<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Protestas en Yaracuy: Más de 30 personas detenidas y la alcaldía de Chivacoa fue quemada

Según varias organizaciones no gubernamentales y representantes de la oposición, las fuerzas policiales chavistas han arremetido contra los ciudadanos que protestan de manera legítima ante la falta de gua potable, gasolina y gas doméstico. Incluso han detenido a los protestantes sin ninguna justificación

Protestas en Yaracuy: Más de 30 personas detenidas y la alcaldía de Chivacoa fue quemada

Agentes de seguridad dispersaron con gases lacrimógenos manifestaciones en el oeste de Venezuela, donde la policía detuvo a una treintena de personas tras cuatro días de protestas para exigir mejoras en los servicios públicos en plena pandemia, denunciaron varias ONG y diputados.

Las manifestaciones surgieron en siete municipios del estado de Yaracuy (oeste), incluyendo su capital San Felipe, de 237.000 habitantes, informó el independiente Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS) en Twitter.

Grupos de manifestantes con tapabocas de tela coreaban «¡Militar, escucha, esta es también tu lucha!» ante un piquete de miembros de la Guardia Nacional, equipados con material antidisturbios en una vía de Yaritagua, una localidad de 136.000 habitantes en Yaracuy, el sábado 26 de septiembre.

Momentos después, uniformados lanzaron bombas lacrimógenas y las personas huyeron, constató la AFP.

Las autoridades respondieron «con represión a los justos reclamos de la población», usando «bombas lacrimógenas», denunció la ONG Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (Provea).

Según Foro Penal, organización defensora de derechos humanos, 31 personas fueron detenidas durante las manifestaciones de los últimos días. Entre los arrestados hay «al menos dos adolescentes», señaló su director, Alfredo Romero, en Twitter.

De momento, las autoridades no se han pronunciado sobre los arrestos.

«Estamos cansados», se quejó con el tapabocas en el cuello Carmen Quintero, habitante de Yaritagua. Esta ama de casa de 62 años dijo sentirse «prácticamente en un holocausto» en plena pandemia de covid-19 en Venezuela, con unos 71.000 contagios y 591 fallecidos, según cifras oficiales.

Venezuela permanece en cuarentena desde marzo para frenar el avance del virus. Desde entonces, se ha agudizado la crisis social aunque las manifestaciones políticas han perdido fuerza, según el OVCS.

«Estoy sin gas, sin agua, ahora viene el racionamiento de luz, sin gasolina (…). Salimos a protestar para desahogar esa rabia que tenemos dentro», contó Quintero a la AFP.

Ante lo ocurrido en Yaracuy, la diputada opositora Adriana Pichardo prevé una «oleada de protestas que simplemente responde a la necesidad de un pueblo» y no a convocatorias partidistas.

«Podrían decir que no estamos liderando y es porque esto es un acto absolutamente espontáneo» al que «el régimen (de Nicolás Maduro) va a responder con más violencia», señaló la parlamentaria a la AFP.

De acuerdo con Marino Alvarado, activista de Provea, desde hace dos semanas se han incrementado las protestas «relacionadas principalmente con servicios públicos».

Un sábado muy movido

Según periodistas y políticos de oposición, las fuerzas policiales del chavismo respondieron a las protestas del 26 de septiembre con excesivo uso de la fuerza, lo que generó un siniestro en la alcaldía de Chivacoa.

De acuerdo con la web NTN24, «en medio de las manifestaciones en varias ciudades de la entidad, periodistas confirmaron que la sede de la alcaldía de Chivacoa había sido quemada».

La ciudad de Chivacoa está ubicada en el municipio Bruzual del estado Yaracuy.  De acuerdo con NTN24, «desde horas de la mañana la policía municipal tomó las principales vías del Estado, luego de otras jornadas de protestas en días anteriores».

Carlos Iván Suárez, periodista venezolano que es corresponsal de @Tvvnoticias y y @VivoPlayNews, confirmó el suceso.

Al momento de redactar esta nota, no estaban claras las causas del incendio. Se presume que podría haber sido una consecuencia de los enfrentamientos entre las fuerzas policiales chavistas y los manifestantes.

