hay activos en Venezuela 13.172 casos, mientras que el porcentaje de personas recuperadas alcanzó el 91%.

Igualmente, indicó que los estados con un crecimiento «particularmente importante» de casos son: Anzoátegui, Aragua, Delta Amacuro, Lara y Yaracuy.

Hasta ahora, según la comisión de atención de covid-19 de Maduro, en el país hay 40 casos activos por 100.000 habitantes.

Una semana más de radicalización

Después de anunciar que Venezuela cambiaría el modelo de cuarentena a un sistema de 7 días de flexibilidad por 14 días de radicalización (7+14).

Maduro anunció que mantendrá una semana más de confinamiento nacional «para contribuir al descenso de casos».

«Ya vendrán los días de 7+7 (…) Hay que proteger la salud y la vida», dijo.

Frente al crecimiento de casos en los países fronterizos, sobre todo en Colombia, manifestó que dio «la instrucción de reforzar los controles fronterizos y los cuidados epidemiológicos».

Además, indicó que su administración planea «fortalecer el cumplimiento estricto de las medidas de bioseguridad» a través de las instituciones públicas.

«Tenemos que seguir creciendo en número de camas hospitalarias (…) y de UCI», dijo mientras crecen las denuncias de falta de sitios de atención.

El líder del chavismo dijo que quienes presenten síntomas pueden a asistir a los centros de salud más cercanos a su domicilio.

También calificó la sobreconfianza, la automedicación y el miedo como «un error que se paga caro».

«Nosotros estamos dedicados las 24 horas del día a atenderlos (…) los sanamos. Nosotros los salvamos si llegan a tiempo», reafirmó.

Más casos y menos recursos

Maduro sostiene que Venezuela tiene «los mejores tratamientos del mundo para el coronavirus» y que son gratuitos. Pero la realidad de centenares d familias lo contradicen: los hospitales públicos están colapsados, así como las clínicas privadas, donde un seguro se puede consumir en cuestión de días.

La llegada de la segunda ola de la pandemia aumenta la presión sobre el ya precario y colapsado sistema de salud de Venezuela, uno de los peores de América.

Según denuncias reiteradas de gremios médicos y líderes políticos opositores, esta situación se podía prever y controlar con una mejor estrategia epidemiológica el esperado auge del coronavirus en Venezuela.

Maduro apostó en su momento a liberar el tránsito de personas durante los días feriados, como en carnaval, cuando las playas abarrotadas encendieron las  alarmas sobre un previsible aumento en el número de casos.

Lea también: Cómo atender a un paciente de covid en casa, según médico Julio Castro

«En Venezuela se tienen los mejores tratamientos del mundo para el coronavirus. Son los tratamientos gratuitos», dijo Maduro.

Pero el número de vacunas en el país es insuficiente para inmunizar a la población prioritaria (sanitarios y adultos mayores) y en realidad el régimen le ha dado prioridad a la vacuna para los propios dirigentes civiles  y militares.

A la fecha, en el territorio venezolano solo hay 250.000 dosis de Sputnik V y 100.000 de Sinopharm, la vacuna china, y el gobierno chavista no ha hecho público el plan de vacunación.

Vacunas sí pero no

Al respecto, la ministra de Ciencia y Tecnología, Gabriela Jiménez, afirmó en el mismo evento con Maduro que esta primera generación de vacunas permite una protección contra el virus, “pero no una inmunización total”.

“Las personas vacunadas si no se cuidan se pueden contagiar”, dijo la ministra, citada por medios oficialistas de propaganda.

“Puedes contagiarte y puedes transmitir el virus. Lo que impide es que te enfermes gravemente”, explicó.

“No debemos banalizar el uso del tapaboca en espacios íntimos. Por la confianza que tenemos con familiares y amistades, a veces nos relajamos. Usar mascarilla es la medida de protección más poderosa contra el SARS-CoV-2.”, dijo la ministra en su cuenta en Twitter.

Maduro prepara a Nicolasito, su futuro “heredero bolivariano”

En las más férreas dictaduras los autócratas salen del poder por enfermedad, vejez o la muerte, como acaba de ocurrir con la salida de Raúl Castro y otros dirigentes del Partido Comunista con promedio de 90 años de edad y 60 en el poder. Pero cuando dan ese paso suele aparecer “el sucesor” que se ha ido forjando de la mano del autócrata. ¿Se encamina Venezuela a un modelo en donde impera la sucesión por encima del voto elector?