Representantes de la oposición dijeron que Los ciudadanos fueron atacados con lacrimógenas

Suárez publicó un video en el que se aprecia que adultos mayores en Chivacoa se ven afectados por gases de las bombas lacrimógenas arrojadas por la Guardia Nacional Bolivariana.

Igualmente, la web Espacio Público, asociación civil que promueve y defiende la libertad de expresión, denunció que durante las protestas un ciclista, de nombre Gary Calvette, fue detenido por registrar los hechos.

La misma organización dijo que la Guardia Nacional Bolivariana detuvo «arbitrariamente» a un joven de 16 de años en el municipio Peña.

A tempranas horas, de este sábado, la periodista y exdirectora de información de la gobernación del estado Yaracuy, Rosangel Navas, publicó un video en el que se observa a manifestantes llegando a la sede de la alcaldía en Bruzual.

Posteriormente, en otro clip, se puede ver la represión de organismos de seguridad del Estado venezolano.

 

Cinco heridos y cinco detenidos

Ya el viernes 25 de septiembre, agentes de seguridad dispersaron protestas contra los deficientes servicios públicos en dos localidades de Venezuela con saldo de cinco manifestantes detenidos y cinco heridos, dijeron el viernes oenegés y opositores.

Habitantes de las localidades de Nirgua y Sabana de Parra, en el estado Yaracuy, salieron por tercer día consecutivo a las calles para reclamar mejores servicios entre ellos los de agua potable y gas doméstico, dijo a la AFP Marino Alvarado, activista de la ONG Provea, defensora de derechos humanos.

La policía de Yaracuy y la Guardia Nacional actuaron «haciendo uso excesivo de la fuerza» contra los manifestantes, dijo el activista.

«Esta es la respuesta a las protestas pacíficas de trabajadores y vecinos» en Nirgua, tuiteó el independiente Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS), difundiendo un video en el que ve a dos uniformados arrastrando a un hombre por el asfalto, flaqueados por otros uniformados con armas largas, mientras los lugareños corren alrededor.

El diputado opositor por Yaracuy, Biaggio Pilieri, difundió en Twitter un video que muestra a manifestantes de Nirgua gritando «¡El pueblo unido, jamás será vencido!» frente a agentes de seguridad. Momentos después, se escuchan dos detonaciones y termina la grabación.

Provea contabiliza cinco detenidos y otros cinco heridos, dijo Alvarado, sin precisar detalles sobre la gravedad de las lesiones.

De momento, las autoridades no se han pronunciado.

Las protestas ocurren en medio de una cuarentena imperante desde marzo para combatir el covid-19 en Venezuela, con 70.406 casos confirmados y 581 fallecidos, según cifras oficiales.

Aunque las manifestaciones políticas han perdido fuerza, la crisis social se ha agudizado con la pandemia, sostiene el OVCS.

Dicha organización documentó este viernes más de cuarenta manifestaciones «principalmente cierres de calle y concentraciones» en 17 de las 24 entidades del país, escribió en Twitter, adjuntando imágenes de grupos pequeños de manifestantes sosteniendo pancartas con mensajes como «queremos agua» y «el pueblo sin gasolina».

La protesta ha sido en su mayoría pacífica

Alvarado asegura que, desde hace dos semanas, se han incrementado las protestas «relacionadas principalmente con servicios públicos».

En Venezuela, según el OVCS, se produjeron más de 4.000 protestas durante el primer semestre de 2020, la mayoría en exigencia de derechos básicos como alimentación o mejoras de servicios públicos. Han dejado más de un centenar de detenidos, varias decenas de heridos y cuatro fallecidos.

El país caribeño atraviesa la peor crisis de su historia reciente, con servicios colapsados y una recesión encaminada a su séptimo año. En el interior de Venezuela, la escasez de gasolina es crónica y hay constantes cortes de electricidad que pueden durar días.

Esta nota se hizo con información de AFP

Argentina: a 65 años de la “Revolución Libertadora”

Juan Domingo Perón mostró desde el inicio de su gobierno (1946) una tendencia a la hegemonía política, en abierta contradicción con el ideal democrático. Aunque el movimiento surgido el 16 de julio de 1955 intentó revertir al peronismo, tuvo el efecto contrario por la intolerancia del gobierno que encabezó el general Pedro Aramburu